BIENVENIDOS AMIGOS PUES OTRA VENEZUELA ES POSIBLE. LUCHEMOS POR LA DEMOCRACIA LIBERAL

LA LIBERTAD, SANCHO, ES UNO DE LOS MÁS PRECIOSOS DONES QUE A LOS HOMBRES DIERON LOS CIELOS; CON ELLA NO PUEDEN IGUALARSE LOS TESOROS QUE ENCIERRAN LA TIERRA Y EL MAR: POR LA LIBERTAD, ASÍ COMO POR LA HONRA, SE PUEDE Y DEBE AVENTURAR LA VIDA. (MIGUEL DE CERVANTES SAAVEDRA) ¡VENEZUELA SOMOS TODOS! NO DEFENDEMOS POSICIONES PARTIDISTAS. ESTAMOS CON LA AUTENTICA UNIDAD DE LA ALTERNATIVA DEMOCRATICA

lunes, 22 de diciembre de 2014

CLAUDIO FERMÍN, EL CAMBIO COMIENZA EN LAS BASES

CLAUDIO FERMÍN,
Los gobernadores tienen el reto del desarrollo regional. Aprovechar recursos y talentos de los distintos municipios que conforman sus Estados es una necesidad para crear polos de crecimiento. Los alcaldes tienen ante sí el desafío de los servicios públicos: alumbrado; recolección de basura; transporte público de pasajeros; mercados populares; cementerios; dotación de agua y la seguridad, entre otros.

Ambos funcionarios son electos por nosotros los ciudadanos. Deben convencernos sus proyectos y sus liderazgos. Llegan a esos cargos con nuestra aquiescencia pero su trabajo es la administración de complejas situaciones para organizar las regiones y los vecindarios. Su tarea diaria es el diseño, promoción  y gerencia de escenarios de bienestar.
Los diputados electos a la Asamblea Nacional, en cambio, no tienen Oficinas ni personal a su cargo. No reciben fondos públicos para administrarlos. No responden por proyectos económicos ni por programas sociales. No rinden cuenta de ejecución financiera alguna. Su tarea fundamental es representarnos.
Son líderes conocedores de sus municipios. Allí viven, luchan y lideran causas que les ganan el respeto y el cariño de sus vecinos. Se dedican a la agricultura, a la docencia, a la política, a las artes, al comercio, al periodismo, al deporte o a la actividad comunitaria. Son líderes locales y regionales en quienes confiamos y gracias a ellos sus gremios, sindicatos, partidos políticos y asociaciones son respetados en la comunidad. Son nuestros dirigentes.
No tiene sentido que un reducido grupo de seis o siete políticos puedan decidir quiénes serán los candidatos a diputados a la Asamblea Nacional en casi cien circuítos y en las listas de los Estados del país. Es una usurpación. Los ciudadanos no hemos delegado en ellos la escogencia de nuestros representantes. Esa es una decisión que deben tomar los vecinos de cada municipio del país en consultas abiertas a todos los interesados.
Por eso he propuesto las elecciones de base, consultas a los ciudadanos, para escoger los candidatos a diputados a la Asamblea Nacional. Así funciona la Democracia. Otra cosa sería una arbitrariedad más de los cogollos y el desperdicio de una hermosa ocasión para empezar un verdadero cambio político.
Claudio Fermin
claudioefm@gmail.com
@claudioefermin

EL ENVÍO A NUESTROS CORREOS AUTORIZA PUBLICACIÓN, DIARIO DE OPINIÓN, ACTUALIDAD, VENEZUELA, ACTUALIDAD INTERNACIONAL, OPINIÓN, DEMOCRACIA, LIBERAL, LIBERALISMO, REPUBLICANISMO, LIBERTARIO, POLÍTICA,ELECCIONES,UNIDAD, ALTERNATIVA DEMOCRÁTICA,CONTENIDO NOTICIOSO,

OSWALDO ÁLVAREZ PAZ, CAMBIOS INEVITABLES

OSWALDO ÁLVAREZ PAZ
Lo más resaltante de la semana ha sido el impacto mundial generado por las declaraciones de los presientes de Estados Unidos y de Cuba. No tengo reservas sobre el fondo. Calificamos como positivo cualquier acuerdo para ponerle punto final a un conflicto demasiado prolongado en el tiempo. Sin embargo, hay algunas cuestiones que no están claras para el gran público, aunque los protagonistas deben haber concretado algo más allá de lo que conocemos.

Por ahora el pueblo cubano, incluido el exilio, debe beneficiarse por la normalización de las relaciones diplomáticas, pero sobre la base de la verdad. El “embargo” no es responsable del fracaso de la revolución comunista. Se hunde un sistema que empobreció hasta límites inconcebibles a la nación. Se mantiene sobre la base del temor, de la violencia y la represión. El gobierno castrista tendrá ahora el reto de, sin renunciar a sus relativizados “principios”, iniciar una apertura hacia la libertad y la vida en democracia. Estados Unidos no pierde nada con esta negociación. Cuba dejó de ser una amenaza hace muchos años, aunque mantenga control sobre una Venezuela en quiebra y desolación que ya no le sirve como financista fundamental. Desaparecida la Unión Soviética y devaluada Venezuela como soporte, pragmáticamente busca a Estados Unidos y Canadá, por una parte y por la otra a la Unión Europea. Tienen derecho a hacerlo. Esperamos saber cuales compromisos asume la dictadura para garantizar la sobrevivencia.

Pero rechazo las palabras de Obama cuando habla de corregir los “errores” de más de cincuenta años. Grave desvarío. Desconoce la historia contemporánea y las ejecutorias de antecesores como Kennedy y Johnson. Olvida la crisis de los misiles, las bases soviéticas, las aventuras guerrilleras y terroristas de Cuba en África, Venezuela, Colombia y Bolivia para sólo mencionar algunas. Eso se acabó. Queda el debilitado eje La Habana-Caracas. Se tambalea gracias a la corrupta ineficiencia del régimen venezolano. Pobre Maduro.

Oswaldo Alvarez Paz
oalvarezpaz@gmail.com
@osalpaz

EL ENVÍO A NUESTROS CORREOS AUTORIZA PUBLICACIÓN, DIARIO DE OPINIÓN, ACTUALIDAD, VENEZUELA, ACTUALIDAD INTERNACIONAL, OPINIÓN, DEMOCRACIA, LIBERAL, LIBERALISMO, REPUBLICANISMO, LIBERTARIO, POLÍTICA,ELECCIONES,UNIDAD, ALTERNATIVA DEMOCRÁTICA,CONTENIDO NOTICIOSO,

ANTONIO JOSÉ MONAGAS, A FALTA DE DÓLARES, BUENAS SON LAS MENTIRAS, PIDO LA PALABRA, VENTANA DE PAPEL

ANTONIO JOSÉ MONAGAS
Amenazas, confiscaciones, expropiaciones e imposiciones, han abonado el terreno para que la voz gubernamental interpole y extrapole el discurrir del país. Antonio José Monagas

A FALTA DE DÓLARES, BUENAS SON LAS MENTIRAS

Ha sido tal la fuerza propagandística del régimen dirigida infundiosamente a convencer a incautos de presunciones, que escasamente calzan con los cualidades de un populismo de nuevo cuño. De un populismo que en lo exacto se erige cual ilusión de armonía en medio de gruesas complicaciones que sólo puede acuciar una gestión gubernamental moralmente engañosa y políticamente demagógica. Es decir, una gestión pública cuya divisa ha sido la ambigüedad en potencia. Además, sin medida de tiempo y perdida en un espacio colmado de vocinglerías sin contenido alguno.

El Ejecutivo Nacional no ha sido lo suficientemente respetuoso cuando de deberes a cumplir se trata. Con el amparo exagerado de leyes elaboradas a instancia de los intereses y conveniencias de una sola parte, se ha apropiado del tiempo social, político y económico del país. Casi a diario, pretende obligar a los venezolanos a atender incómodas peroratas que no dicen nada más allá de lo que acostumbra siempre decir. Insultos van, insultos vienen. Aunque lo delicado de todo, tiene que ver con la ristra de anuncios a manera de ofertas políticas elevadas por cadena nacional de radio y televisión en nombre del proyecto político que respalda al gobierno central. Y ninguno de tan frenéticos abusos, es cuestionado por órgano oficial alguno. Sobre todo, por aquellos responsables de la materia comunicacional e informativa lo cual deja ver la desproporción que existe entre la norma escrita y las realidades perturbadas por la propia acción del gobierno nacional.

Amenazas, confiscaciones, expropiaciones e imposiciones, han abonado el terreno para que la voz gubernamental interpole y extrapole el discurrir del país. De manera que la prensa nacional, intimidada por la censura inducida desde el poder político a través de mandatos directos e indirectos, se ve casi obligada a darle en los periódicos buena parte de sus páginas, tiempo de televisión o en emisoras de radio, a las sandeces no sólo del presidente de la República. También, a las necedades de altos funcionarios sin que la información tenga una propósito más claro que acentuar el proselitismo político. Quizás, es el modo que mejor le ha resultado al régimen para mantener distraída a la población para lo cual se basa en irradiar confusiones que tiendan a desorientar posturas por razones que sólo alcanza a explicar la sociología del despotismo y la cultura de la mediocridad.

Las alocuciones presidenciales, además de ofensivas y no comunicar ningún mensaje de interés nacional, desarregla constantemente las parrillas y grillas de radio y televisión. Sumado a tan perniciosa manía, el régimen no ofrece algún tipo de contraprestación o compensación del tiempo del cual se apropia desmedidamente para convertirlo en improductiva tribuna. Más, cuando cada cháchara presidencial resulta tan vacía que ni siquiera alcanza la categoría de mitin “de barrio”.  Ni el empleo de frases rimbombante como “soy la garantía para la paz de Venezuela”, logran captar la atención de un país atiborrado, como nunca, de problemas engendrados por la ineptitud de gobernantes sin formación ni moral ni tampoco cívica. Tampoco, con declaraciones que suenan a promesas sin fondo. Sin entender que el tiempo es la demostración más fehaciente de la trivialidad y vacuidad de las mismas.

En medio de todo este revuelo de males y problemas, el país continúa siendo víctima de manifiestos sin sentido ni contenido. O sea, injuriosas razones que avivan propuestas alevosas que luego son convertidas en decisiones capciosas. Precisamente, lo necesario para justificar, por ejemplo, que a falta de dólares, buenas son las mentiras.

VENTANA DE PAPEL

UN PROBLEMA DE ENCHUFADOS

Luego de tenerse noticias confirmadas desde Washington, acerca del proyecto de Ley sancionado por el Congreso de los Estados Unidos y apenas este jueves firmado y refrendado por el presidente Barack Obama, el cual condena la violación de derechos humanos por parte de funcionarios del gobierno revolucionario venezolano, hubo expresiones de júbilo. Pero también, hubo manifestaciones de rechazo a su contenido y orientación.

Sin embargo, lo acordado por el gobierno norteamericano, no es como muchos pudieran pensarlo a consecuencia del escaso conocimiento no sólo de lo trascendido. Particularmente, de la normativa sancionada y del modo anglosajón de entender la justicia. De manera que debería aclararse que la decisión norteamericana no afecta para nada a Venezuela. Solamente ha determinado que aquellos funcionarios venezolanos que a juicio de los criterios que validaron las sanciones correspondientes, suscritas por el Decreto–Ley aprobado, no podrán ingresar a territorio norteamericano. Es imposible obviar que el gobierno norteamericano está en pleno derecho de tomar decisiones ajustadas al concepto de “autodeterminación de los pueblos”, tanto como a la noción de “soberanía”.

En consecuencia, la ley referida le permite confiscar cuentas y propiedades a los venezolanos que, desde cenáculos del régimen, tuvieron un rol en la represión de las manifestaciones políticas ocurridas en el país a principio de 2014 al violar derechos humanos, libertades fundamentales y normas democráticas. En lo cierto, quebrantaron preceptos universales contenidos en la Declaración de los Derechos del Hombre la cual es ley para todos los países del mundo. A excepción de apenas dos de orientación comunista. De manera que el miedo de personajes del alto gobierno nacional, es justificado.

La jurisprudencia internacional habla de presidentes y adláteres acusados de violación de derechos humanos por lo que han sido apresados y condenados por tribunales internacionales. Así que toda esta situación que tiene “de cabeza” a estos gobernantes socialistas, no toca al país. En lo particular, es un problema de enchufados.

NAVIDADES “EN FRÍO”

En la jerga periodística, la frase “en caliente” significa el hallazgo de una noticia de manera caldeada o acalorada en virtud de la inmediatez con la cual hace circular. Generalmente, su aplicación se estila cuando de medios televisivos se trata. Sin mayor o ninguna edición. Pero cuando se habla de algo “en frío”,  su significado es contrario.

En política suele utilizarse para reflejar dejadez o indolencia, como producto de una acentuada tozudez de quienes actúan con precario conocimiento de las consecuencias de medidas adoptadas sesgadamente. Conductas de este talante, son comunes en épocas donde las tradiciones son fuentes de exaltaciones populares. La Navidad, por ejemplo, es una de ellas. Y justamente, en Navidad se destacan gobernantes que sufren el Complejo de Grinch. Es decir, asumen actitudes que, desde el poder, confabulan contra la Navidad al complicarla mediante decisiones económicas que dificultan su disfrute. Así se tiene las secuelas de una inflación cuyos efectos tienen abatido al pueblo venezolano. O la escasez, producto de políticas económicas asfixiantes, que ha llegado a más de diecisiete rubros de obligada aportación en tiempos de Navidad. La inseguridad, reflejo de la insensibilidad con la cual el régimen se plantea las realidades en el día a día.

Por el susodicho Complejo de Grinch que padecen los actuales gobernantes, se ha atestado un duro golpe al bolsillo de las familias venezolanas haciéndole difícil regocijarse alrededor de una hallaca, la comida que mejor define las Navidades criollas. Comprender cómo el régimen robó la Navidad a millones de familias venezolanas, es un problema de enmarañada resolución. Sin embargo, es de sencilla interpretación puesto que no es tampoco difícil inferir que a estos gobernantes poco les gusta la Navidad. Y ha venido siendo así desde que el socialismo busca debutar, aunque sin mayores resultados.

En todo caso, la Navidad 2014, no se perfila como en otrora cuando con menos ingresos petroleros, los venezolanos podían regocijarse más y mejor en fechas navideñas. Esta vez, vuelven a verse congeladas esperanzas de venezolanos que siguen soñando con un despertar en libertad. Ni siquiera porque la Comisión Interamericana de los Derechos Humanos de la Organización de Estados Americanos, OEA, ha solicitado al gobierno venezolano se pronuncie a favor de las libertades de un número importante de presos políticos lo cual refleja el Complejo de Grinch toda vez que el carácter malhumorado, tedioso, corrupto y habilidoso para triquiñuelas, hace que al régimen no le guste la Navidad. Por esa razón, muchos venezolanos, tristemente  pasarán la presente Navidad “en frío”.

“Cuando la mentira es inculcada por afán de poder, el tejido social de una nación se desfigura hasta convertirse en cómplice del engaño gubernamental y artífice del derrumbe de la moral nacional” AJMonagas

Antonio José Monagas
antoniomonagas@gmail.com
@ajmonagas

EL ENVÍO A NUESTROS CORREOS AUTORIZA PUBLICACIÓN, DIARIO DE OPINIÓN, ACTUALIDAD, VENEZUELA, ACTUALIDAD INTERNACIONAL, OPINIÓN, DEMOCRACIA, LIBERAL, LIBERALISMO, REPUBLICANISMO, LIBERTARIO, POLÍTICA,ELECCIONES,UNIDAD, ALTERNATIVA DEMOCRÁTICA,CONTENIDO NOTICIOSO,

LUIS DANIEL ÁLVAREZ V., CON LA BROCHA EN LA MANO

LUIS DANIEL ÁLVAREZ V.
El 17 de diciembre pasará a la historia como una fecha emblemática en la que después de 53 años Estados Unidos y Cuba restablecen relaciones diplomáticas. Si bien la medida se ve con inquietud, pues a juicio de personalidades como el senador estadounidense Marco Rubio no hubo presiones en torno a la democratización en la isla, a la proliferación de partidos políticos y a la masificación de medios de comunicación. Los planteamientos de Rubio hacen pensar que el levantamiento del embargo por parte del Congreso será complicado. Cabe acotar que el embargo solo ha servido al gobierno cubano para justificar sus fracasos y controlar.

Aunado a ello, el hecho tampoco es un indicador de que la realidad cubana ha cambiado. Mientras existan presos políticos, denigrantes prácticas como las de los actos de repudio, la oprobiosa libreta de racionamiento y la imposibilidad de manifestar libremente, deberá seguirse viendo con desconfianza al régimen cubano.

Sin embargo, el proceso de acercamiento entre ambos países trasciende lo bilateral, pues la dinámica ha llevado a incluir en el debate a una serie de actores que deben repensar sus posiciones ante la inminencia como se vienen dando los sucesos.

Lo primero que debe analizarse es la situación de los diálogos de paz colombianos que se dan en La Habana, pues la gran mayoría de miembros de las FARC están solicitados por Estados Unidos, por lo cual no extraña que ante un acercamiento entre ambos países, se pida la extradición, poniendo a Cuba en el dilema de ver sí cumple con su nuevo aliado, o por el contrario, sigue protegiendo a los guerrilleros.

Otro de los actores que queda muy mal parado es Venezuela, país que en los últimos años ha radicalizado su retórica anti estadounidense. Mientras el gobierno venezolano en un acto de burdo patrioterismo ordena quemar las visas americanas, Cuba celebra la nueva etapa de su acercamiento con su histórico enemigo.

En marzo de 2008 los medios internacionales mostraban en la cumbre del Grupo de Río el descompuesto rostro del presidente ecuatoriano Rafael Correa cuando en una reunión multilateral veía cómo el presidente de Venezuela, quien había aupado el distanciamiento entre el gobierno ecuatoriano y el de Uribe, se acercaba a saludar al gobernante colombiano.

Lo mismo parece haber ocurrido en estos momentos cuando Cuba, demostrando que solo piensa en sí misma, quitó la escalera de su verbo encendido, dejando agarrados de la brocha a los que hasta hace horas reivindicaban su "arrojo y valentía" frente al presidente Obama.

Luis D. Alvarez V
luis.daniel.alvarez.v@gmail.com
@luisdalvarezva

EL ENVÍO A NUESTROS CORREOS AUTORIZA PUBLICACIÓN, DIARIO DE OPINIÓN, ACTUALIDAD, VENEZUELA, ACTUALIDAD INTERNACIONAL, OPINIÓN, DEMOCRACIA, LIBERAL, LIBERALISMO, REPUBLICANISMO, LIBERTARIO, POLÍTICA,ELECCIONES,UNIDAD, ALTERNATIVA DEMOCRÁTICA,CONTENIDO NOTICIOSO,

domingo, 21 de diciembre de 2014

MILOS ALCALAY, HORRORES EN EL 2014!; ERRORES EN EL 2015? (II), BRÚJULA DIPLOMÁTICA

En nuestro artículo de la semana pasada, reseñamos los horrores que abatieron a Venezuela en el orden económico, político, social y ético durante el año 2014. Para el 2015, aparece una nueva expectativa con el giro de las relaciones diplomáticas entre Cuba y los Estados Unidos, que podría abrir las posibilidades no solo para una mejora de las relaciones bilaterales de esos dos países, sino influir en una nueva arquitectura hemisférica, que favorecería también a Venezuela

Pero para ello es necesario corregir  el rumbo actual ya que de no hacerlo, el deterioro seria  más grave que en el año 2014, puesto que se sumaría la caída dramática de los precios del petróleo; la tendencia indetenible del fenómeno de la hiper- inflación; el aumento del desabastecimiento aunado a una divisa que asciende en proporciones incalculables; y finalmente el incumplimiento de las Metas del Milenio  y con ello el riesgo del aumento de la pobreza, de las enfermedades y epidemias, de la ausencia de viviendas, del deterioro de la educación. Como si ello no fuera suficiente, la indignación por las injusticias contra los opositores democráticos y contra los disidentes internos del PSUV conduciría al país a un tormentoso 2015 en puertas del colapso, la implosión o la explosión social.  Si a pesar de todos esos factores el Gobierno decide continuar contra viento y marea, con la radicalización de la represión y las prácticas graves  de dominación y militarización creciente, el conflicto se veria agravado por el hecho de que nos encontraremos en un año electoral. Si iniciamos el 2015 sin que se ofrezcan verdaderas soluciones, veremos como los reclamos y huelgas de los sindicalistas se multiplicaran; los empresarios producirán aun menos; las quejas de los damnificados exigiendo viviendas dignas aumentaran; las amas de casa protestaran por el desabastecimiento; los presos políticos y exiliados exigirán con mayor vehemencia su libertad; los universitarios irán a la calle, y la indignación será global con el riesgo de que puedan surgir nuevos brotes de violencia durante el 2015  peores  que lo vivido en el 2014

 La salida a este panorama atroz en el 2015 es construir  una transición que  ponga fin a la indiferencia y a la incapacidad, y que enfrente los múltiples problemas existentes. Una de las propuestas que han tenido un eco favorable, es lograr un Gobierno de Concertación Nacional, tal como propone el Alcalde Metropolitano Antonio Ledezma  con los parámetros establecidos en la Constitución Bolivariana. Otra fórmula seria convocar al Soberano, para que a través de una Constituyente se reconstruya el Estado de Derecho por el colapso de las instituciones, siempre que se logre designar un árbitro electoral imparcial. Otras formulas van desde la renuncia del Mandatario, hasta de la repetición de experiencias de transición que han sido exitosas en otras partes del Mundo. Pero todo ello tiene una base común: la firme decisión de lograr el cambio a través del diálogo, la concertación, la tolerancia y el deseo de incluir a todos los venezolanos en la definición de una Venezuela que en el 2015 consolide las bases de un país volcado hacia el futuro con justicia social, democracia y libertad. Es el deseo para que podamos tener un feliz 2015 lleno de fe y esperanza!

Milos Alcalay
milosalcalay@yahoo.com
@milosalcalay

EL ENVÍO A NUESTROS CORREOS AUTORIZA PUBLICACIÓN, DIARIO DE OPINIÓN, ACTUALIDAD, VENEZUELA, ACTUALIDAD INTERNACIONAL, OPINIÓN, DEMOCRACIA, LIBERAL, LIBERALISMO, REPUBLICANISMO, LIBERTARIO, POLÍTICA,ELECCIONES,UNIDAD, ALTERNATIVA DEMOCRÁTICA,CONTENIDO NOTICIOSO,

JOSÉ MANUEL QUINTERO STRAUSS, ¿EXISTE EL NIÑO JESÚS?

                           (A los hijos de mis amigos en esta Navidad)

LA VIRGEN MARIA Y EL NIÑO JESUS
Siempre he creído en que Jesucristo hace verdaderos milagros a las personas que creen en él. Incluso lograr estirar los presupuestos familiares permitiendo que un pequeño aguinaldo alcance para muchos gastos navideños.

A pocos días de reunirnos en familia para compartir el pan y el vino quisiera hablarles de los milagros que realiza Jesús a las personas que tienen fe.
El viernes pasado por la tarde, después de haber sentido la presencia de la muerte muy cerca, luego de haber sido humillado y vejado por seres desalmados que provistos de armas que jamás había visto -ni sentido- y que continuaron sembrando más tristeza en mi alma, al ver con impotencia como cargaban todos –absolutamente todos- los recuerdos materiales de mi recordada esposa y de mi adorada hija,  aproveché para recorrer las céntricas calles de mi Mérida serrana para mitigar mi dolor y dejar que brotara alguna lágrima fortuita.
Pude constatar que están invadidas de vendedores de todo tipo de barajitas y otras inverosímiles cosas de un chocante materialismo. Tan solo por los alrededores de la Plaza Bolívar -antiguo centro de esparcimiento- usted se encontrará con todo lo inimaginable; desde aquellos que ofrecen cachorros y loritos !con pedigrí¡ hasta suspiros, caballitos de madera, relojes despertadores (todos repicando), eucaliptos, pitos que hablan, papas rellenas y pingüinos vendiendo helados. Otros ofrecen escapularios y rosarios, mandarinas y piñas (enteras o en rodajas) o mango con sal, adobo y vinagre, torta de jojotos, Cd chimbos, mata chiripas (la original, dicen a fuerte voz), lentes a granel, centros de comunicaciones portátiles cada 20 metros, obleas, incienso, ojales metálicos para correas (la 1ª. gratis) lubricantes para autos, café en termos, cotufas, musgos, casitas de barro (sobre el capot de lujosos autos), popsicles y raspados, rifas, maíz para palomas (por puñados y el precio varia dependiendo de las palomas) y para remate los típicos tambores de San Benito se combinan con la música vallenata en la mayoría de los locales. Hay estatuas vivientes y hermosas jovencitas en shorts promocionando lindos departamentos de unos amigos argentinos, barquillas, triciclos, tungas y carabinas, coquitos, melindres,  cosméticos, papel de regalo y toalet,  bambalinas, brillantina para pesebres, regañonas, templones y en la esquina norte con la Av 3 se ofrece placer corporal. Atol caliente en reverbero, leche e’ burra, bolsitas de alcanfor (creía que eso ya no existía) y fuegos artificiales (camuflados). Hombres vestidos de San Nicolás (gordos y flacos) y hasta uno afrodescendiente, moto-taxis como arroz, flores, floreros y saquitos con pétalos. Un señor sentado en una mesita donde guinda un letrero “Se venden poemas” (¿o se escriben?). Sin contar los vendedores de kinos, los quiscos de periódicos, las tarimas y carpas de los  afectos al gobierno, los múltiples necesitados pidiendo limosna y los tradicionales buhoneros de siempre e incontables colas (para todo).
Lo único que faltaba era venta de mondongo y cerveza fría en plena vía pública, pues hasta hallacas con ensalada rusa se ofrece en la esquina de la CANTV. Eso si, sólo un stand de libros, con pocos…pero muy pocos textos. Ante aquel gigantesco  bazar persa que me recordó mis días en Bagdad, opté por entrar a la Capilla de El Carmen -donde por las tardes siempre rezaba mi madre- y pensar imaginariamente en mis hijos.
No faltó un niño que quiso abrirle los ojos -a mis hijos que son hermosos e inocentes- diciéndoles en sus orejitas: “saben, eso de que viene el niño Jesús a cada casa y nos deja regalos al pié de la cama o debajo del arbolito son tonterías, pues todos los regalos los compra tu mamá y tu papá”.
Cuando los pequeños escucharon tal revelación vinieron hasta mi oficina para hablar conmigo y relataron lo que les había dicho su amigo y me preguntaron acerca de la verdad, a lo que no pude negarme ni engañarles; puse mis manos en sus hombros, les miré de frente y les dije en voz serena mi versión acerca de Jesús, de los niños y la Navidad. “Lo que su amigo les ha dicho como una gran verdad y develando un misterio, yo lo supe hace como cincuenta años y hasta me ufanaba ante otros niños de mi infantil sapiencia, hasta que un día mi padre murió y yo tuve hijos y volví a creer en la maravillosa historia que mi madre -doña Beatriz- siempre me contó, pues todos los años el Niño Jesús siguió visitando nuestra casa, inundándola de amor y de algunos regalos”.
Al escuchar mis palabras me preguntaron: “¿Has visto al niño Jesús visitando nuestra casa, le has dado la mano y has hablado con él?”. Ante tan difícil pregunta que requería una respuesta delicada, me encomendé al Santísimo Sacramento pidiéndole que no me saliera una tontería y les dije a mis hijos -tratando de entrar en su alma- unas palabras que pudieran entender. Les dije: “A Dios no se le ve con los ojos sino con el corazón y yo percibí su presencia en nuestra casa en cada navidad; y no entró por la puerta, ni por la ventana, ni por la chimenea, sino que de repente sentíamos que se hallaba entre nosotros llenando nuestras almas de un gozo especial; ninguno de nuestros parientes les dio la mano pero él comenzaba a realizar milagros como la multiplicación del amor, la conversión del agua en vino o en mistela, o de las tristezas por alegrías y del pan en panetones o en turrones de Alicante”
Los pequeños se quedaron meditando unos  instantes y volvieron a la carga:
 “¿o sea que Jesús viene a todas las casas trayendo regalos y haciendo milagros?”. Sin ánimo de hacer teología elemental, les respondí: “Viene a todas las casas donde lo invitan, donde sabe que hay niños que lo  aman y donde hay hombres de buena voluntad”. Ellos -mis hijos- intuyeron el sentido de la Navidad y me dieron un fuerte abrazo y también abrazaron a otro niño que estaba a su lado, entre nosotros. Ellos sintieron en sus corazones que era Jesús y me dijeron con tierna voz: “Papá, me parece más hermosa la Navidad de la que nos has hablado, que de la otra de la cual nos contó nuestro amigo, que es una fiesta sin alma, sin misterio y sin milagros”.
Ese es el mismo deseo para todos ustedes en esta Navidad. Que en unión de sus hijos y demás familiares, sea de regocijo espiritual con el encantador misterio de la ternura infantil y que les conceda el milagro de la felicidad, del entusiasmo y mucha salud para poder tener un mejor año 2015.
Y para nuestra ciudad de Mérida, que su Plaza Bolívar vuelva a ser la de sus hermosos jardines, límpidas calles de neblina fresca y suave, aquella de las lindas retretas dominicales del recordado Maestro don José Rafael Rivas.

José Manuel  Quintero Strauss
chachaqst@hotmail.com

EL ENVÍO A NUESTROS CORREOS AUTORIZA PUBLICACIÓN, DIARIO DE OPINIÓN, ACTUALIDAD, VENEZUELA, ACTUALIDAD INTERNACIONAL, OPINIÓN, DEMOCRACIA, LIBERAL, LIBERALISMO, REPUBLICANISMO, LIBERTARIO, POLÍTICA,ELECCIONES,UNIDAD, ALTERNATIVA DEMOCRÁTICA,CONTENIDO NOTICIOSO,

RAFAEL BELLO, VENEZUELA NAVIDAD SIN PAZ

RAFAEL BELLO
Siempre la esperanza se adentra en el alma venezolana porque nunca se pierde la fe. Este es un pueblo merecedor de todas las cosas buenas, edificantes y dignas de su condición de grandeza espiritual. En ello tiene preeminencia la libertad que nos legaron los grandes seres de la independencia. Es entonces, esa presencia gloriosa de Venezuela, la patria de la libertad que se adentra por sus caminos en unión del sentimiento colectivo que se lleva como condición viva y eterna de la patria libre.

Esa razón constituye la presencia de la fortaleza de millones de hombres y mujeres que defienden sus derechos contra toda manipulación de intereses contrarios a la convivencia democrática. Y he allí precisamente, lo que no puede torcer el rumbo del ideal democrático, es el escollo inmenso del accionar de la barbarie frente a lo fundamental y trascendente de los derechos que se compaginan con la civilidad. Venezuela es una nación independiente y democrática y esa condición admirable en el universo nada ni nadie la puede revertir por cuanto representa el espíritu de la identidad nacional. Eso no lo podrá cambiar el accionar totalitario que corrompe y se apropia de los bienes de la República, que son los bienes de todos los venezolanos.
La fe de los venezolanos del pensamiento libre no cede en su transitar de voluntades dispuestas a la reinserción democrática, pese a los trances tormentosos de las ambiciones que ya se arrinconan ante la fuerza de esa condición libre que colma los espacios del andar venezolano hacia la plenitud de sus derechos fundamentales.
Indudablemente que ello trastoca el andamiaje totalitario que no puede permanecer con las seguridades sin tiempo ni medida  de la dominación para el saqueo del ingreso nacional y el empobrecimiento de la población venezolana. Es por lo que ya el pueblo sigue su curso indetenible democrático en las calles con las banderas de la unidad nacional.
 Los cambios se avizoran en el trajinar de los ciudadanos por  los caminos de la gloria que se hace sentir sin temores frente a la violencia del poder abyecto. Los días son de encuentro formidable con los permanentes deseos de unión y paz. Así avanza el propósito general de convivencia en el espíritu ciudadano al que nunca se renuncia porque nada es posible cuando la independencia de la patria se lastima con ambiciones totalitarias.
Entonces, está allí presente Venezuela. Libre, independiente y soberana en el espíritu y condición de los ciudadanos con la fuerza indomable y la determinación de la libertad que crece en sus convicciones democráticas por sobre todas las malévolas intenciones de predominio totalitario. Esa es la actitud de este pueblo venezolano que se llena de fe en estos días de regocijo espiritual. Regocijo trascendente en sus valores espirituales, por lo que el país libre, convoca la legítima defensa de millones de hombres y mujeres en sus derechos fundamentales a vivir al amparo de la libertad y la paz.
Estos días son de ese formidable encuentro del sentimiento de identidad venezolana en sus más elevados propósitos de lucha por la preservación de la paz en los valores fundamentales de libertad y democracia. No cabe en la sociedad venezolana lo que vulnera hoy su condición democrática. Es por lo que tiene preeminencia en el quehacer diario de millones de hombres y mujeres, la actitud de lucha con su espíritu de persistente en la convivencia navideña de la valoración del sentimiento  existencial de los venezolanos de la libertad.
Rafael Bello
bello.rafael@yahoo.es
@unidadylagente

EL ENVÍO A NUESTROS CORREOS AUTORIZA PUBLICACIÓN, DIARIO DE OPINIÓN, ACTUALIDAD, VENEZUELA, ACTUALIDAD INTERNACIONAL, OPINIÓN, DEMOCRACIA, LIBERAL, LIBERALISMO, REPUBLICANISMO, LIBERTARIO, POLÍTICA,ELECCIONES,UNIDAD, ALTERNATIVA DEMOCRÁTICA,CONTENIDO NOTICIOSO,

JOSÉ FÉLIX DÍAZ BERMÚDEZ¸"COMANDANTE" BOVES

JOSÉ FÉLIX DÍAZ BERMÚDEZ
Se transformó en el: "taita" de sus soldados, adulado y obedecido ciegamente...

Su solo nombre fue sinónimo de crueldad inaudita, afrentosa venganza, violencia e impiedad como nunca había existido en tales términos en los campos de Venezuela. Ordenaba en los lugares donde se presentaba el despojo, la destrucción, la muerte, la impiedad contra todo lo humano y lo divino; templos y hogares violados; el engaño y la burla infamante contra sus víctimas en aquellos bailes grotescos en los cuales autorizaba humillar y degollar mientras la música sonaba entre gritos de espanto y de dolor.

JOSE TOMAS BOVES, 
Sus huestes fueron nuestros mestizos, pardos, mulatos y zambos que creyeron en él y lo reconocieron como su caudillo, el primero en la época de la independencia, incitando el odio de clase y de raza el cual se fundamentó, como lo denunció el presbítero don José Ambrosio Llamozas ante el Rey: "en la destrucción de todos los blancos conservando, contemplando y halagando a las demás castas", a las que les ofreció los bienes de éstos, haciéndoles cómplices de sus bajas pasiones como indigna forma de ascenso social.

El "comandante Boves", como se le llamó, comenzó su carrera acusado de delitos que las autoridades le juzgaron y cuando fue otra vez libre por los azares de la guerra, se incorporó a las filas de Antoñanzas, quien lo llevó junto a otros a Caracas para castigarla en el año de 1812.

Superó a sus jefes con los más horrorosos actos de maldad y logró que la multitud que le seguía aprendiese a odiar a la República, a leyes y a los derechos de los otros contra toda consideración de humanidad. Se transformó en el: "taita" de sus soldados, adulado y obedecido ciegamente para cumplir los más aberrantes crímenes de nuestra historia.

Valencia, Caracas, Cumaná, Barcelona fueron asoladas por él en 1814, su año final. Le inspiró la causa del Rey pero más la ambición, la venganza y el poder. Para Bolívar fue: "un demonio... que sumerge a Venezuela en la sangre, en el luto y en la servidumbre". Murió en Urica hace 200 años.

José Félix Díaz Bermúdez
Jfd599@gmail.com
@jfd599

EL ENVÍO A NUESTROS CORREOS AUTORIZA PUBLICACIÓN, DIARIO DE OPINIÓN, ACTUALIDAD, VENEZUELA, ACTUALIDAD INTERNACIONAL, OPINIÓN, DEMOCRACIA, LIBERAL, LIBERALISMO, REPUBLICANISMO, LIBERTARIO, POLÍTICA,ELECCIONES,UNIDAD, ALTERNATIVA DEMOCRÁTICA,CONTENIDO NOTICIOSO,

OMAR ÁVILA ¿CON QUIÉN CUENTA LA REVOLUCIÓN DEL SIGLO XXI?

OMAR ÁVILA 
Viendo los acontecimientos de los últimos días voy a centrar estas líneas en lo que ha sido, por un lado la sanción del Senado estadounidense a funcionarios venezolanos corruptos y violadores de los derechos humanos -sólo por decir lo menos- y en lo que Maduro y sus acólitos han querido hacer ver, como que dicha sanción es contra nuestra nación. Eso es otra mentira de este régimen que intenta seguir manipulando a los venezolanos luego de 16 años.

Desde la Asamblea Nacional, a través de un acuerdo aprobado esta semana, pretenden ratificar que es en defensa de la soberanía nacional y al principio de la no injerencia por parte de EEUU, esa intromisión es lo que han hecho durante estos años varios países, entre ellos Cuba, a quien por cierto sí seguimos la lógica del discurso oficialista, pasarían a ser traidores por hacer pactos y normalizar sus relaciones con los Estados Unidos.

Ojalá pidieran respeto y la no injerencia cuando Daniel Ortega, Evo Morales, Cristina de Kirchner, los Castro u otros mandatarios, se han inmiscuido en la política de nuestro país y se han atrevido, además de opinar, a insultar a la oposición venezolana.

Aplaudo el avance en la geopolítica regional con pleno apoyo del continente al lado de EEUU y Cuba, mientras por otro lado lamento que el régimen venezolano quede solitario y sin rumbo.

Indudablemente que la pifia del Primer Mandatario fue tal, que luego de ese discurso anti-imperialista el pasado lunes tuvo que meterse la lengua precisamente a donde le había dicho a Obama que se metiera la de él. Una vez más el papelón del Presidente da pena ajena, después de anunciar la quema de las visas y amenazar con cerrar la Embajada y el Consulado en Estados Unidos, así como que rompería relaciones diplomáticas con estos. Es por ello que vimos, que en menos de 24 horas apareció como un corderito pidiendo cacao por partida doble en la reunión del Mercosur.

Una vez más la contradicción se refleja en un gobierno inepto, incapaz e incoherente al enviar mensajes "antimperialistas" de la boca para afuera y seguir usando marcas gringas en su vestimenta y tecnología de punta.

El Presidente Obama ya firmó dicha sanción, medida que a los psuvistas les duele que vayan a congelarle las cuentas en dólares, confiscarles las propiedades en la tierra del tío Sam, que no puedan ir a Disneylandia o darse la buena vida paseando por las calles del imperio sin temer por la inseguridad, así como gastándose las arcas del pueblo en los casinos de Las Vegas.

Para EEUU Venezuela se ha convertido en un punto de debate político interno; ha crecido la impugnación a lo que sucede aquí, en la comunidad latinoamericana residente de allá.

En un abrir y cerrar de ojos, el gobierno quedó aislado: Putin en jaque por la caída del rublo, Raúl Castro se terminó de entender con Obama, Irán coopera con EE.UU. para frenar al Isis, las FARC declaran un alto al fuego unilateral y para rematar Pepe Mujica reconoce que hay presos políticos en Venezuela. Sumado a esto, la Eurocamara también condena a través de una resolución, la persecución política. Ante todo este escenario, pregunto: ¿Con quién cuenta ahora la revolución del socialismo del siglo XXI?

Omar Avila
oavila1973@gmail.com
@omaravila2010

EL ENVÍO A NUESTROS CORREOS AUTORIZA PUBLICACIÓN, DIARIO DE OPINIÓN, ACTUALIDAD, VENEZUELA, ACTUALIDAD INTERNACIONAL, OPINIÓN, DEMOCRACIA, LIBERAL, LIBERALISMO, REPUBLICANISMO, LIBERTARIO, POLÍTICA,ELECCIONES,UNIDAD, ALTERNATIVA DEMOCRÁTICA,CONTENIDO NOTICIOSO,

MANUEL MALAVER, EL OBAMAZO

MANUEL MALAVER
Quizá la jugada más desconcertante de la desconcertante carrera política de Barack Obama, pero, sin duda, impuesta por la lógica de que, frente a dos enemigos, es necesario golpear primero al más débil, para después habérselas con el más fuerte.

En este caso, “el más débil” es el vapuleado presidente de la República Bolivariana de Venezuela, Nicolás Maduro, quien, sin talento ni ranquin para medirse con los pesos pesados, optó por comportarse como un guapo de barrio que sale con una soberana golpiza en cuanto se tropieza con guapos de verdad.

Puede asegurarse que una de las causas eficientes de su KO vino por el lado de su pésimo manejo de la caída de los precios del petróleo, de su impericia en establecer las razones inescapables que, a partir del año pico del último ciclo alcista de los precios (2008), empezaron a estructurar un nuevo mapa energético mundial; y del espejismo que le dejó como herencia su antecesor, Hugo Chávez, el archiministro, Rafael Ramírez, quien lo convenció de que, con bravatas más, bravatas menos (y convocando reuniones de emergencia de la OPEP), los precios volverían a subir.

A Rafael Ramírez también debe Maduro crueldades como ponerlo a decir chambonadas tal esa de que Estados Unidos estaba a punto de ser devastado por un megaterremoto, uno que iba a destruir ciudades, industrias, rascacielos, desaparecer valles y montañas y dejar millones de muertos y heridos, y todo por el fracking, la técnica de producir petróleo por fracturación hidráulica de esquistos.

De Estados Unidos dijo también Maduro (¿cuándo no?) que era el centro de una gran conspiración contra la OPEP, el Rey de Arabia Saudita, Abdalá bin Abdelaziz y contra él, el sucesor de Chávez y jefe de la revolución “bolivariana”, y que Obama no era otra cosa que una reedición del “Gran Satán” de los archimalvados Clinton y Bush.

En otras palabras, que lo único que le faltó fue decir que tales revelaciones se las había cantado el difunto “Comandante Eterno”, transfigurado en “Pajarito” y debió ser por el respeto que ha aprendido a tenerle al pajarraco Ramírez.

No fueron estos crímenes de lesa sensatez, sin embargo, los más escandalosos que cometió Maduro en el transcurso de su segundo año como presidente, sino que, en la primera crisis política abrasiva que confrontó, de febrero y junio, cuando miles de estudiantes se lanzaron a las calles a protestar porque escoltas del gobernador del Táchira, capitán Vielma Mora, habían violado a una condiscípula, pues, el experto en fracking y conspiraciones, no los llamó nunca a dialogar, ni investigó las causas de sus protestas, sino que ordenó se les retirara a la fuerza de las vías y lugares públicos y sin reparar en muertos, heridos, torturados, encarcelados y perseguidos.

Fue su estreno en el campo de las armas, de la guerra y de la violencia, si no asumiendo el mando y la ejecución de las operaciones, sí ordenando y celebrando a los matones, a los asesinos de la llamada “Guardia del Pueblo”, los “Colectivos” y unidades de élite de la GNB y el Ejército.

Se trataba del primer crimen masivo perpetrado en los tiempos de la Internet y las redes sociales, pues día a día, y noche a noche, de febrero a junio, circulaban por las páginas web, celulares, iPad, iPhone y Smartphones estos portadores de la muerte que, en cuestión de segundos, en motos de alta cilindrada y armados hasta los dientes, se presentaban disparando balas, perdigonazos, lacrimógenas, y después recogían a los heridos, o detenidos y se los llevaban en las parrillas como en una demostración ostentosa de que no buscaba sino amedrentar a quienes se atrevieran.

Por decenas de miles se difundían las fotografías, videos, grabaciones y films donde una juventud aguerrida resistía y hacía frente una y otra vez, y sin nadie ni nada la detuviese, a estos criminales que eran simplemente máquinas de matar.

No pocas veces orgullosos e inflados por la rapidez y eficacia con que cumplían sus misiones y cómo crecidos de sus “15 minutos de fama” y ansiosos de sentirse comentados y mencionados por los miles de millones que retrocedían ante sus transgresiones.

“Ya saben muchachos” les decía Maduro “candelita que se prenda, candelita que se apague”, y los sicarios obedecían mientras se disponían a recibir elogios y condecoraciones del “Comandante en Jefe”.

Urbanizaciones enteras fueron tomadas, saqueadas y vandalizadas por la simple sospecha de que escondían “alzados”, edificios arrasados buscando sospechosos, y ciudadanos y sus familias sacados a la fuerza de sus apartamentos porque eran “identificados” por los cuerpos de inteligencia del Ejército “como enemigos”.

En definitiva que, todo un muestrario del horror y de violaciones de los derechos humanos que era imposible no llegará a los organismos multilaterales, ONG y tribunales que juzgan delitos de lesa humanidad y procedieran a apersonarse de la situación de un gobierno que, en forma brutal, pisoteaba la Constitución y leyes aprobadas en tiempos de Chávez donde el Estado se comprometía a respetar los derechos colectivos e individuales.

Es justo señalar que la comunidad internacional se activó y le exigió a Maduro un diálogo con la oposición para agenciar un acuerdo que suspendiera las violaciones de los derechos humanos y regularizara la vida democrática en base al restablecimiento de la independencia de los poderes y el respeto a la decisión de las mayorías electorales.

También que Maduro y su gobierno boicotearon el diálogo, lo estropearon, lo envilecieron, lo bypasearon y, al final, lo suspendieron “porque gobierno revolucionario no negocia” ni le “hace concesiones a los enemigos”.

En definitiva, que nada de extraño, entonces, que el Congreso de los Estados Unidos, en base a los miles de testimonios y la declaración de testigos e instituciones nacionales e internacionales, precediera a aprobar una ley en la que se sanciona a 56 funcionarios del gobierno de Maduro “por violaciones de los derechos humanos”.

La ley fue firmada el jueves por el presidente Barack Obama y llama la atención que lo hiciera 24 horas después que anunciara el descongelamiento de las relaciones diplomáticas con Cuba y el inicio de conversaciones para normalizar los contactos entre uno y otro país e ir, en la mayoría de los temas posibles, a una nueva era.

Circunstancia que contribuye a dejar más a Maduro y su gobierno en la más absoluta orfandad, ya que, el aliado al cual le regala 125.000 barriles diarios de petróleo y recursos en ayudas que han sido calculados en 50.000 millones de dólares anuales, pues simplemente no hizo del “caso Venezuela” parte de sus negociaciones con Barack Obama y abandonó a los hermanos en las garras del águila americana.

¿Cuál será entonces la reacción de este gatillo alegre que pensó que estaba en la década de los 60, que la revolución cubana seguía en los tiempos de playa Girón, no había caído el Muro de Berlín y los soviéticos vendrían ayudarlo con todo en su confrontación con el Gran Satán?

Pregunta espinosa, pero que no puede responderse si antes no resolvemos el enigma de si estará gobernando a la hora de confrontarla.

Manuel Malaver
manuhalm912@cantv.net
@MMalaverM

EL ENVÍO A NUESTROS CORREOS AUTORIZA PUBLICACIÓN, DIARIO DE OPINIÓN, ACTUALIDAD, VENEZUELA, ACTUALIDAD INTERNACIONAL, OPINIÓN, DEMOCRACIA, LIBERAL, LIBERALISMO, REPUBLICANISMO, LIBERTARIO, POLÍTICA,ELECCIONES,UNIDAD, ALTERNATIVA DEMOCRÁTICA,CONTENIDO NOTICIOSO,

ANTONIO SÁNCHEZ GARCÍA, PABLO IGLESIAS, EL MENTECATO, CASO ESPAÑA,

 
ANTONIO SÁNCHEZ GARCÍA
“La Unión Soviética hizo posible el estado de Bienestar” Pablo Iglesias
Con su proverbial caballerosidad, Carlos Alberto Montaner hizo sobrados y muy académicos esfuerzos por darle al término con el que quiso distinguir a Iglesias, el mentecato, el sentido menos ofensivo. Recurrió para ello a la etimología y dio con los orígenes del término allá por el 1570, cuando mente captus significaba “que no tiene toda la razón”, propiamente “cogido de la mente”, dice Joan Corominas en su Breve Diccionario Etimológico de la Lengua Castellana.
Una interpretación más liberal daría al término el estricto sentido de “encogido de mente”, “torpe de la mente” véase insensato, bobo o necio, como lo establece en su Diccionario de Uso del Español Actual, la lingüista María Moliner.
Fiel al lenguaje como expresión del paso del tiempo, la Real Academia en su Diccionario Esencial de la Lengua Española en su versión de 2006 nos acerca al exacto significado que cabe darle al término al día de hoy: “tonto, fatuo, falto de juicio, privado de razón”.
A los fines de la máxima actualidad, suelo apoyarme en Clave, el Diccionario de Uso del Español Actual, prologado por el Nobel Gabriel García Márquez, que dice: “Mentecato: adj./s. Referido a una persona, que es tonta, falta de juicio o de corto entendimiento. Del latin mente captus (falto de mente).”
De modo que en uso y razón de la plena autoridad del término, llamar mentecato a Pablo Iglesias puede que sea ofensivo, pero siendo estricta y religiosamente ceñido a la verdad ha de ser asumido con el rigor que solía darle al concepto de verdad mi abuela Claudina, que solía regañarnos cuando nos poníamos estúpidos llamándonos mentecatos, para culminar la faena apostillando: “Es hora de que lo vayan sabiendo: la verdad, aunque severa, es amiga verdadera”.
Por cierto: la verdad, en ciertos casos, sirve de poco. Que Chávez era un mentecato, un majadero, un fatuo inculto, bruto, ensoberbecido y absolutamente carente de razón pudo saberlo cualquier hijo de vecino dotado con dos dedos de frente a lo largo y ancho de toda Venezuela la noche en que se ocultó en el museo militar, anticipándole el destino donde hoy, tras veinte años de infamias, reposa un muñeco que usurpa sus despojos.
Pero su mentecatez armonizaba de manera tan perfecta con la masiva peste de mentecatez que asoló a Tierra Firme a fines de los ochenta comienzos de los noventa, que su rostro de acabado mentecato se convirtió en el espejo perfecto de la idiotez nacional. Belfos caídos, labios regordetes, cejijunto y descuidado en el habla a nivel de matarife. Los venezolanos descubrieron de pronto y en medio del jolgorio golpista que eran una manada de mentecatos. Que sus oídos repicaban campanadas cuando le oían soltar una grosería mayor o una boutade supuestamente divertida, del tipo “esta noche te voy a dar lo tuyo” o esa decisión del electorado “es una mierda”. Y que nada mejor para alcanzar el reino de la felicidad que ser gobernado por una banda de mentecatos uniformados a cargo de un mentecato de marca mayor.
Con una salvedad de la que aún no alcanzamos a tener noticia en el caso de Iglesias, el mentecato menor: era un mentecato que dominaba el arte de la mentecatez, capaz de corromper a la Madre Teresa de Calcuta y de hacer eructar en público a la Reina Isabel. A quien por poco no le estampa un sonoro bembonazo en pleno Palacio de Buckingham, mientras le hacía entrega de una suerte de autorretrato: un papagayo al óleo. Nada raro: venía de estrujar entre sus brazos en medio de su primera gira mundial al Emperador Akihito, “el intocable”.
De modo que no sería sorprendente ver a Pablo Iglesias, el Mentecato, si nadie osa darle una parada y se le permite entrar en burro y en alpargatas al Palacio Real, sentarse en las rodillas de Doña Leticia y darle un puñetazo de camaradería al Rey Felipe.Todo esto me viene a cuento al leer la insólita boutade, mejor dicho, rabiosa mentecatez con que se saca de la manga su sabiduría política de tres al cuarto de catedrático de la Universidad Complutense de Madrid – vaya antro, si por sus frutos la reconoceréis – que el así llamado Welfare State, Wohlstand Staat o Estado de Bienestar no fue un concepto que se le ocurriera a William Temple en 1945, entonces Arzobispo de Canterbury, en la que contraponía las políticas keynesianas de posguerra al Warfare State ("Estado de Guerra") de la Alemania Nazi. Como lo ha definido con precisión germánica mi ex compañero del Max Planck Institut, de Starnberg, Alemania, Claus Offe.
De ninguna manera. Según Iglesias, el mentecato, el Estado de Bienestar y, por consiguiente, el capitalismo democrático o el llamado social capitalismo es un producto rancio y auténtico de Joseph Stalin, el mayor tirano de la historia de la humanidad desde los tiempos de Atila.
Ni Roosevelt ni la socialdemocracia, ni los movimientos sindicales del mundo entero ni la clase obrera tuvieron parte en la necesidad del capitalismo por superar sus crisis sistémicas abriéndose al amplio espectro del consumo masivo, la elevación del salario, la superación de la naturaleza proletaria del trabajo asalariado y la tecnologización de los procesos productivos. Fue el horror a Stalin. En vida del cual no hubo un solo adelanto en las condiciones sociales, laborales y políticas del esclavizado proletariado y campesinado soviéticos. Al extremo que muerto, la caída de la Unión Soviética comenzó a escribirse.
La verdad es contraria: en sus memorias, cuenta Nikita Kruschev que a mediados de los sesenta esperaba por fin verse en capacidad de impulsar el comunismo en todas las Rusias según el maravilloso postulado marxiano: de todos según sus capacidades, a todos según sus necesidades. Ni él ni ninguno de quienes lo defenestraron y se fueron defenestrando sucesivamente pudieron replicar un átomo del Welfare State: antes de que los soviéticos pudieran contar con el sueño de una lavadora o una nevera, un carro o cualquiera de las comodidades que eran de uso corriente en Occidente, caía el Muro y el bloque soviético se venía abajo.
Es algo que ni los Castro, ni los norcoreanos ni Pablo Iglesias quisieran asumir como un hecho consumado. Mañana saldrá con otra perla de ese calado, por ejemplo, que gracias a Hitler y Auschwitz existe el Estado de Israel. ¡Cosas veredes,
Antonio Sanchez Garcia
sanchezgarciacaracas@gmail.com
‏@Sangarccs

EL ENVÍO A NUESTROS CORREOS AUTORIZA PUBLICACIÓN, DIARIO DE OPINIÓN, ACTUALIDAD, VENEZUELA, ACTUALIDAD INTERNACIONAL, OPINIÓN, DEMOCRACIA, LIBERAL, LIBERALISMO, REPUBLICANISMO, LIBERTARIO, POLÍTICA,ELECCIONES,UNIDAD, ALTERNATIVA DEMOCRÁTICA,CONTENIDO NOTICIOSO,

ALICIA FREILICH, LITERATURA DE LOS ALLAQUÍ VENEZOLANOS (I)

ALICIA FREILICH
El globo terráqueo ha sido y es de migrantes por hambre, guerra, epidemias, persecución de minorías y disidentes, factores juntos o separados.

En los tres lustros recientes, por vez primera, más de un millón de venezolanos dejó su país de inmigrantes debido a distintos cambios  del entorno y una experiencia común: expulsados con pasaporte patrio por un clan partidista discriminador que ilegalmente lo vuelve extranjero en su propio suelo. Revolución totalitaria, autoritarismo siglo XXI, neo-dictadura militarista, póngale usted la etiqueta. El resultado es idéntico y puede resumirse en la frase Pasaje de ida, título certero del interesante libro publicado por Alfa Editores (Caracas, 2013.)

Silda Cordoliani, destacada narradora venezolana en los relatos de Babiloni, La mujer por la ventana y En lugar del corazón, es también una editora de aguda visión para detectar temas de actualidad vital. Esta vez decidió convocar a quince ciudadanos dispersos pero muy unidos por su condición de creadores nacionales residenciados en el exterior: Gustavo Guerrero, Miguel Gómez, J. C. Méndez Guédez, Camilo Pino, Juan Carlos Chirinos, Armando Luigi Castañeda, Dinapiera Di Donato, Doménico Chiappe, Lilliana Lara, Verónica Jaffé, Corina Michelena, Gustavo Valle, Gregory Zambrano, Israel Centeno y Blanca Strepponi. Son figuras del intelecto artístico local ya proyectadas en el ámbito local y foráneo que asumen con valiente pero melancólico rigor ese nuevo papel de musiú internacional cada uno en su particular manera expresiva que va desde la melancolía extrema, el severo análisis sociopolítico al humor bilioso, punzante o juguetón. Representan a la oprimida disidencia de su nación, muy conscientes de que ya no son totalmente de allá ni de aquí, en un espacio de ir y venir, todavía sin marcharse ni regresar del todo.

Algunos necesitan volver  por un lapso para revivir o justificar más acentuado el desarraigo que los aleja o limita. Y desde ese breve retorno viajero calibran el tamaño de su lejanía y acaso les sirve para  nutrir o no, su adaptación o rechazo  a la trágica  venezolanidad actual.

En todos pervive una marca de situación en traumático limbo que fortalece su creatividad y capacidad de lucha, reacciones que la psiquiatría contemporánea nombra con una extraña palabra: resilencia.

En este caso particular queda registrada la extranjería por elección forzada desde un contexto segregador, esa sensación de continua inestabilidad física y emocional ocasionada por la pérdida de la  firme raíz que otorga una identidad de pertenencia sin ambages.

En ese preciso sentido, esta inteligente compilación  resulta muy útil y se proyecta hacia un público múltiple, los de allá y los de aquí, en todo sitio, cualquiera sea su nacionalidad adquirida o natal. Estos pensadores de la dolorosa y latente experiencia venezolana representan sin dudas, a la ya mayoría de su país que se resiste a entregar su moderna cultura urbana a un régimen caudillesco, armado y ruralista. Y al mismo tiempo, en toda geografía y momento, logra un lector identificado en su difícil errancia, hoy cada vez más globalizada en este planeta de refugiados.

A veces, como sucedió en el siglo XX venezolano, el exilio que retorna cuando se recupera la libertad política configura buena parte de una sólida y competente dirigencia para el futuro nacional a mediano plazo. Pues la distancia acerca y por eso mismo aclara. Y en definitiva, ilumina, como se evidencia en la  nueva producción literaria del año 14 que merece un espacio descriptivo  aparte.

Alicia   Freilich
alifrei@hotmail.com
@aliciafreilich

EL ENVÍO A NUESTROS CORREOS AUTORIZA PUBLICACIÓN, DIARIO DE OPINIÓN, ACTUALIDAD, VENEZUELA, ACTUALIDAD INTERNACIONAL, OPINIÓN, DEMOCRACIA, LIBERAL, LIBERALISMO, REPUBLICANISMO, LIBERTARIO, POLÍTICA,ELECCIONES,UNIDAD, ALTERNATIVA DEMOCRÁTICA,CONTENIDO NOTICIOSO,