BIENVENIDOS AMIGOS PUES OTRA VENEZUELA ES POSIBLE. LUCHEMOS POR LA DEMOCRACIA LIBERAL

LA LIBERTAD, SANCHO, ES UNO DE LOS MÁS PRECIOSOS DONES QUE A LOS HOMBRES DIERON LOS CIELOS; CON ELLA NO PUEDEN IGUALARSE LOS TESOROS QUE ENCIERRAN LA TIERRA Y EL MAR: POR LA LIBERTAD, ASÍ COMO POR LA HONRA, SE PUEDE Y DEBE AVENTURAR LA VIDA. (MIGUEL DE CERVANTES SAAVEDRA) ¡VENEZUELA SOMOS TODOS! NO DEFENDEMOS POSICIONES PARTIDISTAS. ESTAMOS CON LA AUTENTICA UNIDAD DE LA ALTERNATIVA DEMOCRATICA

domingo, 25 de septiembre de 2011

ELIDES ROJAS: EL PERFIL DEL CANDIDATO

Mucho se habla por estos días del perfil de los candidatos que se presentan para las elecciones del 2012, incluidas las primaras. La gente se pregunta ¿cuál es el perfil individual del presidente, más allá del candidato? Eso, sin hablar del programa de gobierno, aunque eso es tema para otro espacio.
Quienes no ven en el castrochavismo la opción que favorezca al futuro del país, tienen una visión opuesta, totalmente opuesta. Y saben qué Hugo Chávez y su combo no es lo que más conviene al país de cara a los próximos años. Del otro lado se habla de una figura joven, bien formada, seguramente bilingüe, con buena experiencia en materia de gerencia pública, sin prejuicios, integradora, sin compromisos que pongan en peligro la soberanía del país sea con Estados Unidos, sea con Cuba, sean con cualquier otra nación. Con un horizonte de avanzada, de muy buen criterio en materia de solidaridad social y equidad. Honesto, con la verdad como arma fundamental, que no sepa de todo, que gerencie correctamente, descentralizador, que se ubique en el lado de la globalización moderna y justa. Pero, especialmente, que sea realmente venezolanista, un luchador verdadero por los intereses de su país, de sus ciudadanos y del bienestar de todos. Un demócrata, pluralista y que gestione con participación de verdad verdad.
Por ahí va la cosa.
Del lado del chavismo, como no hay más nadie, sino Chávez, Chávez y más Chávez, necesariamente hay que concluir que el perfil deseado es el que ya estamos viendo. Es decir, que una parte de la población, que ya no es mayoría, independientemente del cáncer y del lamentable estado físico del presidente, se plantea mantener un perfil personal y de gobierno que apunta al militarismo directo y sin disimulo. Que se queda con un militar, además cupular, que procedió por la vía de la violencia y el golpismo a tomar el poder. Se pronuncia por el castrismo, no por el socialismo moderno. Se queda con el modelo Cubano y el esquema de vida y sociedad de Fidel Castro. Mentiras, manipulación y propaganda, mucha propaganda como principal arma argumental. La amenaza y la violencia, el uso de las armas, la exhibición del uniforme cubano y la entrega del país a cubanos y a cualquiera que le siga la corriente, no en lo ideológico sino en lo personal. Eso basta, Como se ve nada nuevo. Es lo mismo que se ha visto hasta ahora. Y la promesa básica es la misma.
Un perfil, además, muy manoseado por la historia. Populismo, promesas, engaños. Regalos, chantajes, divisionismos, exclusión. Separación por partidos y colores. División según posición política. Eliminación paulatina, por simple estrategia, del sector privado. Si pudiera lo hiciera como su padre putativo Castro, de un solo golpe. Miedo al adversario, pánico al adversario, como lo demuestran las inhabilitaciones de vergüenza que dejó para la historia el difunto atendiendo órdenes del jefe, como se desprende la inhabilitación de Leopoldo López. Eso es miedo parejo.
Ese perfil de gerente castrista ya pasó sus mejores momentos. Además, ya el país se otorgó su cuota de autodestrucción por tiempo suficiente. Y ya no aguanta más. Aguantarán los cubanos, esclavizados y pacientes. Ni siquiera el petróleo aguanta la múcura de este perfil de cachucha.
Twitter: @ejrl

EL ENVÍO A NUESTROS CORREOS AUTORIZA PUBLICACIÓN, ACTUALIDAD, VENEZUELA, OPINIÓN, NOTICIA, REPUBLICANO LIBERAL, DEMOCRACIA, LIBERAL, LIBERALISMO, LIBERTARIO, POLÍTICA, INTERNACIONAL, ELECCIONES,UNIDAD, ALTERNATIVA DEMOCRÁTICA

LA PRÓXIMA SEMANA APARECERÁ EN COLOMBIA EL LIBRO "CHÁVEZ PERDIÓ: HONDURAS SE SALVÓ", DEL PERIODISTA ESPAÑOL RICARDO ANGOSO (DESDE COLOMBIA)

La próxima semana será distribuido en todas las librerías y puntos de venta de Colombia el libro del periodista español Ricardo Angoso, "Chávez perdió: Honduras se salvó", donde se narran y examinan los acontecimientos ocurridos en este país centroamericano desde un 28 de junio del año 2009, en que para algunos hubo un golpe de Estado y, para otros, un simple recambio institucional que atendía al orden político y constitucional honrdureño. 


Honduras se salvó porque no cayó en las manos de Chávez, ahora es una democracia libre, pero los riesgos siguen presentes tras la llegada del ex presidente Zelaya.
HONDURAS: EL VERDADERO GOLPE DE ESTADO AL DESCUBIERTO
El 28 de julio de 2009, en un acto previamente anunciado, el presidente de Honduras, Manuel Zelaya, fue depuesto aparentemente por los militares y forzado a salir del país hacia Costa Rica. Para la comunidad internacional, el asunto estaba claro: se trataba de un golpe de Estado en el sentido clásico de la palabra. Sin embargo, cuando se conocen los antecedentes de este hecho y los planes nunca ocultados del presidente Zelaya, una simple marioneta del presidente venezolano, Hugo Chávez, se verá que las cosas son muy distintas.
Zelaya era el verdadero cerebro del verdadero golpe de Estado que se pretendía perpetrar el 28 de junio, en donde había convocado a los hondureños en una consulta ilegal para perpetuarse en el poder, sentar un régimen de carácter neopopulista siguiendo la estela de los países bajo la órbita de Chávez y disolver las instituciones políticas y legales de Honduras.
Los militares, siguiendo el mandato  constitucional que le habían entregado las instituciones hondureñas, tan sólo cumplieron el papel que tenían asignado dentro del sistema político. El verdadero golpista, si hubiera llegado a cumplir con sus intenciones, era Zelaya. El presidente hondureño, obedeciendo las directrices de Chávez, ya había unido a su país a la ALBA y encaminado su política exterior hacia países como Cuba, Irán, Nicaragua y la misma Venezuela. Aparte del proyecto reeleccionista de Zelaya, estaba en juego la inclusión de Honduras en la órbita del bloque castrochavista. Además, cinco meses después de este aciago 28 de junio, el presidente nombrado por el legislativo hondureño, Roberto Micheletti, organiza con éxito unas elecciones generales que culminan con la crisis. La democracia hondureña se había salvado, Chávez había fracasado inicialmente en sus planes. Pero la amenaza continúa.
rangoso@hotelquintadebolivar.com

EL ENVÍO A NUESTROS CORREOS AUTORIZA PUBLICACIÓN, ACTUALIDAD, VENEZUELA, OPINIÓN, NOTICIA, REPUBLICANO LIBERAL, DEMOCRACIA, LIBERAL, LIBERALISMO, LIBERTARIO, POLÍTICA, INTERNACIONAL, ELECCIONES,UNIDAD, ALTERNATIVA DEMOCRÁTICA

RAFAEL BELLO: MIEDO EVIDENTE

La economía en estado de quiebra y en el orden social problemas de gravedad extrema
Y es que cada día se pone en evidencia la desesperación del régimen que quiere meter miedo cuando el miedo en verdad los aterra. La desbandada está en camino y saben que se hunde el barco. Llega a su fin un triste capítulo de la vida venezolana que deja un panorama desolador producto de la ambición de poder y la irracionalidad. Dos elementos sobre los cuales el autoritarismo se manifiesta en violencia y atraso.
Ese estado de inestabilidad emocional de los condenados por la vindicta pública los lleva a una situación de impaciencia ante lo inevitable. Unos se consumen en su desgracia personal, mientras otros tantos, buscan apropiarse de cuanto le es posible porque ya no tienen regreso.
La situación política y económica de Venezuela es terrible. La economía en estado de quiebra y en el orden social problemas de gravedad extrema. Es el resultado de no percatarse a tiempo de las exigencias de corregir el rumbo cuando sonaron las alarmas y las reformas de entonces se quedaron represadas en la irresponsabilidad del olvido. Por eso ahora el tiempo nos devuelve el compromiso de la unión para la democracia. Tenemos que percatarnos de ello porque la experiencia de estos años es terriblemente cruel.
Vamos a salir adelante con la fuerza de una sociedad que no se venció ante la adversidad, sino más bien, tomó en sus manos los medios del civilismo para llevar al lugar donde debe estar lo más funesto de nuestra historia republicana.
Ya se siente la fuerza de la sociedad venezolana en la determinación de limpiar la casa y desterrar para siempre trances sombríos del aventurerismo militarista totalitario. Tenemos que transitar con espíritu creador la democracia para la reconstrucción de la nación. Ese es el rumbo que marca la historia y orienta el porvenir de la Patria. Llamamos a la responsabilidad. Hay oportunistas que mueven sus tentáculos.

EL ENVÍO A NUESTROS CORREOS AUTORIZA PUBLICACIÓN, ACTUALIDAD, VENEZUELA, OPINIÓN, NOTICIA, REPUBLICANO LIBERAL, DEMOCRACIA, LIBERAL, LIBERALISMO, LIBERTARIO, POLÍTICA, INTERNACIONAL, ELECCIONES,UNIDAD, ALTERNATIVA DEMOCRÁTICA

VÍCTOR RODRÍGUEZ CEDEÑO: EL ENTREGUISMO BOLIVARIANO

La aspiración de Guyana de extender la Plataforma Continental hasta 350 millas náuticas, de acuerdo con la Convención sobre Derecho del Mar de 1982, de la cual, por cierto, Venezuela no es parte, obliga a algunas reflexiones sobre todo por que se trata de una cuestión de interés fundamental del Estado: su integridad territorial, cuestión que desprecia el régimen bolivariano que recurre constantemente a la “defensa de la soberanía nacional en su lucha contra el imperio” lo que no es mas que otra de las tantas contradicciones que caracterizan el comunismo criollo disfrazado de revolución bolivariana.
La solicitud de Guyana formulada a la Comisión de Límites de la Plataforma Continental, en virtud del artículo 76-1 de la Convención, afecta de manera directa y muy seria el tratamiento de la controversia que tienen los dos países sobre el territorio que se extiende a la margen izquierda del río Esequibo desde su nacimiento hasta su desembocadora en el Atlántico, una disputa que debe ser examinada de conformidad con el Acuerdo de Ginebra, de febrero de 1966. Los derechos de Venezuela sobre ciertas áreas, especialmente su proyección atlántica, fundados en el frente de dicho territorio, desde Punta Arenas hasta la desembocadura del Esequibo, resultan afectados de manera muy seria, ante el silencio del régimen, el cual no ha reaccionado debidamente ante éste y otros actos y comportamientos de Guyana, incluso, acerca de las decisiones arbitrales  que establecen las fronteras entre Barbados y Trinidad y Tobago (abril/2006) y entre Guyana y Surinam (set/2007), lo que debilita nuestra posición y afecta la integridad territorial y los intereses de Venezuela.
Independientemente de las cuestiones de fondo sobre la reclamación y la titularidad de Venezuela, se impone conocer cuestiones jurídicas fundamentales de orden general que al parecer ignoran los osados bolivarianos que conducen el país al desastre, incluso de sus fronteras.
Es sabido que el Estado tiene plena capacidad para asumir compromisos internacionales mediante su participación en los tratados o acuerdos internacionales o en el proceso de formación de la costumbre internacional, fuentes principales de Derecho Internacional según lo enuncia el artículo 38 del Estatuto de la Corte Internacional de Justicia (CIJ). Pero además, aunque es menos sabido, el Estado puede asumir obligaciones internacionales al formular actos unilaterales, generalmente expresados en forma de declaraciones;  y, mediante comportamientos que sin ser actos en el sentido estricto del término pueden producir determinados efectos juridicos.
La Asamblea General de la ONU, en base al Informe de la Comisión de Derecho Internacional, adoptó en 2006 un conjunto de Principios que regulan los actos unilaterales. En su Preámbulo se les define como aquellos que “adoptan forma de declaraciones formuladas por un Estado con la intención de producir efectos jurídicos en virtud del Derecho Internacional”. Estos actos son cada vez más frecuentes en las relaciones internacionales. Los representantes del Estado, es decir, el Jefe de Estado o de Gobierno, el Ministro de Relaciones Exteriores y otros autorizados para ello pueden actuar y comprometer al Estado, lo que ha hecho que los funcionarios con tal capacidad se muestren prudentes en sus declaraciones. La jurisprudencia internacional ha considerado que esas declaraciones pueden producir efectos jurídicos si son formuladas con tal intención (Caso de los Ensayos Nucleares,  Francia/Australia y otros, CIJ.1974) lo que hace que el Estado deba cumplirlas de buena fe. Un Estado puede adquirir derechos derivados de una declaración formulada por otro Estado y exigir que se respeten las obligaciones que emanan de ellas. (Principio Rector 1); de la misma forma, un Estado puede asumir obligaciones por determinados comportamientos activos o pasivos, como por ejemplo, dentro de estos últimos, el silencio, ante un declaración o un acto distinto o comportamiento de otro Estado lo que puede significar aquiescencia o consentimiento tácito con las consecuencias jurídicas que de ello se derivan.
El Estado que declara o actúa o deja de actuar ante una determinada situación crea una expectativa en terceros y sobre esa base ellos pueden asumir derechos. El Estado declarante o que actúa unilateralmente está impedido por estoppel de comportarse de manera distinta posteriormente. Es decir, el Estado no podría asumir una actitud diferente a la expresada por su actuación o conducta unilateral. De esta manera ha asumido y válidamente, un compromiso internacional.
El entreguismo bolivariano, expresado mediante el silencio, es absolutamente reprochable.

EL ENVÍO A NUESTROS CORREOS AUTORIZA PUBLICACIÓN, ACTUALIDAD, VENEZUELA, OPINIÓN, NOTICIA, REPUBLICANO LIBERAL, DEMOCRACIA, LIBERAL, LIBERALISMO, LIBERTARIO, POLÍTICA, INTERNACIONAL, ELECCIONES,UNIDAD, ALTERNATIVA DEMOCRÁTICA

LUIS MANUEL AGUANA: “VEN A MI QUE TENGO FLOR” O LA CAJA DE PANDORA DE LA PROPIEDAD PRIVADA EN VENEZUELA

Hoy fue el estreno del nuevo video “Ven a mi que tengo Flor” de Ciudadanía Activa que muestra los efectos que la política de expropiaciones del gobierno de Hugo Chávez ha tenido sobre la capacidad productiva de nuestro país. El video solo muestra la punta del iceberg de las consecuencias que esta persecución castrocomunista tiene sobre el ciudadano común. Las intervenciones de los especialistas que comentaron al final la producción de Ciudadanía Activa, mi estimado amigo Alfredo Padilla del Movimiento para la Defensa del Patrimonio Familiar y la Prof. Isabel Pereira del CEDICE, fueron muy clarificantes en relación a las implicaciones de las violaciones al derecho de propiedad.
Sin embargo, en esta nota quisiera profundizar en algo que mencionó la Profesora Pereira y que complementó sin darse cuenta Alfredo Padilla en un asunto que considero de importancia fundamental en esta discusión y creo que lo estamos dejando de lado. La profesora indicó que de acuerdo a los estudios de CEDICE en lo único en lo que no esta polarizada la sociedad venezolana es en la propiedad privada. Y Padilla lo complementó indicando que la propiedad privada en los sectores populares se "defendería con la vida" ya que en esto se halla precisamente la vida de muchas personas de los sectores más humildes de la población. Esto nos pone sobre una bomba de tiempo.
Si ambos bandos estamos de acuerdo en la defensa de lo nuestro, como bien lo indican los estudios de CEDICE, y hasta con la vida, entonces ¿porque preocuparnos? La respuesta es que la inquietud estaría en que existe la intención cierta de parte del gobierno de lograr la imposición del modelo castrocomunista a través de las nuevas Leyes de Alquileres y de Costos y Precios Justos. Y al encontrar de frente la resistencia de la mayoría, mas del 80% según CEDICE, lo que sobrevendrá a continuación es la violencia por la defensa de lo que es nuestro. Lo que hace el gobierno entonces para someternos es abrir la Caja de Pandora al desatar los demonios de la violencia para terminar de imponer un modelo que sabe que no cala por ningún lado en el gentilicio del venezolano. O el sometimiento o la violencia. Esa es la amenaza que nos propone ahora el gobierno. Como dijo el señor de Cemex, en el video de Ciudadanía Activa: la pistola o la renuncia como mecanismo para quebrarte. ¡Vaya pandilla de malandros!
Cuando hicimos la denuncia del Censo 2011 como el instrumento que utilizaría el gobierno para informarse de la magnitud del problema de la propiedad, en especial de la situación de la vivienda, era porque el plan que se desarrolla tiene como objetivo liquidar la propiedad personal como ultimo bastión de nuestra resistencia al castrocomunismo chavista.
Pero ese cálculo que hace el gobierno tiene un error de base conceptual y olvida quienes somos los venezolanos cuando nos ponen estos retos de vida. Si no supiera que Chávez es de Sabaneta de Barinas, les juro que pienso que es cubano. No tiene ni idea de quienes somos los venezolanos, como toda esa caterva de inútiles que lo siguen. Pudo haber leído los libros de Historia Patria pero no los entendió. No le entró la esencia fundamental del porqué El Libertador se montó en el lomo de un caballo y libertó cinco naciones. No entendió la resistencia y el sacrificio de los jóvenes en La Victoria en 1812. O el pistoletazo de Antonio Ricaurte al volarse junto con las municiones en San Mateo. Como estudiante de la Academia Militar fue tan malo que no entendió de que se trataba la vaina! Es que no parece ni siquiera militar venezolano! Si Chávez pone a los venezolanos en la disyuntiva de la pistola o la renuncia creo que se va a encontrar con la sorpresa de su vida porque la estupidez de su planteamiento no tiene límites y la voluntad libertaria de este pueblo rebasa de largo su temeraria estupidez de querer someterlo, que es inmensa!
El video de Ciudadanía Activa nos pone de relieve una situación que denota la actitud del gobierno de querer someter a la población, pero también la actitud de los ciudadanos de que es posible, a través de una resistencia activa y tozuda, como lo demostraron los trabajadores de Polar en Barquisimeto, que el gobierno cede cuando se encuentra de frente con los verdaderos valores morales de los venezolanos. Como lo expresó acertadamente la Profesora Pereira, la libertad esta muy asociada con la propiedad. Le será imposible al gobierno quitarnos la propiedad sin quitarnos la libertad. Eso fue lo que ocurrió en la Cuba de los Castro, perdieron ambas cosas porque en realidad son una. Solo que aquí en Venezuela hay venezolanos, herederos de una impronta de libertad.
Hace poco leía de un conocido humorista venezolano en un diario capitalino algo que me llamó la atención: un pobre no extraña lo que no conoce. Se refería al vivir bien, a la calidad de vida. Y que eso lo introduce en un círculo vicioso de pobreza permanente que no lo deja levantar cabeza. Esto bien podría aplicarse a los cubanos que no han sabido desde varias generaciones lo que es vivir en libertad, lo que es tener algo que les pertenezca fuera de las migajas que les lanzan los Castro y su revolución. Tal vez sea por eso que tienen más de 50 años de opresión. En Venezuela desde la Independencia todas las generaciones de venezolanos han sabido lo que es tener libertad, incluso reconquistándola en algunos episodios históricos como en el caso de las dictaduras gomecista y perezjimenista. Y han sabido desde mucho antes de eso lo que es tener algo propio, producto del esfuerzo de su vida. Eso ya forma parte del acervo de cada familia, de cada persona en este país. Por eso es que, como lo indica CEDICE, coincidimos en eso y no estamos divididos, todos compartimos esos valores. Es por eso que me parece aberrante que un individuo egresado de la Academia Militar ignore que este pueblo lleva la libertad en la sangre y que dejó esa misma sangre desparramada en cinco naciones de este continente. ¿De donde le sale a este infeliz tratar de erigirse mandamás en un pueblo como este?
Recomiendo ampliamente que vean, analicen y difundan el video de Ciudadanía Activa, no porque la gente no conozca lo que está haciendo el gobierno para disminuir nuestra capacidad de respuesta como ciudadanos y el cercenamiento sostenido de nuestras libertades y Derechos Humanos. Eso ya ustedes lo saben. Lo recomiendo para que todos nos acordemos de quienes somos como venezolanos y que sabemos históricamente que respuesta darle a aquellos que piensan intimidarnos y amenazarnos, mostrándonos una pistola en un país de libertadores: en este juego de Truco que nos pone el gobierno, aquellos que intenten quedarse con el esfuerzo de mi vida se encontraran que tengo Flor.

Caracas, 24 de Septiembre de 2011

Blog: http://ticsddhh.blogspot.com/
Email: luismanuel.aguana@gmail.com
Twitter:@laguana

EL ENVÍO A NUESTROS CORREOS AUTORIZA PUBLICACIÓN, ACTUALIDAD, VENEZUELA, OPINIÓN, NOTICIA, REPUBLICANO LIBERAL, DEMOCRACIA, LIBERAL, LIBERALISMO, LIBERTARIO, POLÍTICA, INTERNACIONAL, ELECCIONES,UNIDAD, ALTERNATIVA DEMOCRÁTICA

CARLOS SCHULMAISTER: DEL INTEGRISMO AL RADICALISMO O COMO NOS CONSTRUIMOS INDIVIDUAL Y SOCIALMENTE LOS ARGENTINOS (DESDE ARGENTINA)

¿Dónde vio usted que estas revoluciones impliquen progreso alguno? La muerte de miles o de millones de personas por el capricho y el orgullo de los que mandan jamás será compatible con ninguna clase de progreso.

La corriente historiográfica del Revisionismo Histórico en Argentina, nacida en la década de 1930 pero con una tremenda influencia previa del integrismo católico en sus historiadores, especialmente en la heterodoxa versión maurrasiana, permaneció mucho tiempo en voluntaria reclusión entre las sombras de capillas y cenáculos católicos.

Treinta años después, por una suma de factores, se abrieron aquellas pesadas puertas que separaban a aquellos hombres cultos y solitarios del mundo y aquellas sus ideas comenzaron a recalar entre la gente, no sin una confusa mezcla de sentimientos opuestos como el tradicional rechazo integrista a la masa y a la plebe, por un lado, y el mandato cristiano de amar a los de abajo especialmente, por el otro.

Fue entre la juventud donde esa amalgama de cultura católica y rosismo prendió con fuerza hacia 1960. Su aparición más relevante ocurrió de la mano del Movimiento Nacionalista Tacuara, de pura derecha católica, que muy pronto segregaría su propia línea de izquierda. Ezcurra Uriburu y Joe Baxter  representaron entonces la culminación por derecha y por izquierda de la unión de la historiografía “nacional” (así llamada desde entonces por oposición a la “liberal”) con la política “nacional” basada en la voluntad. Voluntad sobrehumana en ambos casos, aunque con diferentes fuentes de origen e inspiración (una católica, fascista, nazi y antijudía; la otra atea, laica y procomunista).

El Revisionismo Histórico (me refiero siempre al clásico de origen nacionalista, aquél del rosismo y los caudillos) no benefició tanto a la historia científica como sí lo hizo con la expresión histórica más compleja de la política argentina -el movimiento peronista-, al cual permitió subsanar las carencias y ambigüedades historiográficas del movimiento creado por Juan Perón.

En efecto, proveyó a éste de un discurso nacionalista de los orígenes que le permitió echar raíces en los tres siglos de historia hispanoamericana previos a la ruptura con España, basado en la unión entre el idioma y la cultura española, la religión católica y el ejército argentino, a lo cual sumó un modelo social que sintetizaba el summum del destino deseado para la nación: el estanciero conservador.

Desde entonces, para diferenciarse y aventar suspicacias, el adjetivo “nacionalista” fue reemplazado en los libros y en la militancia por el término “nacional”. De todos modos, el Revisionismo Histórico continuó alineado a la vertiente indiscutidamente autodeclarada de derecha, que se convirtió inmediatamente en enemiga de cualquier otro revisionismo histórico posible, especialmente de aquellos que introdujeran concepciones clasistas en sus presupuestos.  

Para esta línea historiográfica, pues, todo lo que no entraba en los acotados límites de la voluntad nacional que guiaba la historia argentina desde afuera de ésta, como encarnación del sentido misional de la política -de esa concepción política integrista-  era visto por ella como periférica y peligrosa, en consonancia con su caracterización política de la razón caratulada de liberal para oponerla a la fe católica, la cual representaba el alfa y el omega de Argentina y de toda América latina, y más allá de ésta los de la España Eterna, y aún más allá a todos aquellos lugares que habían pertenecido al Imperio Romano, ámbito en  el cual la Iglesia Católica había pasado de perseguida a  oficial, y en el cual se había hablado durante más de mil años  el idioma latino, el mismo en el que se comunicaban el Cristo y los fieles en la Santa Misa.  

Cultura hispanófila y católica versus cultura anglosajona y protestante venía siendo y continuó todavía durante mucho tiempo más como un clásico de la historia unida a la política, tanto en Argentina como en la Hispanoamérica posterior a 1810.  

Lo anglosajón fue combatido desde los marcos del nacionalismo (rosismo), del nacionalismo popular (peronismo) y luego del nacionalismo popular revolucionario (peronismo revolucionario), siguiendo las tres etapas de la formación de la conciencia nacional difundidas en la década de 1970 por el revisionismo montonero.

En consecuencia, Jorge Luis Borges continuó siendo mala palabra en la cultura peronista, motivo por el cual jamás debía ser leído por los militantes y simpatizantes peronistas. Leer a Borges no servía para “hacer carrera” adentro de sus filas, a menos que fuera para combatirlo mejor. Lo mismo sucedía con Julio Cortázar. Éste y Borges eran los emblemáticos representantes de la antipatria. A la inversa, se decía que la obra de Marechal era inmensa, elevadísima, pero a ningún peronista le gustaba, y por más buena voluntad militante que se pusiera en su lectura habitualmente no se pasaba de una carilla de cualquiera de sus libros.

Conste que la izquierda argentina también acompañaba esa iconoclastia, pero lo hacía con sus propios fundamentos, obviamente, tan imbéciles como los “nacionales” (que nunca sabían muy bien cuando dejaban de ser tales para pasar a ser “nacionalistas” (cosa que éstos últimos sí sabían perfectamente bien respecto de las fronteras que los separaban de sus primos).
 
El núcleo duro del Revisionismo Histórico era la oposición insalvable entre el significado y sentido de Rosas y los caudillos federales, versus Rivadavia, Sarmiento, Mitre, Roca. Con una subdivisión interna entre los revisionistas respecto de Mariano Moreno, del cual existían tanto fanáticos seguidores como fanáticos enemigos.

El Revisionismo Histórico brindó hermosos y perdurables relatos de las bondades, sacrificios y sufrimientos de los buenos y de las maldades, crímenes y negociados espúreos de los malos.

Desgraciadamente, los historiadores, escritores y ciudadanos del campo liberal repitieron el mismo esquema pero a la inversa respecto al pasado histórico argentino, en tanto para el presente generaban sendos y correlativos campos de afecciones políticas y socioculturales antagonistas, los cuales se constituyeron mutuamente como enemigos mortales.

Como sucede siempre que se llega a una situación de oposición insalvable, el diálogo quedó paralizado en la frontera entre los dos campos ideológicos y políticos, siendo sustituido definitivamente por sendos y viejos monólogos de la Fe y la Voluntad hipostasiadas por un lado y de la Razón por  el otro –de donde habían nacido, ya en el siglo XIX, las bases filosóficas de ambas razones instrumentales opuestas de la política argentina.

Pero desde los años ´60 ya no fue necesario hacer investigación histórica pues los resultados exitosos de los respectivos relatos la tornaban innecesaria respecto de sus propias feligresías, sobre todo porque para investigar en cualquier campo, y especialmente en las ciencias sociales, es imprescindible contar con absoluta libertad pública y absoluta honestidad intelectual particular.

De modo que por ambas partes la historiografía continuó siendo lo que siempre había sido: militancia política. Militancia en la que la política nacionalista primero y peronista después, y la liberal del otro lado miraban constantemente hacia atrás, hacia los campos de batalla de la historia, donde los muertos ilustres de uno y otro bando continuaban combatiendo movidos por la pasión necrofílica de la posteridad.  

El componente mágico y religioso era, ciertamente, mucho más fuerte y vivo en el campo del Revisionismo Histórico, toda vez que se aprendía en la cultura peronista viva que no se podía ser buen peronista sin ser rosista, y a la vez nadie podía ser un verdadero y buen rosista si no era también un verdadero y buen peronista en los tiempos del presente; es decir… digámoslo de una vez… ¡si no se era también un fanático peronista! 

Ciertamente, la iconoclastia revisionista no pudo ingresar sistemáticamente en la educación ni ser blanqueada de alguna manera, salvo a cuentagotas y anecdóticamente, como cuando dejaba ingresar algunas referencias en torno a algunas etapas y personajes históricos (la Conquista de América, Rivadavia y el empréstito Baring Brothers, Rosas y la soberanía nacional, Urquiza, Sarmiento, Mitre, Roca y la Conquista del Desierto), pero sólo en relación con la capacidad intelectual y el coraje de algunos escasos profesores simpatizantes aunque escasamente formados en el Revisionismo Histórico, que tenían el coraje de ser consecuentes con sus convicciones.

Así hasta el día de hoy. La corriente opuesta, la de la historia liberal, jamás ha asumido su condición de corriente ideológica, sino que se considera y se vende simplemente como “la historia, naturalmente…”

Por consiguiente, para ambas líneas políticas la enseñanza de la historia argentina debía servir para animar y sensibilizar los espíritus de los alumnos a favor y en contra de los patriotas y los traidores respectivamente, a tenor de los respectivos puntos de vista y enfoques científicos e ideológicos de cada corriente, y de cuyo conocimiento nacería en los alumnos, supuestamente, la conciencia nacional imprescindible para acometer “las tareas de la hora”.

Esas tareas eran, invariablemente, destruir al campo social y cultural opuesto. Si bien esta “destrucción” fue inicialmente metafórica ya que en todo tiempo y lugar parecerá natural y justo que los buenos vivan y los malos mueran, en las décadas del ´60 y ´70 la metáfora pasó a ser realidad: para ser profesor de historia comprometido con la verdad había que ser simultáneamente apóstol católico o cristiano tercermundista, y no serlo significaba automáticamente ser apóstata, el peor pecado posible.

Pues bien, en esos años de delirios múltiples, junto con los nacionalistas católicos, los peronistas y los cristianos tercermundistas -funestos frutos tardíos del integrismo católico- también ocuparon la escena política los castristas, guevaristas, comunistas, chinoístas y trotzkistas, amén de otras derivas locas y ridículas –radicales todas-.

En todos los casos, los respectivos simpatizantes y militantes argumentaban histórica y políticamente a favor de sus particulares credos, doctrinas, partidos y movimientos que todo lo bueno estaba del lado propio y todo lo malo del lado de los otros. Así se construyeron mutuamente como enemigos desde posicionamientos absolutamente polarizados e irresolubles como no fuera por la aniquilación del contrario.

De esa manera, la acción política reforzaba el conocimiento del revisionismo histórico, y desde éste se contribuía al conocimiento y la militancia política consiguientes. Los resultados de aquel conocer y actuar consistían en agitar las pasiones colectivas del pasado y del presente, sometiendo a la historia a las misiones de la política, las cuales a su vez  eran determinadas por el pasado, es decir, por la historia, entendida solamente como el tiempo pasado que determinaba al presente para volver al pasado mítico del imaginario Edén de los orígenes de la nacionalidad.

De modo que ¡del futuro ni hablar! Y si se hablaba era sólo de un futuro utópico, lo cual invariablemente significa y entraña un desvío y un desvarío irracional hacia adelante, en correlato con pasados míticos y legendarios, es decir, mistificados.

Pero no se vaya a creer que en frente de todas esas sectas y subculturas radicales de izquierda, los restantes creadores y consumidores de ideas y de ideologías y practicantes activos y pasivos del arte de vivir en sociedad eran inocentes palomas, es decir, avecillas de paz. De ninguna manera, ellos también fueron cómplices, por acción o por omisión, como se es cómplice siempre en todos los tiempos y lugares, puesto que en el seno de la humanidad no existe lugar para la neutralidad. Y esto que acabo de decir, no es una sentencia apodíctica, de modo que no hace falta memorizarla para amarla ni demonizarla -ni a ella ni a mi- ya que es sólo una verdad sabida, sabida desde hace mucho, mucho tiempo atrás.

El grave cargo que hacemos a semejante unidad de concepciones y misiones como la que hemos comentado, como lo fue la del pensamiento y la acción consiguiente de signo integrista y radical, por ende violenta, orgullosa y autoritaria, es que de ella resultó y resultará siempre lo contrario de lo que históricamente se propuso realizar, por lo menos de aquello que en tal sentido asumió explícitamente, pues “lo otro” no lo sabemos, o no lo sabemos nosotros, o no sabemos todo, y quizá nunca lo sepamos..

El sentido natural de la vida es su proyección hacia el futuro, jamás hacia el pasado como obsesión ni como rémora, características que se hallan presentes -¡paradojalmente!- en toda posición que como aquella conjunción epistémica y práctica  de los años de plomo, que se asumía como revolucionaria, y que por consiguiente presuponía un salto, un atajo, una anticipación en el tiempo cronológico de la historia.

¿Por qué digo esto? Porque las revoluciones que hemos conocido en el siglo XX, es decir, pensadas, organizadas, ejecutadas e impuestas por la fuerza por minorías sobre mayorías, no aceleran el tiempo histórico como habitualmente creen sus cultores más finos sino que ocurre exactamente todo lo contrario.

Lo que acelera el tiempo es la evolución, el andar tranquilo y armonioso de la evolución. El criterio que verifica lo que digo es objetivo, y es el progreso real de la humanidad.

¿Dónde vio usted que estas revoluciones impliquen progreso alguno? La muerte de miles o de millones de personas por el capricho y el orgullo de los que mandan jamás será compatible con ninguna clase de progreso.

De modo que a esta altura de la presente nota, su lectura ha de encerrar alguna utilidad, algún sentido que justifique haberlo hecho, no le parece? Mientras usted reflexiona y saca sus conclusiones yo diré que deseo que nadie formule respuestas a ninguna pregunta como si fueran las únicas realmente existentes, verdaderas y buenas. Pero si lo hace, por lo menos no las transmita, especialmente no lo haga con quienes lo aman y admiran, como suelen hacerlo los hijos y los discípulos. No les transmita sus propios odios para que ellos sientan un deber moral heredarlos y retransmitirlos a su vez.

Por favor, no lo haga.

Carlos Schulmaister
carlos@schulmaister.com

EL ENVÍO A NUESTROS CORREOS AUTORIZA PUBLICACIÓN, ACTUALIDAD, VENEZUELA, OPINIÓN, NOTICIA, REPUBLICANO LIBERAL, DEMOCRACIA, LIBERAL, LIBERALISMO, LIBERTARIO, POLÍTICA, INTERNACIONAL, ELECCIONES,UNIDAD, ALTERNATIVA DEMOCRÁTICA

LA BAJA DEL PRECIO DEL PETRÓLEO Y DEL ORO AFECTAN NUESTRA ECONOMÍA..- RED POR LA DEFENSA AL TRABAJO, LA PROPIEDAD Y LA CONSTITUCIÓN.


LA BAJA DEL PRECIO DEL PETRÓLEO Y DEL ORO AFECTAN NUESTRA ECONOMÍA.
El gobierno tiene que entender que la alta dependencia de los precios del petróleo nos va a crear dificultades, los expertos consideran como inevitable una baja en los precios de las materias primas incluyendo el petróleo, como salida a la crisis económica mundial.
Los grandes consumidores como la India, China y Estados Unidos han disminuido su consumo al aplicar políticas de ahorro energético y desaceleración de su economía. Venezuela por la caída de la actividad económica privada y su dependencia en el gasto y la inversión publica es altamente vulnerable a los precios del petróleo para cubrir las importaciones y el funcionamiento del aparato gubernamental. Hoy no tenemos otros productos de exportación importantes que puedan cubrir la caída del ingreso en divisas por la baja futura en los precios del petróleo.
La actividad productiva del país es dramática por la caída del sector privado, afectado por regulaciones y confiscaciones que han disminuido su capacidad de producir hasta mas del 50% en los últimos 12 años y un sector empresarial publico deficitario que no produce la cantidad de productos de acuerdo a su capacidad instalada; donde las empresas privadas que pasaron a publicas han perdido parte de su capacidad de producir.
Nuestra expectativas de importaciones de alimentos supera los 8.000 millones de dólares para este año y el total de importaciones los 40.000 millones de dólares. Las reservas internacionales del Banco Central están altamente dependientes del precio del oro
ya que son mas del 60%, lo cual significa que si el precio de este metal continua bajando nos complicarían más nuestra situación.
Hoy el país depende de lo que tengamos guardado en el FONDEM como salvaguarda a la caída de la economía mundial y cualquier potencial baja en los precios del petróleo y el oro.
Vicente Brito
Presidente
EL ENVÍO A NUESTROS CORREOS AUTORIZA PUBLICACIÓN, ACTUALIDAD, VENEZUELA, OPINIÓN, NOTICIA, REPUBLICANO LIBERAL, DEMOCRACIA, LIBERAL, LIBERALISMO, LIBERTARIO, POLÍTICA, INTERNACIONAL, ELECCIONES,UNIDAD, ALTERNATIVA DEMOCRÁTICA
<