BIENVENIDOS AMIGOS PUES OTRA VENEZUELA ES POSIBLE. LUCHEMOS POR LA DEMOCRACIA LIBERAL

LA LIBERTAD, SANCHO, ES UNO DE LOS MÁS PRECIOSOS DONES QUE A LOS HOMBRES DIERON LOS CIELOS; CON ELLA NO PUEDEN IGUALARSE LOS TESOROS QUE ENCIERRAN LA TIERRA Y EL MAR: POR LA LIBERTAD, ASÍ COMO POR LA HONRA, SE PUEDE Y DEBE AVENTURAR LA VIDA. (MIGUEL DE CERVANTES SAAVEDRA) ¡VENEZUELA SOMOS TODOS! NO DEFENDEMOS POSICIONES PARTIDISTAS. ESTAMOS CON LA AUTENTICA UNIDAD DE LA ALTERNATIVA DEMOCRATICA

sábado, 5 de septiembre de 2015

JOSÉ DOMINGO BLANCO (MINGO), ¿NOS ESTÁN ANIMALIZANDO?

Venezuela transita por la crisis más cruenta jamás vista en nuestra historia. Quizá, por eso llamó mi atención un término que acuñó el abogado Juan Carlos Sosa Azpúrua, en la entrevista que le hice el pasado lunes, para explicar la razón por la cual hemos llegado a niveles tan deplorables. El régimen, a su juicio, en estos largos y miserables 17 años, logró la “animalización de la Sociedad Civil”. Si a ello le sumamos el éxodo masivo de venezolanos (en su mayoría clase media, profesional, trabajadora y productiva) cansados del juego político que han llevado adelante el régimen y la dirigencia opositora, obtenemos el caldo de cultivo perfecto para que el desgobierno “siga usurpando el poder”, como aseguró mi entrevistado.

De nuestra conversación, rescato algunos de sus planteamientos porque son un llamado a esa población que, en momentos puntuales de estos años de Chavismo-Madurismo, logró frenar sus intenciones. “Nuestro problema surgió cuando le entregamos el testigo a la dirigencia opositora, y ésta comenzó a cohabitar y cogobernar con el régimen, legitimándolo”.

En más de una ocasión, he escuchado a algunos voceros asegurar que nuestra crisis actual puede solventarse con las próximas elecciones del 6 de diciembre. Sin embargo, para Juan Carlos Sosa Azpúrua, ese tipo de comentario es nocivo porque, “cuando a los electores se les vende una ilusión, y esa no se ve satisfecha, lo que viene después es mucha rabia, depresión y decepción. Eso condimenta aún más el caldo de una situación intolerable a punto de estallar”.

Sosa Azpúrua advierte que el asunto con las parlamentarias es “que se le han creado a los electores unas expectativas que no se pueden cumplir. Porque en esa Asamblea, en un país gobernado por un régimen totalitario, no se puede hacer nada de lo que están prometiendo los candidatos al parlamento”.

“El país no está para elecciones en el contexto que estamos sufriendo. El régimen ha demostrado, después de 17 años en el poder, que no tiene ninguna capacidad para corregir los problemas, sino que, por el contrario, los crea conscientemente. Los que están en el poder, no tienen ninguna intención de que el Bolívar recupere su valor, de que el aparato productivo se reactive, que la gente tenga empleo, que Venezuela esté en la comunidad internacional como un país serio y no como uno forajido. El objetivo de esta gente –la que usurpa el poder, porque ellos perdieron la legitimidad de ejercicio y la legitimidad de origen cuando se ′robaron′ las elecciones pública y notoriamente- es empobrecer a la sociedad, volvernos completamente miserables”.

Porque, para el abogado, volvernos miserables, es característico de los regímenes totalitarios y comunistas. “Cuando la gente de la supuesta oposición le da trato y legitimidad, y están dispuestos a cohabitar y a cogobernar con el régimen, te das cuenta que, en ese aspecto, la política está entregada. Tampoco vemos una lucha por salir del problema de raíz, sino, básicamente, el planteamiento es seguir poniéndole pañitos calientes a un enfermo que está en etapa terminal.  Se lucha solo en el plano electoral. Y como el régimen ha sido muy astuto, crea elecciones todos los años. Los circos electorales se montan anualmente y entonces todo se cubre con una gran cortina de humo, donde el único objetivo del país se reduce a votar o no votar. Y la dinámica de la discusión política y la de los problemas pasa a un tercer plano. Aquí no hay debate político. Sólo se escucha el argumento de que hay que salir a votar porque, en la medida en que la MUD vaya conquistando espacios políticos, vamos a tener posibilidades de salir de esta pesadilla a través de una vía bonita, democrática y pacífica. Simplemente, manchar el dedo de morado: esa es la gran lucha por Venezuela”, reflexiona.

Le comento, en medio de la entrevista, que cifras recientes le dan a la oposición MUD una gran ventaja en las parlamentarias; e indican que el oficialismo estaría perdiendo por 30%. Le recuerdo que 70% de los encuestados evalúa negativamente la gestión de Maduro, sin dejar a un lado su popularidad, la cual alcanza tan sólo un 24%. ¿Con estos escenarios, se puede ganar unas parlamentarias?  Pero, Sosa Azpúrua responde que estas cifras son la repetición de lo que siempre hacen las encuestadoras: vender un triunfalismo. “Siempre se genera el momentum para hacer creer que por la vía electoral se puede lograr el objetivo. Si revisamos los más recientes estudios, nos hacen creer que en el 2010 perdimos las elecciones, cuando en realidad, la oposición logró 51% de los votos. Sistemáticamente, hemos venido siendo mayoría. Desde el año 2004, cuando se robaron el referéndum revocatorio, hemos sido mayoría. Han venido ocurriendo fraudes sistemáticos que la MUD ha decidido silenciar. No ha dado el golpe a la mesa para romper el juego macabro que controla el régimen. Porque la dinámica que está en este momento en marcha le permite a la MUD tener una participación política activa. La Asamblea es un símbolo de poder muy importante y dudo que el régimen vaya a perderlo. Cuando eso ocurra, los analistas dirán que Maduro logró cohesionar al país, gracias al sentimiento nacionalista que despertó. Y le echarán la culpa a la abstención. Mareando a la gente con una matriz de opinión en la que solo importa si votas o no votas. Si votas eres bueno. Si no votas eres malo”.

“En el 2002, cuando la sociedad tenía el poder, su fuerza hizo que cayera el régimen. En el 2004, también con la sociedad civil al frente, ganamos el Referéndum Revocatorio. Ese triunfo y el fraude que se cometió como consecuencia, fue lo que hizo que se produjera la famosa abstención del 2005; pero, la sociedad civil se organizó y demostró que más del 75% del país quería salir de esa pesadilla. Con esa acción se deslegitimó a la Asamblea y al Consejo Nacional Electoral. El problema estuvo en que le pasamos el testigo al sistema político. Y éste nos traicionó porque no desmanteló al CNE, ni pidió la depuración del sistema electoral. Por el contrario: solicitó el cronograma para las elecciones presidenciales, se puso en campaña y reconoció a los diputados del PSUV que fueron electos con menos del 15% de los votos”, señala.

En momentos difíciles hay que pedir propuestas. Soluciones. Sin titubear, responde que la Sociedad Civil tiene que reorganizarse, aun cuando se encuentre debilitada. “Hay que pedir la renuncia de Maduro del cargo que usurpa. Establecer un gobierno de transición, depurar al país y limpiar sus instituciones. La Sociedad Civil tiene que despertar de nuevo y quitarle el testigo a la dirigencia de los partidos, porque ellos entregaron la política. Ellos cogobiernan con el régimen. Estamos secuestrados por un régimen al que le interesa mantenernos animalizados. La Sociedad Civil tiene que solicitar la restitución del orden constitucional. Como venezolanos tenemos el derecho de reaccionar y trascender el tema electoral. No podemos seguir entrampados en lo electoral, porque seguimos metidos en el terrero de un juego que controla completamente el régimen. No estamos solucionando el problema. Están reduciendo nuestra dignidad de seres humanos. Nos están tratando como animales y esa es la mayor violencia que puede haber”.

José Domingo Blanco (Mingo)
mingo.blanco@gmail.com
@mingo_1

EL ENVÍO A NUESTROS CORREOS AUTORIZA PUBLICACIÓN, SIN COMUNISMO UN MUNDO MEJOR ES POSIBLE, ESTO NO PUEDE CONTINUAR, TERCERA VIA, DESCENTRALIZAR, DESPOLARIZAR, RECONCILIAR, DEMOCRACIA PARLAMENTARIA, LIBERTARIO ACTUALIDAD NACIONAL, VENEZUELA, NOTICIAS, ENCUESTAS, ACTUALIDAD INTERNACIONAL,

SOLEDAD MORILLO BELLOSO, EL POPULISTA


El populista es un ser humano muy particular y despreciable. No tiene empacho alguno en lanzar una larga ristra de promesas que bien sabe no podrá cumplir. Le hace creer a la gente ingenua que tiene en sus manos la solución a todas las calamidades. Más aún, pasa de los dichos a los hechos y nomás se encarama en el coroto, arranca a dar limosnas muy bien maquilladas que hace que todo aquel con necesidad de algún oasis en medio de las penurias sienta que lo que ha recibido es apenas la primera parte, que luego vendrá más. El que recibe no pregunta de dónde viene esa dádiva. Se le suele insinuar que los fondos para eso provienen de lo que, haciendo justicia, se les ha quitado a unos poderosos que lo tenían en el estado de calamidad en que se encontraba.

El populista jamás rinde cuentas. Se coloca por encima de los viles mortales que están bajo su égida, pues él o ella entra en la categoría de semidiós salvador. No se hace problema en declarar que tiene plata pública guardada bajo el colchón. Por donde camina va repartiendo limosnas y besuqueos. Su discurso está plagado de cifras incomprobables. Siempre redondea para arriba.

El populista no gobierna, comanda épicas. Siempre está en campaña. Todo es "histórico", "heroico", "magno". Su narrativa grandilocuente siempre incluye batallas. No tiene ni la menor idea de qué va eso de la gerencia pública. Ni le interesa aprender. Bocazas de profesión, es capaz de dar discursos de horas, sin que ello suponga aporte alguno al acervo intelectual. Es un despilfarrador nato. En realidad jamás ha producido ni un céntimo, pues se las ha arreglado para enchufarse desde temprana edad en los espacios donde el Estado lo mantenga y luego no ha hecho otra cosa que buscar cargos públicos que le sirvan de trampolín. Suele ser encantador en el verbo, lisonjero y adulón. Planifica bien cada gesto y cada frase. De hecho, ensaya frente al espejo. Lo suyo es una permanente puesta en escena; siempre está actuando en un teatro que él o ella llama "gobierno". Le caracteriza la improvisación. Sorprende a sus colaboradores con decisiones inconsultas, de las cuales ellos se enteran cuando escuchan los anuncios. Su inmenso ego no cabe dentro de su cuerpo. En cualquier discurso, la palabra "yo" se repite incesantemente, incluso más que el otro vocablo favorito: "pueblo". Son idólatras de los símbolos patrios y elevan a la categoría de santos a los próceres. Y presentan sus textos como biblias incunables. Revientan la historia y la hacen calzar a sus propios intereses. Usan la legislación para hacer de sus decretos auténticos mandamientos que se deben cumplir a rajatabla, so pena de caer en desgracia y proscripción.

La historia universal está repleta de historias de jefes de Estado y presidentes populistas. Todos sin excepción mintieron con desparpajo, todos sin excepción se erigieron como mesías, todos sin excepción destruyeron a sus países. Todos sedujeron a las personas con vanas promesas, llevaron a la bancarrota a sus naciones y dejaron una estela de obras a medio hacer y de primeras piedras.

En América Latina abundan. Andan de cacería de tontos útiles. Eso es lo que somos para ellos. Parece que necesitáramos que nos mientan. Adictos como somos a las lisonjas, caemos en sus engaños. Y luego nos lamentamos. Cuando ya es tarde. ¿Será que algo aprendimos?

Soledad Morillo Belloso
soledadmorillobelloso@gmail.com
@solmorillob

EL ENVÍO A NUESTROS CORREOS AUTORIZA PUBLICACIÓN, SIN COMUNISMO UN MUNDO MEJOR ES POSIBLE, ESTO NO PUEDE CONTINUAR, TERCERA VIA, DESCENTRALIZAR, DESPOLARIZAR, RECONCILIAR, DEMOCRACIA PARLAMENTARIA, LIBERTARIO ACTUALIDAD NACIONAL, VENEZUELA, NOTICIAS, ENCUESTAS, ACTUALIDAD INTERNACIONAL,

OVIDIO PÉREZ MORALES, CONVERSIÓN ECOLÓGICA

Conversión es un término denso. Significa cambio, pero implica mucho más. Toda conversión es cambio, pero no viceversa. El caminar es sucesión de cambios. Pero lo de san Pablo en el camino de Damasco fue conversión.

La conversión es un cambio en profundidad. De corazón. La vida adquiere un nuevo sentido. Cuando Jesús comenzó el ejercicio de su misión, exhortó a sus oyentes a convertirse ante la proximidad del Reino de Dios (Mc. 1, 15).

El 24 de mayo Francisco nos ha lanzado la invitación-desafío a una conversión ecológica con su formidable encíclica Laudato Sí sobre el cuidado de la casa común. No propone el papa simplemente el cambio de algunos comportamientos irresponsables respecto del ambiente, los cuales están llevando a desastres patentes. Lo que formula es de gran trascendencia y suma hondura: la reformulación radical de nuestra relación con el ambiente (naturaleza, tierra, mundo).

Francisco recoge y enriquece notablemente la enseñanza de pontífices cercanos como Juan Pablo II (quien ya había usado el término conversión ecológica) y le da un desarrollo actualizado y sistemático en la encíclica. Introduce de lleno lo ecológico en el ámbito de la reflexión teológica, así como en el de la vida y espiritualidad cristiana. De la periferia conceptual y práctica traslada la cuestión al campo de la fe y del actuar del creyente. Consiguientemente al de la misión de la Iglesia, la evangelización y, por ende, al del diálogo ecuménico, interreligioso, interhumano.

Hablando de términos densos, Francisco emplea igualmente otro, el de comunión, para precisar el tipo de conexión de la espiritualidad del cristiano con el propio cuerpo, la naturaleza y las realidades de este mundo.

Comunión en sentido propio, estricto, expresa la íntima relación, el compartir, el encuentro, entre personas. Jesús nos ha revelado a Dios como comunión –perfecta, inefable– en cuanto es, en su unicidad (Dios es uno y único), interrelación personal trinitaria, “familia divina”: Padre, Hijo y Espíritu. Dios no es soledad.

En esta “lógica” de unidad, el mensaje cristiano subraya, como objetivo del proyecto divino creador-salvador, la comunión de los seres humanos con Dios y de los seres humanos entre sí. Dicho plan (la Biblia lo denomina Reino o Reinado de Dios) tiende a la realización, desde el aquí y ahora del peregrinar terreno, de una gran fraternidad universal, íntimamente unida a la Trinidad divina. El gran signo e instrumento de ese proyecto unificante es Jesucristo, el Hijo de Dios hecho hombre, quien para tal fin ha asociado históricamente a su Iglesia.

La noción o categoría comunión ofrece la clave –núcleo articulador– para entender el mensaje cristiano en su coherente integralidad. En este contexto se entiende por qué Jesús ha dejado como mandamiento máximo aquello que precisamente construye comunión, a saber, el amor.

La conversión ecológica lleva a entender y vivir la relación con el entorno natural en términos de comunión (tomando este vocablo aquí en acepción amplia). No era otra la visión del poverello de Asís al tratar al sol, a la luna, a los animales como hermanos, y a la tierra como madre. El encuentro con Jesucristo reformula las relaciones del cristiano con el mundo que lo rodea. Proteger “la obra de Dios es parte esencial de una existencia virtuosa, no consiste en algo opcional ni en un aspecto secundario de la experiencia cristiana” (LS 217).

“El cuidado de la naturaleza es parte de un estilo de vida que implica capacidad de convivencia y comunión” (LD 228). Una ternura con las cosas que refleje la ternura con los prójimos. Una ecología integral, global, conjuga el relacionamiento del ser humano con su entorno natural, su multiforme comunidad histórica, la Trinidad divina. El cuido del ambiente se entreteje así con el de la polis pequeña y grande. La conversión ecológica pide hacer del hábitat la “casa común” de una genuina fraternidad abrazada al Dios-Amor. Hermosa y exigente visión cristiana, que se propone en apertura dialogal.

Ovidio Perez Morales
coroconcert@hotmail.com
@OvidioPerezM

EL ENVÍO A NUESTROS CORREOS AUTORIZA PUBLICACIÓN, SIN COMUNISMO UN MUNDO MEJOR ES POSIBLE, ESTO NO PUEDE CONTINUAR, TERCERA VIA, DESCENTRALIZAR, DESPOLARIZAR, RECONCILIAR, DEMOCRACIA PARLAMENTARIA, LIBERTARIO ACTUALIDAD NACIONAL, VENEZUELA, NOTICIAS, ENCUESTAS, ACTUALIDAD INTERNACIONAL,

ARGELIA RIOS, MADURO, UN AVE DE PASO

Para los aspirantes a relevarlo sería vital que Maduro haga el trabajo sucio del ajuste

Chávez habría aplicado el más brutal de los ajustes económicos sin necesidad de rendirle mayores cuentas al país. Quienes hoy embisten a Maduro por invocar un pragmático recetario fondomonetarista, no le hubieran chistado al comandante. Al contrario, estuvieran exaltando su ingenio para mercadear la estafa. Hasta Giordani lo habría aclamado por su brillante reinterpretación del “Plan de la Patria”, a través de la cual el rudo catálogo “neoliberal” en ciernes quedaría sellado ante los auditorios rojos como un deslumbrante “movimiento táctico”, imprescindible para avanzar más tarde hacia un “salto adelante” en el socialismo “a la venezolana”.

Los “viudos del modelo” que hoy se enfrentan a Maduro son dolientes negados a superar el desconsuelo causado por la muerte de Chávez. Son gentes alteradas por las señales del ocaso del “proceso” y confundidas, también, por las muy extrañas circunstancias en que se dio la escogencia del inefable sucesor del líder único: una figura inferior, cuyo inmerecido ascenso solo encontraría explicación -según el comadreo endógeno- en un cálculo donde “el heredero” apenas tendría el carácter de una efímera “ave de paso”.

En las intrigas internas se asegura que ante la ausencia del comandante cualquiera que hubiere sido su sucesor inmediato habría resultado aplastado por el efecto erosivo de las comparaciones. Por eso, habría sido obligante sacrificar a un perro fiel de pobre equipaje personal, para resguardar a otros mejor dotados, en la espera de que figuras superiores a Maduro (¿?), y llegado un momento límite, encararan el desafío de recuperar lo que sin duda -con o sin Maduro- se perdería en los meses más previsiblemente complejos que sobrevendrían tras la desaparición del difunto.

El “momento límite” -ese que correspondería al instante en el cual la decadencia de los respaldos populares colocaría al “proceso” ante una ruina insalvable- es, de hecho, la inquietud que requema al elenco revolucionario, incluyendo a quienes se han puesto del lado de Maduro en esta cuita contra la ortodoxia ideológica. Para los aspirantes a relevarlo sería vital que Maduro haga el trabajo sucio del ajuste, aunque con ello se iniciara la dolorosa y angustiante cuenta regresiva de su presencia en Palacio.

Dotados ahora de un poder que supera al que Chávez les concedió, los milicos siguen de cerca el jaleo. Ellos también juegan y serán clave en esta historia, porque son los que mandan: de la FANB dependerá cualquier plan B al que la revolución eche mano si el viraje estimulara un deslave… Sí, es cierto: la oposición no tiene vela en ese entierro, pero bien le vendría acumular méritos para obtener una que le permita al menos influir en esas dramáticas eventualidades.

Argelia Rios
argelia.rios@gmail.com
@Argeliarios

EL ENVÍO A NUESTROS CORREOS AUTORIZA PUBLICACIÓN, SIN COMUNISMO UN MUNDO MEJOR ES POSIBLE, ESTO NO PUEDE CONTINUAR, TERCERA VIA, DESCENTRALIZAR, DESPOLARIZAR, RECONCILIAR, DEMOCRACIA PARLAMENTARIA, LIBERTARIO ACTUALIDAD NACIONAL, VENEZUELA, NOTICIAS, ENCUESTAS, ACTUALIDAD INTERNACIONAL,

SUMITO ESTÉVEZ, ¿POR QUÉ YO NO PODRÍA VOTAR POR EL CHAVISMO?

1983 es el año en que me gradué de bachiller. También fue el año en que mi papá tuvo el accidente. Pero antes de contarles sobre aquello que mantuvo a mi padre hospitalizado durante casi dos años, uno de ellos sin poder moverse de la cama, y antes de contarles que yo estudié Física y luego me hice cocinero, déjenme empezar por contarles quién es quién en mi familia.

Mi padre es hijo de María Laprea y de Aquiles Nazoa, el poeta. La historia sobre por qué él es Nazoa y mi padre es Estévez es larga de contar, así que mejor la dejamos para otro día. Lo importante acá es que mi abuela es de San Fernando de Apure y mi abuelo de El Guarataro, en Caracas. Es decir: yo no tengo abuelos paternos adinerados que le dejaran herencia o negocios a mi padre. Todo lo contrario: cuando mi abuelo murió ni siquiera tenía casa propia. La casa que tiene mi abuela, que sí es propia, se la regalaron gracias a una vaca que hicieron los artistas amigos de mi abuelo cuando murió, para ayudarla.
Yo tengo un tío famoso. Se llama Claudio Nazoa. Jamás ha vivido fuera de Caracas y le conozco sólo cuatro direcciones: Casalta, Caricuao, La Pastora y ahora la casa de mi abuela. Es decir, toda mi familia paterna es del oeste de Caracas y sólo han vivido allí.
Mi madre es de la India y, casualmente, también es hija de un escritor. De un escritor comunista, como lo era también mi abuelo Papaquiles, que es como yo le decía cuando era niño. A mi abuelo de la India le decía “darlli”, que es algo así como abuelo, según mi mamá, que es quien sabe hablar como hablan allá. La familia de mi mamá tampoco es de dinero: por lo visto eso de ser escritor es mal negocio. Tampoco a mi mamá le dejaron herencia o alguna propiedad.
La primera (y única) casa de mi mamá la compró cuando yo tenía 15 años. Allí vive todavía. Hasta que yo tuve quince años, mi mamá vivía alquilada.
La primera (y única) casa de mi papá, la construyó cuando yo tenía 18 años. Allí vive todavía. Hasta que yo tuve dieciocho años, mi papá vivía alquilado.
II
Mi mamá y papá se conocieron en la Unión Soviética, porque allí ambos estudiaron sus carreras universitarias. Mi papá es Físico y mi mamá es Filóloga. Por las fotografías, se ve que fueron muy felices durante esos seis años en Moscú. Y, claro, eran comunistas. Cuando terminaron sus carreras, se vinieron a Venezuela y toda su vida profesional transcurrió dando clases en la Universidad de los Andes, hasta que se jubilaron. Mi mamá y mi papá son docentes jubilados. Ambos le dieron todo su esfuerzo a este país. Sólo a este país. Su meta fue formar nuevas generaciones y lo lograron.
Tengo dos hermanos y una hermana. Para no hacer esta historia muy larga, permítanme contarles sólo una pequeña historia de mi hermana. Fue chelista muchos años porque la formó ese gran proyecto que es el Sistema Nacional de Orquestas Juveniles. Eso fue por allá en el año 1983, o quizás antes. Ella es la única que estudió en una universidad privada, pero lo hizo porque allí estaba la carrera que quería y lo logró porqué el gobierno le dio un crédito. FundaAyacucho se llamaban esos créditos. Y aunque casi todo el mundo los usaba para estudiar en el exterior, ella quiso quedarse. La beca la consiguió solita, sin pedirle ayuda a mi papá ni usar palanca. Mi hermana es tan inteligente que sacó 20 en la carrera y FundaAyacucho la premió condonándole toda la beca.
Ahora volvamos a 1983, cuando mi papá tuvo el accidente y yo me graduaba en el Liceo Libertador de Mérida. El accidente de tránsito de mi papá fue un espanto: pasó un año en cama y otro año hospitalizado en rehabilitación. Durante esos dos años su hogar fue el Hospital Pérez Carreño, en Caracas. Por suerte estaba casi al lado de la casa de mi abuela. Mientras mi papá estaba hospitalizado, yo entré a estudiar Física en Mérida y pronto conseguí un salario como preparador. Tenía 18 años y empecé a vivir con Patri, mi ex esposa, en un anexo de 10 metros por 3 que era como una mansión para nosotros. Patri también trabajaba. Los dos ganábamos sueldo mínimo. Al igual que mi mamá, mi papá, mis abuelos y yo, Patri es eso que llaman de izquierda. Patri es colombiana, pero llegó muy chiquita. Su papá era obrero textil.
¡Y casi me olvido de Misael! Misael es como mi hermano, pero no es mi hermano. Mejor dicho: es como hijo de mi papá pero no es su hijo. Mi papá lo conoció hace poco más de treinta años en una feria de ciencias en el liceo que hay en Bailadores, una población campesina de Mérida. Misael es hijo de campesinos. Recuerdo perfectamente que cargaban un camión con verduras y se iban por carretera a venderlo a todos los rincones de este país. Misael terminó estudiando Física como mi papá y como yo. Luego se fue becado para ir a Alemania y a España. Hoy trabaja como profesor en la Universidad de los Andes. Misael es de las personas más geniales que conozco. Su obsesión ha sido inventar y construir aparatos que ayuden a las personas que han perdido movilidad. Saco cuentas y Misael debe estar por jubilarse. Nunca se lo he preguntado, pero probablemente Misael también es de izquierda. Tiene pinta.
III
Mi familia nunca supo hacer dinero y ninguno hizo negocio. De todos, el único que medio salió así fui yo. Hago negocios, pero eso sí: al igual que todos los que me han antecedido, no me han dejado ni herencia ni propiedades. Y vivo en mi casa, la única que tengo.
Pertenezco a una familia a la que le desesperaba ver pobres por un lado y corruptos por el otro. Lo que es peor: sentíamos que era un ciclo sin fin. Nos formaron para querer luchar contra las desigualdades. Nos formaron para entender que socialismo no es una utopía sino una posibilidad de un mundo más justo. Vivíamos en un mundo muy injusto. Venezuela era muy injusta.
Y todos votamos por Chávez.
No lo digo a modo de confesión ni de mea culpa. Chávez no ganó porque le regalaran la elección: ganó porque representaba la esperanza de una Venezuela menos desigual. Pero tampoco es que Chávez ganó en 1998 en una Venezuela destruida.
No. En esa Venezuela que encontró Chávez a mi padre lo salvaron y cuidaron en un hospital público. Nunca pagó un centavo.
En esa Venezuela que encontró Chávez el presidente era enemigo ideológico de mi abuelo y, aun así, el Estado le pagó el entierro.
En esa Venezuela que encontró Chávez los hijos de Raúl Estévez y Anusuya Singh, es decir: mis hermanos y yo, estudiamos en colegios públicos toda la vida. Mis padres nunca pagaron un centavo.
En esa Venezuela que encontró Chávez mi hermana aprendió a tocar cello en un sistema público y luego fue becada por el gobierno para ser psicopedagoga.
En esa Venezuela que encontró Chávez el hijo de un campesino terminó siendo profesor de Física en la universidad, mientras su padre vendía sus verduras por las carreteras asfaltadas del país.
En esa Venezuela que encontró Chávez, mi abuela, esposa de poeta, mis padres, hijos de poetas, y mis tíos, hijos de poeta, pudieron comprar casa propia.
En esa Venezuela que encontró Chávez, Patri y yo pudimos vivir solos con el sueldo mínimo de ambos. Y, de paso, con el tiempo comprarnos un Fiat Tucán usadísimo.
Y es válido que ustedes se pregunten a estas alturas: “¿Y entonces? Si todo era tan chévere, ¿por qué éste votó por Chávez?” Ya lo dije: no éramos un país destruido, teníamos cosas muy buenas, pero había pobres y corruptos.
IV
Mi madre está jubilada, ya lo dije. Y le mando mensualmente dinero, porque con lo que gana sería imposible que pudiese comer. Tiene 79 años y toda la vida le gustó la leche, en particular la leche en polvo. No puedo mandarle. Y me da una impotencia enorme saber que durante sus últimos años siente que haberlo dado todo por este país no fue suficiente.
Vivo en una Venezuela donde quien va a un hospital público o estudia en un colegio público lo hace porque no tiene opción: porque es pobre.
Ya dos adolescentes enamorados no podrían vivir alquilados si ambos ganan sueldo mínimo. Y el hijo de un campesino jamás podrá llegar a ser profesor de Física en una universidad. Y si muere un poeta que se oponga al Presidente de la República, no será reconocido por el Gobierno. El mismo Gobierno que, a falta de obras contundentes, presenta al Sistema Nacional de Orquestas como si fuera un invento de ellos.
Ni siquiera yo, que soy negociante, podría hoy comprarme una casa propia. Mucho menos quien decide ser profesor universitario.
Vivo en una Venezuela en la que hoy domingo, día en que escribo esto desde las entrañas, venía en mi bicicleta luego de rodar muchos kilómetros y decidí descansar en la sombrita del puesto de la policía de tránsito en la entrada a la vía hacia el aeropuerto de la isla de Margarita, para agarrar aire y seguir. Y ahí tenían parado a un camionero andino y recordé a la familia de Misael. El señor decía: “Tengo tres días intentado montarme en el ferry (que ahora es del gobierno) y ahora usted me pide plata”. Tenía los ojos aguados, lo juro, mientras decía “Ya la mitad de las zanahorias se me pudrieron” y el policía ni siquiera lo miraba. Ya tampoco hay carreteras para que un campesino andino pueda vender su siembra por todo el país.
Voté por Chávez en 1998 porque sentí que los que hasta ese momento habían gobernado seguirían haciendo las cosas igual. Voté por él porque era el diferente. Pero ya el chavismo demostró que tenemos la misma desigualdad, los mismos corruptos y, además, todo aquello que servía ha sido destruido.
Yo no voto por la MUD porque dejé de ser de izquierda. Votaré por la MUD porque sigo siendo de izquierda. Y porque, además, sé que si voto por el chavismo todo esto seguirá igual
Sumito Estévez
@sumitoestevez

EL ENVÍO A NUESTROS CORREOS AUTORIZA PUBLICACIÓN, SIN COMUNISMO UN MUNDO MEJOR ES POSIBLE, ESTO NO PUEDE CONTINUAR, TERCERA VIA, DESCENTRALIZAR, DESPOLARIZAR, RECONCILIAR, DEMOCRACIA PARLAMENTARIA, LIBERTARIO ACTUALIDAD NACIONAL, VENEZUELA, NOTICIAS, ENCUESTAS, ACTUALIDAD INTERNACIONAL,

CESAR GUILLEN CITTERIO, OBAMA Y EL FORO.

La geopolítica estratégica de Obama, a ratos parece confusa y hasta ambigua. Toda vez que la mojigatería populista del presidente norteamericano en los últimos años, produjo un desbalance que fue aprovechado por sus rivales, la extrema izquierda y por el radicalismo islámico del medio oriente.

En lo domestico, la política de amplitud y tolerancia a la inmigración indiscriminada, que vista por los interesados era una decisión justa y hasta obligatoria, pero que para la ciudadanía nativa norteamericana  es una medida que atenta contra la estabilidad social y económica de su país.
En lo exterior, la Rusia de Putin aprovechó la distensión para aumentar su oferta energética en Europa e intentar tomar por la fuerza territorios de sus antiguos camaradas y vecinos. La China neo-colonial, que ya acusa el rigor del mundo del capital y el trabajo decente y no esclavo como el que existe en ese país, trata con su expansión y crecimiento abarcar no solo el área Asia-Pacifico su espacio natural, sino también  afirmarse en Latinoamérica y penetrar en la Eurozona.
La apertura política con la Habana, se ha disfrazado por ambos bandos. Uno como el final de la guerra  fría y el otro como una estrategia revolucionaria de avanzada. Lo cierto es que todavía no está claro el final de este acercamiento. Lo que sí está claro es que USA, tiene los hilos de esa apertura.
Por otro lado el Foro de sao Paulo, que ante su inevitable hundimiento, realizó en México su encuentro nº 21 tratando de oxigenarse ante el desplome y fracaso de la estrategia que lideran Fidel, Lula y los radicales de siempre. Con el mismo estribillo de los 60, se dieron cita para “El intercambio de ideas de las fuerzas progresistas y de izquierda de esta región del mundo”, y  para la “creación de una escuela de cuadros socialistas” debido al “Éxito de la izquierda latinoamericana liderada por la Habana”.
Llamó la atención la estridente defensa de la revolución Bolivariana y a sus dirigentes señalados por crímenes de lesa humanidad (Venezuela, sufraga los gastos de tan contradictorio y desfasado foro)  “Quienes sufren el asedio de estados unidos y el ataque de la derecha internacional”, por supuesto que “sorpresivamente” Cuba ahora no figura dentro de esa agresión de la derecha imperialista.
Con tal ambigüedad y las ya obsoletas arengas antimperialistas, solo tratan de mantener a toda costa sus sistemas ya superados ampliamente. Es ya más que evidente el colapso económico de sus miembros más importantes: Argentina, Brasil, Venezuela y Ecuador. Rodeados de corrupción y despilfarro.
Con el marco de uno de los presidentes más irresolutos de USA. El foro neocomunista hace el último intento de detener la derrota que se les avecina a toda esta generación de colaboradores y serviles de  Fidel Castro, que como ya es su costumbre los traicionó abiertamente, al optar por el modelo capitalista norteamericano para el futuro de su país.
Cesar Guillen Citterio
cesarguillencittrerio@gmail.com

EL ENVÍO A NUESTROS CORREOS AUTORIZA PUBLICACIÓN, SIN COMUNISMO UN MUNDO MEJOR ES POSIBLE, ESTO NO PUEDE CONTINUAR, TERCERA VIA, DESCENTRALIZAR, DESPOLARIZAR, RECONCILIAR, DEMOCRACIA PARLAMENTARIA, LIBERTARIO ACTUALIDAD NACIONAL, VENEZUELA, NOTICIAS, ENCUESTAS, ACTUALIDAD INTERNACIONAL,

PABLO AURE, ¿QUIÉN DIJO QUE SOLO LAS FICHAS DE PARTIDOS SON LOS ÚNICOS QUE PUEDEN SER PRESOS O PERSEGUIDOS POLITICOS?

Para ser preso o perseguido politico no necesariamente hay que pertenecer a un partido politico. En nuestro caso, llevamos14 meses confinado en Carabobo. Lamentablemente aquellos "dirigentes políticos" que dicen preocuparse por las persecuciones politicas, hacen mutis cuando el político perseguido no está inscrito en un partido.

Recuerdo perfectamente cuando el año pasado algunos demagogos decían que los nombres de presos y perseguidos serían tomados en cuenta para formar parte de la próxima Asamblea Nacional, El tiempo les descubrió sus mentiras, pues en acá en Carabobo, especificamente en el circuito tres solo tomaron en cuenta a quien era ficha de un partido político, porque en lo que a mi respecta hicieron todo lo necesario para impedirlo (y lo lograron).
Competimos en las primarias del 17 de mayo, llegamos de 2do con casi 12mil votos, el regimen inhabilitó injustamente a quien ganó (perseguido ficha de partido), pero al mismo tiempo componendas de cogollos "opositores" me inhabilitaron a mi, evitando que representara mi circuito. Pero pa'lante.
Dicen que la política la inventó el diablo, porque está llena de componendas y de traiciones. Seguiré luchando por lo que siempre lo hemos hecho, por nuestros principios y valores sin hipotecar la conciencia; con tranquilidad siempre podremos rendir cuentas por lo que hemos sido. Permaneceremos con la frente en alto porque nadie podrá señalarnos como traidor o desleal.
Leal con quienes en mi han confiado, con mi familia, con mis verdaderos amigos, con mis vecinos y con aquellos que sin conocerme personalmente han creido en nuestras luchas.
Apretado abrazo y recuerden HAY QUE VOTAR, si queremos cambiar la manera de hacer politica TENEMOS QUE PARTICIPAR.
Aqui les dejo en la grafica, copia de la medida de prohibición de salir de Carabobo y la obligación de presentarme cada 15 dias a tribunales, lo cual he cumplido a cabalidad desde el 26 de junio de 2014. ¿Soy o no soy preso y perseguido político? Esa medida no fue por investigaciones sobre irregularidades administrativas o delitos comunes, fue por mi participación en las protestas del año pasado. Que por cierto, todas las imputaciones en mi contra han sido elaborads en el laboratorio de la mentira. ¡NADIE NOS CALLARÁ!

Pablo Aure
pabloaure@gmail.com
@pabloaure

EL ENVÍO A NUESTROS CORREOS AUTORIZA PUBLICACIÓN, SIN COMUNISMO UN MUNDO MEJOR ES POSIBLE, ESTO NO PUEDE CONTINUAR, TERCERA VIA, DESCENTRALIZAR, DESPOLARIZAR, RECONCILIAR, DEMOCRACIA PARLAMENTARIA, LIBERTARIO ACTUALIDAD NACIONAL, VENEZUELA, NOTICIAS, ENCUESTAS, ACTUALIDAD INTERNACIONAL,

MARIO GUILLERMO MASSONE, NUESTRA FRONTERA: EL 6D

Mientras el presidente Santos anuncia un consejo de ministros en Cúcuta, invitando al cuerpo diplomático, los medios de comunicación y a los representantes de los organismos internacionales a constatar por sí mismos la situación fronteriza, del lado venezolano está restringida la presencia de periodistas y medios de comunicación independientes, nacionales y extranjeros. ¿Por qué será?

En similar actitud, el gobierno del presidente Nicolás Maduro no quiere que sus pares observen cómo se realizan y desenvuelven las circunstancias electorales en su país, en las elecciones parlamentarias que han de celebrarse el 6 de diciembre de este año. El presidente de la Asamblea Nacional, que debe representar el cerebro, la razón que se expresa en ley, no quiere que sus colegas diputados de otras naciones viajen a Venezuela para constatar por sí mismos el proceder ejemplar de nuestras instituciones. El mismo poder electoral se niega a exhibir en la vitrina al sistema de votación más perfecto y transparente del mundo. En la feria internacional de las elecciones, quien más se las hecha es quien no muestra a los demás lo que dice tener. Es como si en un club de carros, el miembro que dice tener el carro más perfecto, más bueno y más hermoso, se niegue a que los demás lo observen, se sienten y se deleiten con sus virtudes.
¿Existe alguna razón plausible para que un presidente que afirma que en su país tienen el más perfecto de los sistemas electorales, a su vez, en torno a la observación internacional, grite: “!No lo aceptaremos jamás, ni seremos monitoreados por nadie!”. Es como decir: “Tengo el último modelo con más caballos de fuerza, más aerodinámico y más rápido que existe… ¡Pero me niego a que ustedes lo vean!”. Y alguno le dirá: “Oye, recuerda que esto es un club de carros. Aquí traemos nuestros carros y los comparamos. Exhibimos nuestros logros.”
Solo pensando, me pregunto cuántos votos a favor habría en la OEA si el punto de agenda fuera la observación internacional para las elecciones del 6 de diciembre en Venezuela. ¿Existiría algún voto en contra de observar el mecanismo de los mecanismos democráticos respirar en Venezuela?
Si de observar se trata, observamos, y está a la vista de todos, que desde hace rato las instituciones han cruzado la línea fronteriza que separa lo racional de lo irracional en el ejercicio del poder público nacional en Venezuela. Se han puesto del lado contrario del imperio de la ley, la independencia y separación de poderes, la responsabilidad y rendición de cuentas; es decir, se han sacudido todo límite en su actuar. Por eso no quieren que los observe la comunidad de naciones.
Al menos legalmente, no se pueden suspender las elecciones; pues si asumimos el Artículo 7 de la Ley Orgánica sobre Estados de Excepción (“No podrán ser restringidas, de conformidad con lo establecido en los artículos 339 de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela, 4.2 del Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos y 27.2 de la Convención Americana sobre derechos Humanos, las garantías de los derechos a: 13° La participación, el sufragio y el acceso a la función pública) nuestro espíritu ha de asumir también que vamos con todo a las elecciones.
Es harto probable que frente al descontento popular y la voluntad general de cambio de timonel y rumbo, que frente a la inminente derrota electoral, estén el Estado-PSUV apenas estén calentando los motores para los obstáculos que nos van a arrojar en el arduo y escarpado camino a las elecciones.
Al haber creado la inhumana y desproporcionada crisis fronteriza, el gobierno de Maduro ha centrado con mayor atención e interés la mirada de los ojos mundiales sobre Venezuela. Estos serán largos meses camino a nuestra frontera: el 6 de diciembre.
Mario Massone
mariogmassone@gmail.com
@massone59

EL ENVÍO A NUESTROS CORREOS AUTORIZA PUBLICACIÓN, SIN COMUNISMO UN MUNDO MEJOR ES POSIBLE, ESTO NO PUEDE CONTINUAR, TERCERA VIA, DESCENTRALIZAR, DESPOLARIZAR, RECONCILIAR, DEMOCRACIA PARLAMENTARIA, LIBERTARIO ACTUALIDAD NACIONAL, VENEZUELA, NOTICIAS, ENCUESTAS, ACTUALIDAD INTERNACIONAL,

viernes, 4 de septiembre de 2015

CARICATURAS DEL 04/09/2015 EL REPUBLICANO LIBERAL, DIARIO DE OPINION, RAFAEL RIOS Y/O EDUARDO SANTOS, HUMOR, DEL DÍA, FORMA ESPECIAL DE OPINAR, RECOPILACION, MAS RECIENTES, VENEZUELA,





















Rafael Rios
rariga2@gmail.com
@rariga

Eduardo Santos
eduardosantos211@gmail.com
@edsantos211

EL ENVÍO A NUESTROS CORREOS AUTORIZA PUBLICACIÓN, SIN COMUNISMO UN MUNDO MEJOR ES POSIBLE, ESTO NO PUEDE CONTINUAR, TERCERA VIA, DESCENTRALIZAR, DESPOLARIZAR, RECONCILIAR, DEMOCRACIA PARLAMENTARIA, LIBERTARIO ACTUALIDAD NACIONAL, VENEZUELA, NOTICIAS, ENCUESTAS, ACTUALIDAD INTERNACIONAL,

RONNY PADRON, EDITORIAL, EL SOCIALISMO: DOCTRINA DEL EXTERMINIO


Como derivación natural de un gobierno socialista, el exterminio del contrario constituye política pública de tal ideología si entendemos que solo a través de la esclavitud de la sociedad puede el socialismo sostenerse en gobierno, y todos aquellos ciudadanos que individual o colectivamente se resistan a ser degradados a tal condición inhumana, indefectiblemente serán exterminados una vez que el régimen logre su detención. 

Lo anterior forma parte de la historia contemporánea de la humanidad, universalmente documentada, de allí que experiencias trágicas como la masacre del 11 de abril de 2002 -inicio formal de esta dictadura- y el reciente desplazamiento forzoso de ciudadanos colombianos habitantes de la frontera con la hermana República, no son más que tenues ensayos de aquello de lo que será capaz el socialismo gobernante para mantenerse en el poder. 

El ejemplo geográficamente más cercano de tal barbarie lo tenemos en la isla-cárcel: Cuba. Ante ello, los venezolanos de a pie, huérfanos como estamos de un liderazgo demócrata nacional calificado para hacer frente político al horror in crescendo del socialismo en gobierno, ese que amenaza matarnos de hambre, enfermedad y a manos del hampa, vía expedita a la esclavitud nacional, debemos concentrar nuestra oración y trabajo en las recientes gestiones nacionales y extranjeras dirigidas a lograr que organismos internacionales calificados como la Organización de las Naciones Unidas y la Unión Europea asuman el caso Venezuela como asunto de relevancia internacional en materia de derechos humanos, pues el socialismo en gobierno está en capacidad y disposición de ejecutar una política genocida conforme a su cartilla ideológica. 

Luego de 13 años de “infierno socialista”, no esperemos de brazos cruzados la siguiente etapa en este proceso esclavista ¡Fuera El Socialismo,Ora y labora.

Ronny Padron
caballeropercivall@gmail.com
@caballeroperci

EL ENVÍO A NUESTROS CORREOS AUTORIZA PUBLICACIÓN, SIN COMUNISMO UN MUNDO MEJOR ES POSIBLE, ESTO NO PUEDE CONTINUAR, TERCERA VIA, DESCENTRALIZAR, DESPOLARIZAR, RECONCILIAR, DEMOCRACIA PARLAMENTARIA, LIBERTARIO ACTUALIDAD NACIONAL, VENEZUELA, NOTICIAS, ENCUESTAS, ACTUALIDAD INTERNACIONAL,

JOSÉ VICENTE CARRASQUERO A., ¿ES EL GOBIERNO UN GOBIERNO?

Personas cercanas me critican que yo me dirija a quienes ostentan el poder en Venezuela como gobierno. Mi argumento es que llegaron al poder por elecciones y que son reconocidos internacionalmente como quienes ocupan legalmente las instituciones que están previstas en la constitución nacional.

Sin embargo, el contra argumento resulta demoledor. 
¿Cómo se puede llamar gobierno a un grupo que antes de ocuparse de los problemas de la gente, está pendiente solamente de sus asuntos particulares? ¿Es un gobierno un grupo de personas que usufructúan el poder en beneficio particular llegando al extremo de tener un tren de vida imposible de sostener con el salario de un funcionario público? ¿Es gobierno quien disfruta del boato de avión privado, hoteles de lujo, comitivas inmensas, atención médica en el exterior pagada por el tesoro público?
La verdad es que no me la pusieron fácil. Sin embargo, yo mismo he argumentado en muchas ocasiones que existe un divorcio evidente entre las prioridades de la gente y los asuntos que el gobierno declara como prioritarios. La agenda del gobierno no obedece a una agenda pertinente, es decir, a aquellos temas y problemas que más afectan la vida de los venezolanos.
Esta perspectiva ayuda a entender el por qué Venezolana de Televisión no puede ser considerada el canal de todos los venezolanos. Su programación es absoluta y toralmente parcializada. Las noticias no tienen nada que ver con la realidad que le toca vivir a ese más de 80 por ciento de los venezolanos que piensa que la situación del país está mal. Se entiende lógicamente que hay una diferencia diametralmente opuesta entre lo que el gobierno quiere proyectar como situación de país y lo que percibe el pueblo. Queda claro en este caso, que VTV no está al servicio del pueblo venezolano. Que su programación parcializada está al servicio privado de un grupo político y que por lo tanto, no cumple con el objetivo para el cual el gobierno, en nombre del pueblo, la mantiene.
La caída de los precios del petróleo, el pago de una deuda contraída de forma irresponsable y el servicio de la misma, tiene al gobierno sin capacidad de financiar como antes los programas sociales y las importaciones. Maduro se limita a mostrar un cartelito que muestra el alicaído precio de nuestro barril. Medidas en esta materia resultan obligatorias y urgentes. Por el contrario, el grupo en el poder antepone sus intereses políticos particulares y hace que los mismos rijan la actuación del gobierno en detrimento del pueblo.
Y todo se explica con el hecho de que el “gobierno” no quiere asumir los costos de tomar medidas correctivas del desastre que ha sembrado a lo largo y ancho del país. Tienen claro que su base política se ha desintegrado y que de aplicar esas medidas necesarias, el resultado sería incluso peor. Ya recordé en otro artículo cuando Luis Herrera Campins tomó las medidas que responsablemente tenía que tomar en pleno año electoral. No antepuso ni el presidente ni su partido político sus intereses grupales a los del país en general.
A pesar de las críticas que en su momento hizo Chávez a la cantidad de espalderos con los que contaban los políticos a finales de los noventa, los actuales personeros en el poder gozan de unos privilegios nunca antes vistos. Vehículos de último modelo y alta gama, chofer, guardaespaldas y vehículos de apoyo conforman un ejército de personas dedicados al cuidado de los funcionarios del partido de gobierno y sus familiares. Mientras tanto, el objetivo del gobierno de garantizar la seguridad de los venezolanos en general no es ni mencionado en las frecuentes cadenas que el señor Maduro trata de dirigir cual animador de televisión más que como presidente.
¿Se ocupa el “gobierno” del asunto del desabastecimiento? Por el contrario, con sus acciones lo promueve. Cada una de las acciones puestas en marcha por la administración terminan entorpeciendo los procesos productivos, generando más corrupción y agudizando el problema de las colas. La solución de este asunto pasa por quitarle prioridad a la apuesta electoral de la casta política en el poder y tomar las medidas económicas necesarias para diversificar la producción y poner las importaciones en manos de los privados y no en la de los funcionarios que se han enriquecido groseramente durante los últimos quince años.
El “gobierno” necesita más dinero. Pero para mantener unos aliados internacionales que le sirvan de apoyo en momentos álgidos, sigue entregando petróleo a precios preferenciales y con pagos diferidos. Nuevamente, el interés del grupo político está por encima de sus deberes con los venezolanos.
Son muchos los temas que pudiéramos usar para explicar la delicada situación que atravesamos los venezolanos. Nos encontramos en un barco a la deriva mientras que los encargados de tripularlo se ocupan de cualquier asunto de su propio peculio sin prestar atención alguna a la suerte que están corriendo quienes mueren en las colas para comprar alimentos, sin que les duelan los enfermos que se van quedando sin los insumos necesarios para sus tratamientos, sin que les pase por la mente la necesidad de equipar los hospitales, mantener las escuelas, garantizar el servicio de electricidad.
A los miembros de la casta que se autodenomina humanista les importa un bledo que Venezuela supere este año los veinticinco mil asesinatos. No les concierne la cantidad de familias mutiladas, los hijos sin padre o madre, los padres a los que les toca la antinatural tarea de enterrar a sus hijos. El hampa sigue a sus anchas derrotando al gobierno en el campo de la violencia.
Lo cierto es que quienes ocupan el poder tienen su atención dirigida a las elecciones del 6D. No encuentran como seguir causando angustias a los venezolanos. No se cansan de provocar situaciones que saquen al pueblo de sus casillas.  Se saben perdidos. Reconocen insuficiente su sistema de trampas para mantenerse en el poder.
Y por eso seguirán generando situaciones artificiales como el cierre de fronteras, el encarcelamiento forzado de todo aquel que de una declaración que no le guste a la casta gobernante. No quiero ser pájaro de mal agüero, pero incluso una posible condena de Leopoldo López estaría en la agenda de quienes se saben perdidos y están locos por tirar las piedras sobre la mesa a ver si logran un barajo.
Venezuela está a la cola de todos los países del hemisferio. Los venezolanos se cansaron de ello. La casta en el poder debiera ir pensando cómo lograr un proceso político de transición que minimice los sufrimientos para los empobrecidos venezolanos si no quieren desaparecer del mapa político como les sucedió a los anteriores.
Jose Vicente Carrasquero A.
botellazo@gmail.com
@botellazo

EL ENVÍO A NUESTROS CORREOS AUTORIZA PUBLICACIÓN, SIN COMUNISMO UN MUNDO MEJOR ES POSIBLE, ESTO NO PUEDE CONTINUAR, TERCERA VIA, DESCENTRALIZAR, DESPOLARIZAR, RECONCILIAR, DEMOCRACIA PARLAMENTARIA, LIBERTARIO ACTUALIDAD NACIONAL, VENEZUELA, NOTICIAS, ENCUESTAS, ACTUALIDAD INTERNACIONAL,

GIOCONDA SAN BLAS, HIJOS DE LA PATRIA

La imagen no me abandona, me asalta una y otra vez como una de las representaciones más vergonzosas de la infamia. Una joven madre es deportada a Colombia, mientras su bebé de 4 meses queda en este lado de la frontera al cuidado del padre. “Ahora ella y su pareja se encuentran en la mitad del río Táchira para que ella amamante a su bebé. Lo hacen casi a diario, pero en ocasiones deben interrumpir la rutina debido a los cierres de las trochas”, nos cuenta Maolis Castro en un desgarrador reportaje (La frontera a media asta, http://bit.ly/1NH0IwD).  Sujeta al discrecional juicio de los guardias nacionales, la bebita es “hija de la patria” y por lo tanto, no puede seguir a la madre. Hija del estado todopoderoso, pues.

Al momento de escribir estas líneas, la Defensoría colombiana contabiliza más de milniños víctimas de la ruptura familiar, porque padre, madre y hermanos nacidos a uno u otro lado de la frontera han quedado separados. Esto en oposición al art. 9.1 de la Convención sobre los Derechos del Niño que explícitamente indica que los Estados Partes (Venezuela uno de ellos) velarán porque el niño no sea separado de sus padres contra la voluntad de éstos. Un principio que la ONU refuerza al insistir en la necesidad de reunificar a los niños y jóvenes separados de su familia.

Según Amnistía Internacional, la Defensoría colombiana ha registrado cientos de quejas de abandono de familiares, maltrato físico y verbal de militares venezolanos, destrucción de viviendas, despojo de pertenencias en los desalojos y retención de documentos. Un claro contraste con las declaraciones del defensor del pueblo a este lado de la frontera, quien dice vigilar la actuación respetuosa de la Guardia Nacional en materia de derechos fundamentales, a pesar de evidencias en contrario. Si de capturar malhechores, paramilitares y guerrilleros se trata, hay fórmulas legales para ello que resguardan a la población inocente.

Pareciera que el régimen se regodea en acciones de asalto militar contra la población civil, amparado en la nocturnidad. Ya en 2003 pudimos ver una primera edición de esa conducta cuando una madrugada, unos 350 efectivos de la Guardia Nacional venezolana y de la policía del estado Falcón tomaron por asalto la urbanización Los Semerucos, arremetiendo contra 100 familias cuyos titulares habían sido expulsados de la nómina de PDVSA aunque conservaban al momento el arriendo de las viviendas.

Más recientemente, las operaciones de liberación del pueblo (OLP) se han caracterizado por el irrespeto a los derechos humanos, allanamientos ilegales, abusos y maltratos. Llamadas por Provea “razzias contra los pobres”, en los 23 operativos del primer mes fueron detenidas 4.021 personas, algunas menores de edad, de las cuales sólo 368 (9%) fueron retenidas por presunción de hechos punibles. Estas tropas de asalto, con la aparente misión de apresar maleantes, usan la discrecionalidad del poder para arremeter contra todo y todos.

En medio de su tristeza por la separación familiar e inexperto en purismos legales sobre derechos humanos, Camilo reflexiona: “Somos desplazados del conflicto armado colombiano. Vinimos hace 25 años a Venezuela en búsqueda de paz, pero ahora atravesamos una de las peores pesadillas de nuestras vidas: somos otra vez desplazados” (http://bit.ly/1KpIlMf).

TUITEANDO

·         El presidente, la canciller y la ministra de asuntos penitenciarios, como parte de una prolífica comitiva, están de paseo por Vietnam y China mientras el primero crea un conflicto humano y político en la frontera con Colombia, que trata de despachar con una cumbia mal bailada; la segunda le dice a su homóloga colombiana que “ya veremos a mi regreso si tengo tiempo para reunirnos” y la tercera no toma nota de los 16 fallecidos y 17 heridos por incendio en la cárcel de Tocuyito. Mayor irresponsabilidad, imposible.

·         En el Tarjetón del 6D hay trampas “caza electores”: no menos de cuatro tarjetas llevan las palabras Unidad o Democrática http://bit.ly/1VuX4XQ. La tarjeta de la Mesa de la Unidad Democrática está ubicada abajo y a la izquierda, a no confundirse.

Gioconda San Blas
gioconda.sanblas@gmail.com
@daVinci1412

EL ENVÍO A NUESTROS CORREOS AUTORIZA PUBLICACIÓN, SIN COMUNISMO UN MUNDO MEJOR ES POSIBLE, ESTO NO PUEDE CONTINUAR, TERCERA VIA, DESCENTRALIZAR, DESPOLARIZAR, RECONCILIAR, DEMOCRACIA PARLAMENTARIA, LIBERTARIO ACTUALIDAD NACIONAL, VENEZUELA, NOTICIAS, ENCUESTAS, ACTUALIDAD INTERNACIONAL,

LUIS EDUARDO MARTÍNEZ HIDALGO, LO QUE “HAIGA”

El pasado miércoles visité, casa por casa, a familias de La Toscana, en el Municipio Piar del Estado Monagas.

Acompañado de un numeroso grupo de activistas, a la cabeza de ellos los responsables locales de AD, PJ, VP y otras organizaciones partidistas, conversamos con muchos y concluimos,  finalizada la tarde, en una nutrida asamblea.
Iniciamos el recorrido por el sector Virgen del Valle que se asienta en terrenos que doné tiempo atrás a centenares que hoy habitan allí. Tras recorrer unas pocas cuadras, nos topamos con un Mercal; lo que vimos dice mucho del fracaso del régimen:
Era larga la cola. A un costado del local, decenas de hombres y mujeres –algunas con bebes en brazos- y bastantes niños, se apelotonaban sudorosos cuidando puesto. Muy cerca freían empanadas que junto con nesteé permitía a los más afortunados –no todos podían pagar lo que costaba- mitigar el hambre y pasar las horas. Saludé, desde el final de la cola, uno a uno y en sus rostros cansados miro los de un pueblo que agota su paciencia. Adentro, encerrados en una estructura que me recordó a las mangas de coleo o peor aún a lo que seguramente fueron las que ordenaban a los prisioneros de los campos de concentración nazi, esperaban más a punto de ingresar para comprar lo posible.
Cuando llego al principio, hablo largamente con los primeros de la cola. Pregunto que están vendiendo y me dicen que no saben, que esperan llegue la cava para adquirir “lo que haiga”. Indago desde que hora están y me dicen que apenas un tienen un rato para asombrarme al aclararme: “esta cola es para comprar mañana, será mañana cuando entremos”. Pasarán el día y la noche en la cola, quemándose al sol o empapándose bajo la lluvia, dejando a un hijo cuidando el lugar mientras dan una vuelta a la casa, dirán presente a los que llevan la lista al mediodía, en la tarde, en la noche y de madrugada. Contarán una y otra vez el mismo chiste, porque aun en las peores circunstancias el venezolano se ríe. Esperan que no haya vivos que quieran colearse, que no se produzcan peleas o que un malandrito no se presente, cuchillo en mano, a querer arrebatarle lo poco que tienen.
Camino un poco más hasta el portón de entrada y abordo a mujeres que salen con una bolsa raquítica en mano; “hicimos cola desde ayer para solo comprar dos paquetes de harina pan y unas sardinas”. Estuve tentado de decirles que les fue bien pero entendí que era demasiado pero si les conté que días antes, mientras caminaba en La Bruja, Municipio Punceres, ví llegar, cerca de las 5 de la tarde, un camión lleno de mujeres pero también de hombres que indignados me explicaron que habían salido desde las 4 de la mañana para Maturín en búsqueda de “lo que haiga” y cuando les tocó su turno ya no quedaba nada. Horas y horas de cola para regresar a sus hogares con las manos vacías. Cuando mis hijos eran pequeños y volvía de un viaje, a pesar de los regaños de su mamá, casi siempre me recibían con un “que me trajiste”; esa tarde escuchar a niños de La Bruja preguntarle a sus padres “que trajiste” tenía una significación dolorosamente distinta porque la respuesta de nada era la antesala de acostarse con los estómagos vacíos.
Hambre. Por vez primera en la historia de Venezuela el pueblo venezolano está pasando hambre; no me lo contaron ni lo leí en las redes sociales. Lo siento, lo sufro en mis contactos con los de abajo, con los miles que confiaron en un Chávez que ya no está y cuyos logros, que si los hubo, botan ahora sus herederos.
Humillación. Con el hambre va atada la humillación. Como nunca antes el pueblo venezolano es humillado en las colas, en la desesperada búsqueda de lo elemental que requiere la familia para sobrevivir.
Hambre y humillación es la constante en la vida presente de la gran mayoría de los venezolanos. Que no siga siendo así, depende de cada uno de nosotros. El cambio es posible pero es necesario empeñarse para que sea realidad.
Luis Eduardo Martínez Hidalgo
vicerrector.ugma.unitec@gmail.com
@rectorunitecve

EL ENVÍO A NUESTROS CORREOS AUTORIZA PUBLICACIÓN, SIN COMUNISMO UN MUNDO MEJOR ES POSIBLE, ESTO NO PUEDE CONTINUAR, TERCERA VIA, DESCENTRALIZAR, DESPOLARIZAR, RECONCILIAR, DEMOCRACIA PARLAMENTARIA, LIBERTARIO ACTUALIDAD NACIONAL, VENEZUELA, NOTICIAS, ENCUESTAS, ACTUALIDAD INTERNACIONAL,