BIENVENIDOS AMIGOS PUES OTRA VENEZUELA ES POSIBLE. LUCHEMOS POR LA DEMOCRACIA LIBERAL

LA LIBERTAD, SANCHO, ES UNO DE LOS MÁS PRECIOSOS DONES QUE A LOS HOMBRES DIERON LOS CIELOS; CON ELLA NO PUEDEN IGUALARSE LOS TESOROS QUE ENCIERRAN LA TIERRA Y EL MAR: POR LA LIBERTAD, ASÍ COMO POR LA HONRA, SE PUEDE Y DEBE AVENTURAR LA VIDA. (MIGUEL DE CERVANTES SAAVEDRA) ¡VENEZUELA SOMOS TODOS! NO DEFENDEMOS POSICIONES PARTIDISTAS. ESTAMOS CON LA AUTENTICA UNIDAD DE LA ALTERNATIVA DEMOCRATICA

jueves, 5 de marzo de 2015

BEATRIZ DE MAJO, NUEVA VISIÓN DEL COMERCIO SEXUAL, CHINA HOY

A mediados del año 2014 el Ministerio chino de Seguridad pública fue forzado por la prensa internacional a emprender un nuevo y vasto programa policial anti-prostitución. Todo ocurrió cuando fueron difundidas, hasta por la prensa local, imágenes de cámaras escondidas en distintos prostíbulos de la  provincia de Guangdong. La terminante y agresiva actitud de la policía en contra de los administradores y  operadores de este tipo de establecimiento puso el tema de la profesión más antigua del planeta sobre el tapete de la discusión nacional, una vez más.

Que quede claro algo, antes de continuar: el comercio sexual es ilegal en China. Lo es desde que el Partido Comunista así lo decretó en 1949.

Pero cierto es que todos se hacen de la vista gorda en torno al tema,  la permisividad moral se ha instalado en el país y la misma se ha exponenciado en la medida en que China ha abierto sus fronteras. Los funcionarios y altos jerarcas acuden con frecuencia a este tipo de placeres y hemos visto como tal práctica ha generado no pocos problemas de orden político a sus adeptos. 

No puede negarse que existe un problema de salud pública en la gran nación asiática cuando los expertos estiman que una cifra de individuos cercana a los 6 millones en toda China –Naciones Unidas llevan este número hasta 10 millones- se dedica a traficar sexualmente. Si se tratara de abordar el tema como una decisión personal de cada individuo en relación con su cuerpo y sus ingresos, a nivel público no habría sino que desarrollar campañas de orientación sexual y de salubridad para mantenerlo bajo control. Pero ocurre que la venta de sexo tiene su principal asiento en decenas de miles de establecimientos como bares, salones de masajes y saunas y lugares para ejercitar el karaoke en donde el contacto con vicios y otros delitos han conseguido igualmente asentarse.

El negocio maneja cifras colosales. Aunque no puede darse estrecha credibilidad a estudios de naturaleza más o menos especulativa sobre un tema tan subterráneo como este, hay estudiosos que aseguran que la industria del sexo es capaz de generar una participación en el PIB nacional muy significativa. El economista Yan Fen asegura, por ejemplo, que las acciones policiales para desmantelar centros de prostitución que se iniciaron con el arranque de este siglo ya han provocado una caída del Producto interno cercano al 1%. 

El instrumento legal que norma la materia conocido como “Regulacion de la administración de Lugares de entretenimiento” ha sido eficiente como herramienta policial para  desterrar parcialmente el delito conexo de la trata de blancas, pero el modernismo y la tecnología juegan en contravía de los esfuerzos gubernamentales.

De unos meses a esta parte, los centros digitales de encuentros personales que operan a través de las redes sociales chinas, le han dado un nuevo impulso al negocio del comercio del sexo, tanto que ya se han activado centros de entrenamiento informático para prostitutas donde estas reciben instrucción como tratar digitalmente a clientes potenciales.

En síntesis , la profesión mas antigua del momento está lejos de ser desterrada en China, pero está requiriendo una estrecha vigilancia del lado estatal en donde tampoco existen criterios contrapuestos sobre la naturaleza de la actividad. Los mas permisivos, por ejemplo acaban de conseguir de una corte judicial la declaratoria de que los masajes eróticos con un “ final feliz” no pueden ser considerados prostitución. Los dueños de centros de masajes, evidentemente, armaron la gran fiesta. 

Beatriz De Majo
bdemajo@gmail.com
@beatrizdemajo

EL ENVÍO A NUESTROS CORREOS AUTORIZA PUBLICACIÓN, DIARIO DE OPINIÓN, SIN SOCIALISMO, OTRA VENEZUELA ES POSIBLE, ACTUALIDAD, VENEZUELA, ACTUALIDAD INTERNACIONAL, OPINIÓN, DEMOCRACIA, LIBERAL, LIBERALISMO, REPUBLICANISMO, LIBERTARIO, POLÍTICA, ELECCIONES, UNIDAD, ALTERNATIVA, DEMOCRÁTICA, CONTENIDO NOTICIOSO,

TRINO MÁRQUEZ, CHÁVEZ: UN HÉROE EFÍMERO

Están cumpliéndose dos años de la muerte de Hugo Chávez. Ahora se ven los efectos de la destrucción que causó. Sus herederos han continuado demoliendo la democracia y los signos de modernidad que existían cuando el caudillo llegó a Miraflores.

Chávez fue el prototipo del líder mesiánico: megalómano, populista, egocéntrico. Despreciaba las instituciones democráticas y el concepto de República, indisolublemente vinculado al respeto del Estado de Derecho, y a la independencia y equilibrio de los poderes públicos, tanto nacionales como regionales y locales. Su ideal del Estado fue el diseñado por Lenin en El Estado y la revolución. El modelo que buscó imponer fue el Estado revolucionario en el cual se  funden el Estado, el Gobierno y el Partido, en una unidad indisoluble dentro de la cual desparecen todas las fronteras entre un ámbito y otro. Esta concepción leninista pasó a formar parte de la tradición marxista, siendo adoptada por líderes comunistas que alimentaron el culto a la personalidad y contribuyeron a la construcción de su propio mito: Stalin, Mao Zedong, Kim Il Sung y Fidel Castro.
Chávez, sin ser un marxista ortodoxo, incorporó los rasgos autoritarios y megalómanos de los dirigentes comunistas más importantes del siglo XX. El culto a la personalidad y la subordinación incondicional al líder único e imprescindible fueron prácticas que estimuló continuamente. Uno de los instrumentos de los que se valió fue el uso constante de las cadenas de radio y televisión y su programa Aló, Presidente. A través de este mecanismo hegemónico, se hizo omnipresente. En sus comparecencias televisivas opinaba de todo lo humano y lo divino. Se transformó también en omnisciente. Fue el centro del país. El eje alrededor del cual todo giraba. Nada podía decidirse sin que contara con su aprobación. Con él la concentración personal del poder alcanzó niveles nunca antes conocidos.
La presencia nacional le ayudó a proyectarse mundialmente. Los altos precios del petróleo fueron su mejor aliado. Utilizó el crudo para inflar su propio ego. Sus indudables condiciones histriónicas fueron potenciadas por la inmensa masa de petrodólares que ingresaron al país durante su mandato.
Otro instrumento del cual se valió fue la reelección indefinida, propuesta que logró imponer luego de una campaña en la que cometió toda clase de abusos del poder y ventajismos. 
Dudo de que el mito de Chávez perdure más allá del tiempo que gobiernen sus sucesores. El país que contribuyó a construir y que dejó como legado está arruinado material y moralmente.  Sospecho que le espera el mismo destino de otros autócratas envanecidos por el poder, de los cuales nadie guarda gratos recuerdos en la actualidad. Pienso en Franco, Caudillo por la Gracia de Dios, en Stalin, en Pol Pot, en Mao.
         Ser “héroe” despreciando a la democracia y al Estado de Derecho es fácil cuando se cuenta con una montaña de dólares. Lo difícil y realmente inteligente es ser demócrata y respetuoso de las instituciones republicanas cuando se cuenta, igualmente, con una inmensa cantidad de recursos financieros.
A los herederos de Chávez, especialmente a Nicolás Maduro, no les ha quedado otra alternativa que exaltar la figura del jefe. Los calificativos que utilizan son rimbombantes y ridículos. Los más comunes, Comandante Eterno y Líder Supremo, evocan la vieja jerga comunista. El afán de compararlo con el Libertador es una desmesura que se explica por la falta de carisma, legitimidad y popularidad de quienes lo remplazaron. Mientras más desastrosos son los resultados concretos de la gestión gubernamental y menos gente los respalda, más alaban la figura del comandante desaparecido. Tratan de encubrir sus errores, su impopularidad y la inviabilidad del proyecto chavista –el socialismo del siglo XXI y el Estado Comunal- con la imagen de su creador.
Sin embargo, el culto al “comandante eterno” está reduciéndose a un grupo exiguo de irreductibles, a una secta, que lo idolatra. Las masas que alguna vez se rindieron ante su verbo encendido hoy están mucho más preocupadas por lidiar con la inflación, la escasez, el desabastecimiento, la inseguridad personal, el deterioro de la infraestructura y de los servicios públicos.  Entre los jóvenes, Chávez no es un mito, ni nada que se le parezca. En este segmento tan amplio de la población, los héroes y las preocupaciones son otras. Los jóvenes están impacientes por ver cómo encaran un futuro tan incierto como el que los amenaza.
El esfuerzo de los herederos por mantener viva la llama de Chávez no tendrá éxito. El comandante no fue un estadista de talla continental. No dejó una obra material o intelectual que merezca ser reconocida por las futuras generaciones. Se dedicó a destruir la democracia que surgió después de 1958, y en esta labor fue muy exitoso, pero lo que dejó a cambio fue una nación corroída por la corrupción y empobrecida en el plano material. A los verdaderos mitos se les conoce por lo que construyen, no por lo que destruyen. Chávez está muy lejos de ser Mandela.
@trinomarquezc

EL ENVÍO A NUESTROS CORREOS AUTORIZA PUBLICACIÓN, DIARIO DE OPINIÓN, SIN SOCIALISMO, OTRA VENEZUELA ES POSIBLE, ACTUALIDAD, VENEZUELA, ACTUALIDAD INTERNACIONAL, OPINIÓN, DEMOCRACIA, LIBERAL, LIBERALISMO, REPUBLICANISMO, LIBERTARIO, POLÍTICA, ELECCIONES, UNIDAD, ALTERNATIVA, DEMOCRÁTICA, CONTENIDO NOTICIOSO,

PEDRO SEGUNDO BLANCO, MADURO: ¿DONDE ESTÁ LA PRUEBA?, APUNTES


Que habría pasado con el  gobierno de Nicolás Maduro y cual hubiese sido su actuación, si durante los dos años y algunos meses que lleva al frente de Venezuela, desde la fatal despedida del fallecido Hugo Chávez, cuando aquel 8 de diciembre del año 2013 se dirigió al País en cadena nacional, para anunciar su viaje a Cuba, para someterse a su tercera y última operación, si en este tiempo un grupo de militares, emulando a los famosos COMACATE hubieran irrumpido y arremetido con tanquetas, granadas, fusiles, tucanos, broncos y todo tipo de armas, contra Miraflores, La Casona, el regimiento guardia de honor y otras edificaciones públicas para asaltar el poder, tal como ocurrió el 4 de febrero y el 27 de noviembre de 1992?,

Será que el grupo que gobierna, que fueron los protagonistas de  esa conspiración sediciosa, terrorista y criminal, reconocerían como un cruento golpe de estado, una acción de esa naturaleza?.

Me ubico en ese contexto, porque con el brutal acto cometido desde el régimen, por el señor Maduro, el poder ciudadano y el judicial, contra Antonio Ledezma, quien es el venezolano que ejerce el cargo de elección popular, más importante desde el punto de vista electoral y político, después del Presidente de la República, queda absolutamente claro, que  estos señores decidieron remar sin tapujos, escrúpulos ni caretas, hacia el peligroso  mar de la dictadura brutal y abierta e instaurar en Venezuela, un régimen similar, a los que sembraron de terror y muerte en los pueblos de Libia, Egipto, Serbia, Irak, Uganda,  Zimbabue etc.

Lo ocurrido con el Alcalde Metropolitano el pasado viernes 20 de febrero, en su forma, procedimiento y fondo, es un acto de perversidad y autoritarismo político y gubernamental, que quedará sellado en la parte oscura de nuestra historia, como una remembranza del primitivismo político, que aplicaban los colonizadores o gobernantes siglos atrás, para someter y subyugar las sociedades, en base al uso brutal y desproporcionado de la fuerza de las armas y el poder, para imponer sus designios y mandatos; con la operación comando ejecutada por el gobierno contra Ledezma, queda sentado que en Venezuela se le acaba de dar una puñalada mortal a los restos de la democracia, porque el dispositivo puesto en marcha para capturarlo, como si se tratara de un peligroso terrorista, delincuente o narcotraficante, tipo Abimael Guzmán, Pablo Escobar Gaviria o el Chacal, además de violar todos los preceptos constitucionales y legales consagrados en nuestra carta fundamental, significa una afrenta sin precedentes, para un sistema político, que se haga llamar democrático, humanista, social, de justicia y de derecho.

Señor Maduro, un golpe no se da de manera fortuita ni de la noche a la mañana, recuerde que su extinto jefe supremo, comenzó a conspirar en 1983 y fue 9 años después cundo concreto la asonada del 4 de febrero, cuando había reclutado el grupo golpista que lo acompañó; señor Maduro en estos 26 meses que lleva al frente de la Nación, desde el pasado 8 de diciembre de 2013 cuando se despidió su comandante “eterno”, usted ha denunciado magnicidios y golpes de estado cerca de veinte veces, hasta ahora no le ha presentado a los venezolanos una sola prueba concreta de esos supuestos hechos; por sus denuncias fantasiosas, tendenciosas e infundadas hay varios compatriotas presos injustamente y miles de exiliados, lo mínimo que el País espera es, que frente a la canallada cometida contra el Alcalde Metropolitano de Caracas, usted le presente a nuestro pueblo esas pruebas que exige la totalidad de nuestros conciudadanos, porque aunque usted y el régimen han impuesto lo que han denominado un latifundio mediático, que los ha hecho apoderarse de más del 80% de los medios de comunicación radiales, televisivos e impresos, nuestro pueblo tiene formas de comunicarse y hay una comunidad internacional que ha observado lo ocurrido y que está siguiendo PEDRO SEGUNDO BLANCO, MADURO: ¿DONDE ESTÁ LA PRUEBA?, APUNTES
Que habría pasado con el  gobierno de Nicolás Maduro y cual hubiese sido su actuación, si durante los dos años y algunos meses que lleva al frente de Venezuela, desde la fatal despedida del fallecido Hugo Chávez, cuando aquel 8 de diciembre del año 2013 se dirigió al País en cadena nacional, para anunciar su viaje a Cuba, para someterse a su tercera y última operación, si en este tiempo un grupo de militares, emulando a los famosos COMACATE hubieran irrumpido y arremetido con tanquetas, granadas, fusiles, tucanos, broncos y todo tipo de armas, contra Miraflores, La Casona, el regimiento guardia de honor y otras edificaciones públicas para asaltar el poder, tal como ocurrió el 4 de febrero y el 27 de noviembre de 1992?,

Será que el grupo que gobierna, que fueron los protagonistas de  esa conspiración sediciosa, terrorista y criminal, reconocerían como un cruento golpe de estado, una acción de esa naturaleza?.

Me ubico en ese contexto, porque con el brutal acto cometido desde el régimen, por el señor Maduro, el poder ciudadano y el judicial, contra Antonio Ledezma, quien es el venezolano que ejerce el cargo de elección popular, más importante desde el punto de vista electoral y político, después del Presidente de la República, queda absolutamente claro, que  estos señores decidieron remar sin tapujos, escrúpulos ni caretas, hacia el peligroso  mar de la dictadura brutal y abierta e instaurar en Venezuela, un régimen similar, a los que sembraron de terror y muerte en los pueblos de Libia, Egipto, Serbia, Irak, Uganda,  Zimbabue etc.

Lo ocurrido con el Alcalde Metropolitano el pasado viernes 20 de febrero, en su forma, procedimiento y fondo, es un acto de perversidad y autoritarismo político y gubernamental, que quedará sellado en la parte oscura de nuestra historia, como una remembranza del primitivismo político, que aplicaban los colonizadores o gobernantes siglos atrás, para someter y subyugar las sociedades, en base al uso brutal y desproporcionado de la fuerza de las armas y el poder, para imponer sus designios y mandatos; con la operación comando ejecutada por el gobierno contra Ledezma, queda sentado que en Venezuela se le acaba de dar una puñalada mortal a los restos de la democracia, porque el dispositivo puesto en marcha para capturarlo, como si se tratara de un peligroso terrorista, delincuente o narcotraficante, tipo Abimael Guzmán, Pablo Escobar Gaviria o el Chacal, además de violar todos los preceptos constitucionales y legales consagrados en nuestra carta fundamental, significa una afrenta sin precedentes, para un sistema político, que se haga llamar democrático, humanista, social, de justicia y de derecho.

Señor Maduro, un golpe no se da de manera fortuita ni de la noche a la mañana, recuerde que su extinto jefe supremo, comenzó a conspirar en 1983 y fue 9 años después cundo concreto la asonada del 4 de febrero, cuando había reclutado el grupo golpista que lo acompañó; señor Maduro en estos 26 meses que lleva al frente de la Nación, desde el pasado 8 de diciembre de 2013 cuando se despidió su comandante “eterno”, usted ha denunciado magnicidios y golpes de estado cerca de veinte veces, hasta ahora no le ha presentado a los venezolanos una sola prueba concreta de esos supuestos hechos; por sus denuncias fantasiosas, tendenciosas e infundadas hay varios compatriotas presos injustamente y miles de exiliados, lo mínimo que el País espera es, que frente a la canallada cometida contra el Alcalde Metropolitano de Caracas, usted le presente a nuestro pueblo esas pruebas que exige la totalidad de nuestros conciudadanos, porque aunque usted y el régimen han impuesto lo que han denominado un latifundio mediático, que los ha hecho apoderarse de más del 80% de los medios de comunicación radiales, televisivos e impresos, nuestro pueblo tiene formas de comunicarse y hay una comunidad internacional que ha observado lo ocurrido y que está siguiendo con detalles la realidad venezolana.

Señor maduro rectifique, no reincida en el error táctico y político de creer, que encarcelando a quienes tienen opiniones y posiciones distintas a su gobierno, usted podrá tapar la horrible crisis que está azotando a nuestro país, no insista en la equivocada tesis, que llenando las cárceles de quienes difieren de usted y su modelo político, encontrará soluciones a los graves problemas y hará aparecer los bienes de primera necesidad que a diario y en interminables colas busca la familia venezolana. Señor Maduro reflexione porque como bien lo señaló Malcoln X, “El poder en defensa de la Libertad, es mayor que el poder en nombre de la Tiranía y la Opresión” 

Pedro Segundo Blanco
Petersecond1@hotmail.com
@pedrosegundoABPcon detalles la realidad venezolana.

EL ENVÍO A NUESTROS CORREOS AUTORIZA PUBLICACIÓN, DIARIO DE OPINIÓN, SIN SOCIALISMO, OTRA VENEZUELA ES POSIBLE, ACTUALIDAD, VENEZUELA, ACTUALIDAD INTERNACIONAL, OPINIÓN, DEMOCRACIA, LIBERAL, LIBERALISMO, REPUBLICANISMO, LIBERTARIO, POLÍTICA, ELECCIONES, UNIDAD, ALTERNATIVA, DEMOCRÁTICA, CONTENIDO NOTICIOSO,

OLGA RAMOS, JUEGO GANADO NO SE TRANCA

Un buen jugador de dominó sabe que hay en cada mano, viendo lo que hay en la mesa, si ha llevado bien la cuenta de las piezas jugadas por su compañero y los adversarios. Su precisión será mayor, en la medida en que recuerde el contexto en el que cada quién colocó cada pieza y algo del orden de las jugadas.

Un buen jugador de dominó sabe que en la mesa todos juegan, que cualquiera puede trancar y que, a la hora de contar, suman tanto las piezas no colocadas por la pareja adversaria, como las no colocadas por él y su compañero. Por eso, por muy buena mano que tenga, no jala siempre el juego para su lado, sino que coordinando con el de su compañero, hace la jugada más conveniente para el equipo. Un buen jugador, sabe que en dominó no se gana sólo o a pesar del compañero.

Un buen jugador de dominó, sabe también como sortear las dificultades de una mala mano y sabe incluso que cuando la mano no se puede salvar, hay que descontar la mayor cantidad de puntos para poder seguir en el juego.

Pero sobre todo, un buen jugador de dominó sabe cuánto juegan él y su compañero y sabe que parte importante de su arte, es aprender acoplarse con su pareja y leer juntos a los adversarios, para poder descubrir cuánto juegan, si lo hacen en equipo y cuán buenos son ocultando su estrategia. Porque un buen jugador de dominó no subestima nunca a sus adversarios, sabe que cuando sus adversarios no son buenos jugadores, no se entienden o no siguen una estrategia, no es tan fácil descubrir las piedras que les quedan y pronosticar sus próximas jugadas. Y es que en dominó, un buen jugador sabe que cuando los adversarios juegan mal, o no siguen una buena estrategia, creer que se está en la situación más favorable, es el error que con más seguridad puede llevarlo a perder una partida, incluso aunque parezca ganada.

En política, y en la Venezuela de estos tiempos, un buen jugador de dominó, nunca usaría la máxima “juego ganado no se tranca”, para tildar de inconveniente la firma del comunicado “Acuerdo Nacional para la Transición” porque “sabotea” la ruta hacia las parlamentarias. De hacerlo, sabría que estaría asumiendo como premisa que, porque la popularidad del gobierno está en decadencia, y parece que así seguirá, el resultado causalmente lineal, sería el triunfo abierto de la oposición en las elecciones y que, en consecuencia, sus resultados serían reconocidos y respetados por los grupos oficialistas y bienvenidos por sus bases.

En su afán por apuntalar la estrategia que considera irremediablemente ganadora, estaría cometiendo los mismos errores que critica: pensar que “su estrategia” es, sin compañía y sin discusión, la verdadera ruta hacia la salida de esta crisis y dar por descontado su éxito, vendiendo a sus seguidores una falacia.

Porque un buen jugador de dominó sabría que las parlamentarias, a pesar de la pérdida progresiva de popularidad del gobierno y de las dificultades financieras que, por falta de dinero, este tendrá; y que a pesar del malestar que la crisis está generando y seguirá generando en la población, no se ganan con voluntarismo, ni porque se decrete; se ganan con mucha táctica en el marco de una buena y compleja estrategia.

Se ganan sabiendo que el CNE hace trampa y que seguramente cambiará los circuitos electorales, que el gobierno abusa de su poder utilizando a mansalva los recursos del Estado en propaganda y campaña, y que para rematar, tiene de su parte el miedo, producto del uso que hace de la violencia, a través de la represión y la reiterada violación de los derechos humanos, por parte de los organismos del “seguridad” del Estado, pero también, a través del uso de sus grupos irregulares armados, para controlar social y políticamente buena parte de su, no tan voluntario, electorado, en el momento de la votación y, en la dinámica cotidiana que ha sembrado en sus espacios de “convivencia”.

Sabiendo y diciendo, claramente, al menos, todo esto, las parlamentarias se ganan, en el marco de una estrategia que abarque mucho más que lo electoral, sumando votos, más allá de las filas opositoras, y construyendo una base de apoyo que salga a votar, cuide las mesas y defienda los resultados, en los lugares en los que hasta ahora, a pesar de que algunos se han empeñado en decir lo contrario, la oposición no ha tenido real presencia.

Y por cierto, sabría que dominó no es truco y por tanto, “blofear” no funciona, pero que empeñarse en blofear es mucho menos eficaz cuando todos están cansados de saber cómo es el juego.

Un buen jugador de dominó, en la Venezuela de estos tiempos, también sabría que forzar la jugada para que tu compañero siga obligatoriamente tu juego, y para rematar, ante adversarios con piedras bajo la manga, sigue siendo el error más grande que puede cometer, porque la construcción de la unidad requiere que todos cedan poder y espacio, para lograr ensamblar una estrategia conjunta.

Sabría que generar alianzas de “potenciales ganadores” excluyendo a otros, con el argumento de tener mayoría de votos o militancia, – como estamos cansados de ver, en múltiples oportunidades, incluso en los más recientes eventos electorales- es parte del error que se comente cuando se privilegia la “operación política” sobre la negociación y el acuerdo para la construcción de espacios compartidos. Porque no se trata de replicar el estilo excluyente del oficialismo, o la lógica de la hegemonía del que tiene el “poder” en ciertos contextos; sino de profundizar la democracia y el ejercicio de la política, abriendo espacios para la inclusión y los acuerdos, cediendo “poder” donde se “estima” que se tiene. Se trata de cambiar la lógica del gobierno de las mayorías relativas que aplastan e ignoran a las minorías relativas, por una lógica de conciliación de la diversidad que abra espacios reales para la inclusión de todos.

Pero sobre todo, un buen jugador de dominó sabría que la dinámica socio-política de Venezuela, en este momento, no se puede trivializar con frases y analizar sin tomar en cuenta la complejidad de cada acción en su contexto. Sabría que, a pesar de todos los acuerdos de unidad y programas conjuntos que la oposición ha suscrito en estos 16 años, a pesar de todos los esfuerzos muy bien intencionados de buena parte del liderazgo, y no tan bien intencionados por parte de la otra, hemos logrado, con mayor éxito, una extensa galería de fotos posando juntos, que acoplar puntos de vista, y cuerpos de ideas divergentes, en estrategias comunes.

Un buen jugador de dominó también sabría que hay un importante porcentaje de la población que, para salir del espacio de “confort” que el gobierno le ha construido a punta de populismo, se requiere una unidad que trascienda los planteamientos y el liderazgo opositor, una unidad que garantice que, el sacrificio que de ellos se espera, sea recompensado con el respeto y el reconocimiento que ahora, con razón o sin ella, sienten que tienen, que no recuerdan haber tenido antes, pero sobre todo, que no han tenido de la mayoría los grupos opositores, durante estos 16 años.

Un buen jugador estaría leyendo y reflexionando sobre la hipótesis de Laureano, de una transición con un gobierno alternativo, pero “oficialista” y estaría pensando en cómo comunicarnos a todos, la construcción de rutas de salida de la crisis, muy diferentes a las que hemos transitado en acción o en idea, durante estos 16 años y que es insostenible e inviable plantearse la acción política, en este momento, en términos de parlamentarias y nada.

Un buen jugador de dominó, sin lugar a dudas sabría, que usar la máxima “Juego ganado no se tranca”, en ciertos momentos y contextos, no es más que una inútil bravuconada.

Olga Ramos
oiramoss@gmail.com
@olgaramos

EL ENVÍO A NUESTROS CORREOS AUTORIZA PUBLICACIÓN, DIARIO DE OPINIÓN, SIN SOCIALISMO, OTRA VENEZUELA ES POSIBLE, ACTUALIDAD, VENEZUELA, ACTUALIDAD INTERNACIONAL, OPINIÓN, DEMOCRACIA, LIBERAL, LIBERALISMO, REPUBLICANISMO, LIBERTARIO, POLÍTICA, ELECCIONES, UNIDAD, ALTERNATIVA, DEMOCRÁTICA, CONTENIDO NOTICIOSO,

JUAN DE DIOS RIVAS V., MAL GOBIERNO, MALAS POLÍTICAS PÚBLICAS, ESTO NO PUEDE CONTINUAR, LÓGICA Y UTOPÍA

Como es posible que Venezuela hubiese entrado “retrocediendo” al siglo XIX desde el siglo XXI, después de haber sido un país rico “¿con gente en pobreza?” y con potenciales humanos y empresariales, y con reservorios de riqueza sin explotar. Desde 1959 se avanzo y logramos potenciar la educación, la gran industria “CVG y PDVSA”, la pobreza disminuyo, la clase media se fortaleció, los derechos sociales mejoraron y los sindicatos y gremios actuaban con responsabilidad, honestidad y compromiso reivindicativo; la clase obrera valía y se hacía respetar; los dirigentes de empleados públicos dimos un aporte de valores humanos, sociales, sindicales y reivindicativos “que fueron pioneros en Latinoamérica y gran parte del mundo” 

¿Qué paso? 

Lo primero que hay que apuntar y ser claro: El bipartidismo AD y Copei (con la anuencia del MAS y MEP) se corrompieron, empezaron a polarizar, chantajear, abandonaron la mística ideológica y doctrinaria, todo lo negociaban, sometían a los dirigentes sindicales y políticos a sumisión partidista “violentando valores y principios morales, éticos, legales y constitucionales”, todo era un negocio “comisiones y corrupción”; lo único favorable fue que no crearon mafias generalizadas y no ponían a factores militares y de poder administrativo a dirigirlas. Esta aberración es hechura de estos nefatos 16 años.

Esa pérfida experiencia y nefasta conchupancia política y económica, permitió que surgiera una oligarquía nueva, conocida como los 12 apóstoles, vino la quiebra de bancos “entre ellas El Banco de Los Trabajadores (responsabilidad de AD, Copei y MEP)” y que se dispararan los resortes de una corrupción y malas políticas públicas en todo los gobiernos municipales, estadales y el ejecutivo nacional. Con la llegada de la mal llamada revolución y el desacertado socialismo del siglo XXI, todo fue y va de mal en peor, al extremo que surgió una gerencia para la corrupción y la riqueza fácil “ahora todo es corrupción y mafia” en la cual están concertados los nuevos “Bipartidismo PSUV/GPP y MUD/G7”. No sale nada de las fauces de su entorno de intereses y de acuerdos de convivencia “son puntuales en entrega de contrato, dólares y presupuestos” con “espectáculo, diálogos pactados y simulación con carcelazos y represión a los verdaderos disidentes”. Resultado un gran teatro montado, malas políticas públicas y empobrecimiento acelerado de los venezolanos.

Para la tercera vía, la Unidad Nacional Alternativa “UNA” lo que hay es que denunciar y trabaja para tener diputados representantes de los ciudadanos “pueblo organizado o no” y presentar criterios estudiados para un cambio evolutivo, que haga posible buenos gobiernos y mejores políticas públicas.  Estas serán la  herramientas de gestión (unas ya probadas y expresadas por gente preocupada) que utilizaremos para resolver situaciones socialmente problemáticas y por lo tanto un medio de legitimación de la gobernabilidad y los objetivos del Estado; Los Buenos Gobiernos son instrumentos para la realización de buenas políticas públicas. Más que mirar al ordenamiento de las actividades del sector público, como dado por su organización, conviene mirarlo como un instrumento para la realización de las políticas públicas. Así como el logro principal de una empresa privada no es su organigrama, sino sus utilidades, lo importante en el gobierno sean sus resultados, más que su estructura. Por lo ya dicho, las políticas públicas resultan útiles para estudiar diversos aspectos de la política, tales como la discusión de la agenda pública por toda la sociedad (Cogobierno Social), las elecciones entre candidatos y sus programas, las actividades del gobierno, las actividades de la oposición, los esfuerzos analíticos sobre estos temas. En torno a políticas públicas se puede ejercer procesos de planeación participativa para ordenar y evitar corrupción, malos acabados, resultados y abandono o no conclusión de obras y servicios públicos.

¿Qué es una buena política pública?

Una política pública de excelencia corresponde a aquellos cursos de acción, participación y flujos de información relacionados con un objetivo político definido en forma democrática; los que son desarrollados por el sector público y, frecuentemente, con la participación de la comunidad y el sector privado. Una política pública de calidad incluirá orientaciones o contenidos, instrumentos o mecanismos, definiciones o modificaciones institucionales, y la previsión de sus resultados. Lo principal es la idea, el estudio, el punto de vista, o el objetivo desde el cual plantear o analizar normas o disposiciones. Así es posible considerar a una norma o decisión o a varias experiencias exitosas en varios países del mundo. También se ha usado la expresión "espacio de las políticas" para denotar un caso de lo técnico buscando lo político. Un ejemplo de desencuentro puede verse en Medellín, Pedro (2003) "La política en los procesos de estructuración de las políticas públicas en Colombia", Documento de trabajo, Bogotá. CEPAL-SERIE Políticas sociales N° 95. Es obvio que las resultas obtenidos en Venezuela no serian aplicable en ningún lugar del mundo “por ser todas de desastrosos comportamiento”.

El conjunto de políticas son tan interrelacionadas que no se pueden hacer descripciones o enunciados analíticos útiles de ellas sin tener en cuenta los demás elementos del conjunto. Las políticas públicas de excelencia incluyen el aspecto político como su origen, objetivo social, justificación o explicación pública. Si las políticas públicas no son enmarcadas en un amplio proceso de participación, ello puede sesgar a los actores públicos: los especialistas hacia la tecnocracia, la utilización del ciudadano y los comunicadores o encuestólogos hacia el populismo inmediatista. Una alternativa a la inclusión de las consideraciones políticas en las políticas públicas es la simple agregación de especialistas sobre algunos temas, o de soportes comunicacionales - incluyendo el uso de cuñas informativas y de encuestas de resultados- a las actividades tradicionales del gobierno. Las políticas públicas de excelencia tienen características que favorecen una mejor discusión política basada en tolerancia y el bienestar social para todas.

Características de una política pública de excelencia

Ellas son un marco, una estructura procesal que permite la especificación de las intenciones u objetivos que se desprenden de la agenda pública. Aún la excelencia formal de las políticas públicas no es una garantía respecto de la corrección de sus contenidos sustantivos, los que pueden terminar siendo perfectamente equivocados o inconsistentes con los mecanismos propuestos o las soluciones institucionales del bien común.

Juan de Dios Rivas Velásquez
rvjuandedios@gmail.com
@rvjuandedios

EL ENVÍO A NUESTROS CORREOS AUTORIZA PUBLICACIÓN, DIARIO DE OPINIÓN, SIN SOCIALISMO, OTRA VENEZUELA ES POSIBLE, ACTUALIDAD, VENEZUELA, ACTUALIDAD INTERNACIONAL, OPINIÓN, DEMOCRACIA, LIBERAL, LIBERALISMO, REPUBLICANISMO, LIBERTARIO, POLÍTICA, ELECCIONES, UNIDAD, ALTERNATIVA, DEMOCRÁTICA, CONTENIDO NOTICIOSO,

FELIPE GUERRERO, DISFRAZ DE DEMOCRACIA

En los días previos al miércoles de Ceniza con el cual se inició la Cuaresma se celebraron las Fiestas de  Carnaval, un festejo de origen pagano romano que en el transcurso de la historia ha adoptado características particulares en cada región, con los aportes de los ritos y creencias de las diferentes culturas.

A pesar de las diferencias que su realización presenta en el mundo, su característica común es la de ser un período de permisividad y descontrol.
Para la mayoría de personas el término carnaval va asociado con el hecho de disfrazarse y pasar unos días de fiesta y jolgorio, pero esta celebración que lleva tantísimos siglos realizándose no siempre estuvo vinculada al hecho de colocarse una máscara o un disfraz, sino que es el resultado de una mezcolanza de fiestas y tradiciones, provenientes de distintas culturas, que en un punto de la historia fueron unificándose para acabar siendo el festejo que hoy en día conocemos. Como en la noche del Carnaval todo vale, por eso es necesario esconder el rostro tras una máscara.
Todo el lado obscuro de estos festejos se oculta tras el antifaz que cubre la cara; porque para camuflar la verdadera identidad los jerarcas de la fiesta hacen el jolgorio evitando mostrarse tal como son y prefieren asegurarse que su identidad quede en el anonimato, por eso los disfraces y máscaras adquirieran un significativo protagonismo; pero cuando una persona lleva una máscara tanto tiempo, se olvida de quién es debajo de ella.
Con sobrada razón dirá Schopenhauer «Nuestro mundo civilizado no es más que una mascarada donde se encuentran caballeros, gobernantes y soldados, pero no son lo que representan, sino solo la máscara, bajo la cual, por regla general, se esconden especuladores de dinero».
Como un acierto de autenticidad, en unas fiestas de carnaval el genial escritor Goethe, a quien se le atribuye una gran tacañería para comprarse cualquier disfraz, se paseaba por las calles con el rostro descubierto y lo justificaba manifestando «Como yo soy tan feo, aunque sea carnaval,  no necesito ningún tipo de máscara».
En mi aldea se vive un eterno carnaval. Los amos asignan caretas, mascarillas y antifaces de acuerdo a su criterio a fin de ocultar los rostros verdaderos de los vecinos de estos caseríos.  A los personajes multimillonarios que disfrutan del poder les otorgan máscaras de pordioseros  y en este carnaval los identifican como pobres aunque viajan por el mundo consumiendo costosísimos licores y exquisitas comidas. 
En estas carnestolendas aparecen las comparsas de conservadores reaccionarios que son enemigos de los trabajadores disfrazados con caretas de revolucionarios.
Con estos y otros antifaces de fachada democrática, a mis paisanos se les niega el derecho a una existencia digna porque «Vivir es más que un derecho, es el deber de no claudicar, el mandato de reflexionar: qué es nacer, qué es morir, qué es amar, el hombre por qué está hecho y qué eres tú, libertad» Estas palabras de Luis Eduardo Aute nos describen las principales reflexiones de nuestra vida, entre ellas, la de saber qué es la libertad, porque ella es una experiencia directamente relacionada con los valores y circunstancias de cada uno.
La libertad es un valor que nos acompaña y que se da en la medida en que luchemos para conservarla y defenderla. Después de todo, como afirma Manuel Azaña: «La libertad no hace felices a los hombres, los hace sencillamente hombres».
En estos tiempos de grandes mascaradas conviene preguntarnos si tiene algún valor la libertad si no la ejercemos y frente a esta acuciante interrogante Johann Wolfgang Goethe nos dice: «Sólo es digno de libertad quien sabe conquistarla cada día»
Buen tiempo para salir a conquistar la libertad. Buen momento para que termine este largo carnaval. Buena hora para que los poderosos se quiten sus máscaras.
«La Quiero a Morir» es una preciosa melodía del cantautor Francis Cabrel,  de la cual hizo una extraordinaria versión Shakira. Esta es un excelente instante  para desenmascarar a los enemigos de la liberación y proclamar que La Libertad la queremos a morir.
Felipe Guerrero
felipeguerrero11@gmail.com

EL ENVÍO A NUESTROS CORREOS AUTORIZA PUBLICACIÓN, DIARIO DE OPINIÓN, SIN SOCIALISMO, OTRA VENEZUELA ES POSIBLE, ACTUALIDAD, VENEZUELA, ACTUALIDAD INTERNACIONAL, OPINIÓN, DEMOCRACIA, LIBERAL, LIBERALISMO, REPUBLICANISMO, LIBERTARIO, POLÍTICA, ELECCIONES, UNIDAD, ALTERNATIVA, DEMOCRÁTICA, CONTENIDO NOTICIOSO,

GOLFREDO DÁVILA, CAMBIO DE RUMBO

Venezuela reclama un cambio de rumbo, el cual debe ser concretado a través de un Gobierno de Unidad Nacional. En el artículo anterior formulamos 20 soluciones para la emergencia nacional, pero los últimos acontecimientos obligan a tratar en específico uno de los problemas que se ha hecho cotidiano en nuestro país, que es la violación de los Derechos Humanos.

Estamos urgidos de una propuesta y una respuesta contundente, frente a las terribles amenazas de Maduro de incrementar la represión, la persecución, contra quienes disentimos, sin importarle la opinión de nadie; lo que pudiera significar la prisión de decenas de miles de venezolanos, simplemente por decir que la guerra económica es de la autoría intelectual y material del más alto gobierno, o que ellos son los únicos culpables de los 25 mil asesinatos el pasado año y los 200 mil, en 16 años de régimen, o de la grave deuda externa o que la producción en nuestro país esté por el suelo, que hayan destruido a través de la corrupción las empresas básicas y que tengan a millones de personas todos los días haciendo gigantescas colas para llevar su sustento al hogar.

Muchos pueden decir que la represión como respuesta a la grave crisis que no pueden resolver, son pataleos de ahogados del gobierno; otros dicen que son potes de humo para desviar la atención de los venezolanos, colocarnos su agenda de repolarización del país, producto de la cercanía de las elecciones; otros argumentan que la represión forma parte de su naturaleza despótica, militarista y autoritaria, cuyo fin es meter miedo a la población, impedir que la gente reclame sus derechos y por supuesto dar la sensación, ante el mundo, que su poder es imbatible, al punto que violentan la Constitución Nacional, metiendo preso a Antonio Ledezma, Alcalde Metropolitano de Caracas, sin tener una sola prueba en su contra, o mantener en prisión a Leopoldo López, a estudiantes y otros líderes políticos, sólo por disentir, o celdas como la tumba, donde mantienen a estudiantes incomunicados. Pues todas esas cosas juntas, conforman su estrategia para mantenerse en el poder.

Bien es sabido que mientras atacan con su política de terror, han diseñado un plan para seguir violentando la democracia, arreciando con el ventajismo electoral, incrementando a 1.200 los centros de votación, de los cuales 900 son bases de misiones que les garantizarían su control absoluto, algo parecido al Centro Che Guevara ubicado en el Municipio Jesús Enrique Lossada - Zulia, que año tras año es controlado por las FARC; a ello se suma, que no promueven la inscripción de nuevos votantes, que no informan los lugares donde instalan puntos de inscripción, muchos de los cuales se encuentran también en sedes del PSUV, para inscribir sólo a chavistas. Todo con el fin de desestimular el voto opositor, de generar en la ciudadanía la sensación de que por la vía electoral no hay nada que buscar.

Toda esta política, que se resume en la violación flagrante de los Derechos Humanos y democráticos, sólo les podrá funcionar, si en la oposición no somos capaces de salirle al frente. Ellos van a seguir maniobrando con lo del magnicidio, el golpe de Estado, el auto golpe, porque han sentido que la violencia es su fortaleza. La estrategia de la oposición, entonces, debe ser la contraria, no temerle a la calle, acompañar los justos reclamos de la gente, promover canales de organización y participación en todas las comunidades, denunciar las irregularidades y violación de DDHH, exigir la libertad de los presos políticos y estimular el voto.

En esta materia de Derechos Humanos, el proyecto de cambio de rumbo, propone realizar una gran campaña por el respeto y la revalorización de la vida, dirigida a combatir la impunidad y el crimen organizado, a sanear los cuerpos policiales y el poder judicial, desarmar la población civil y reestructurar y humanizar el sistema carcelario venezolano; junto con ello el respeto por quien disienta y garantías plenas a la libertad de pensamiento de todos; promover la convivencia ciudadana y democrática, los valores como la solidaridad, al fomento del trabajo y el estudio, la honradez y la honestidad. En esto debemos comprometernos los trabajadores, los empresarios, los estudiantes, las organizaciones políticas y sociales, las iglesias y las universidades.

Golfredo Davila
golfredodavila@gmail.com
@golfredodavila

EL ENVÍO A NUESTROS CORREOS AUTORIZA PUBLICACIÓN, DIARIO DE OPINIÓN, SIN SOCIALISMO, OTRA VENEZUELA ES POSIBLE, ACTUALIDAD, VENEZUELA, ACTUALIDAD INTERNACIONAL, OPINIÓN, DEMOCRACIA, LIBERAL, LIBERALISMO, REPUBLICANISMO, LIBERTARIO, POLÍTICA, ELECCIONES, UNIDAD, ALTERNATIVA, DEMOCRÁTICA, CONTENIDO NOTICIOSO,

ALBERTO JIMÉNEZ URE, LA CONCIENCIA UNIVERSAL DEL BIEN

«Cada madrugada compruebo que los enemigos de la Humanidad ignoran que ya eran difuntos desde el instante cuando se dieron la tarea de exterminarla»
La Conciencia Universal del Bien nunca será letal ni tendrá armas pero abatirá: y, quienes la desconozcan o sitien estarán condenados a ser denigrados como fallidos deicidas. Cierto que la desesperanza produce estupor y parece misiva de «presagio funesto». Bajo condiciones extremas, siempre superviviremos por cuanto lo que impera lo hace mediante espejismos. Ahí están esas imágenes ficticias que jamás se transmutarán en materia: pero angustian, irritan, deprimen o provocan frustración.

La Conciencia Universal del Bien es la Inteligencia que no cesa ni suspende su reinado y complejidad en el Firmamento. Mira severamente a los deicidas que –inmisericordes- presumen matarla con filosos cuchillos y «escupefuegos», empero no lo hace respondiéndoles con violencia sino anunciándoles que ellos no existen.

La Conciencia Universal del Bien es el Ser Humano que escucha los improperios de las «desfaloladas» y «falolados» que conforman el «Prontuariado del Mundo». Adviene en forma de clariaudiencia, prognosis o un rostro desprovisto de telas para ocultar la Razón Suficiente. Si ella somos es porque igual videntes y nos guarnecemos oficiándoles extremaunciones a nuestros ofuscados deicidas.

La Conciencia Universal del Bien somos cuando, tras advertir la fatalidad, impulsamos el salto de nuestra percepción y discernimiento filosófico hacia la quiescencia que siempre aguardará. No esquivará el sufrimiento, aun cuando se presentare sin ser convidado. Lo rebasa superándose con la extirpación de sus abscesos. Es la antítesis de los actos fallidos del Ego.

La Conciencia Universal del Bien no está en guerra ni las emprenderá.

Conoce que esos cuya mala fe los distingue en las comunidades están muertos arrogándose una vida poderosa y privilegiada.

Jamás nadie aventajará a la Muerte, bien recibida en la casa de los avatares y temida por quienes la siembran. No semeja al vetusto «Pino Bristlecone», a la «Almeja de Islandia» o la «Cinachyra Antárctica». Ella es provecta y no le asombra la cíclica pero espumosa aparición del Látigo Antropomórfico.
La Conciencia Universal del Bien conjura sin ser hechicera. No es verdugo de cadalso pero tampoco boga por quien horca quiere. Permitirá que los dolientes enciendan con la soga del ajusticiado la llama que cremará al escindido. 

Alberto Jimenez Ure
jimenezure@hotmail.com
@jurescritor

EL ENVÍO A NUESTROS CORREOS AUTORIZA PUBLICACIÓN, DIARIO DE OPINIÓN, SIN SOCIALISMO, OTRA VENEZUELA ES POSIBLE, ACTUALIDAD, VENEZUELA, ACTUALIDAD INTERNACIONAL, OPINIÓN, DEMOCRACIA, LIBERAL, LIBERALISMO, REPUBLICANISMO, LIBERTARIO, POLÍTICA, ELECCIONES, UNIDAD, ALTERNATIVA, DEMOCRÁTICA, CONTENIDO NOTICIOSO,

SAÚL GODOY GÓMEZ, POST CYBERPUNK,

En un escrito que publiqué sobre la ciencia ficción en Japón, hace ya algún tiempo, di mi concepto sobre el subgénero conocido como cyberpunk, refiriéndome principalmente a William Gibson y tangencialmente a Michael Chrichton. Recibí algunos e-mails diciendo que Chrichton no era un escritor de ciencia ficción, cosa que insisto en refutar, y menos todavía un escritor de cyberpunk, un punto discutible, pero entiendo que sus personajes no llenen el molde al que nos ha acostumbrado el movimiento punk, de gente contestataria y rebelde; los personajes de Chrichton son más corporativos y profesionales, más de la clase alta, que de los desarrapados punketos del Soho newyorkino.
Insisten mis contertulios en que debí desarrollar más las perspectivas de autores como John Shirley, Rudy Rucker, K. W. Jeter, el mismo Bruce Sterling y, definitivamente, de Neal Stephenson y Greg Egan. Allí sí comparto su crítica; por múltiples razones que no vale la pena comentar, dejé en el tintero mucho material que posteriormente complementé con interesantes lecturas sobre la subcultura que se ha venido desarrollando alrededor de los planteamientos del cyberpunk, al punto que ya algunos estudiosos, entre ellos los pertenecientes a la Asociación de Estudios Anglo-Sajones en España, sobre todo en Barcelona, hablan de una etapa post ciberpunk.
Pesimismo y paranoia son los dos elementos claves para entender el ciberpunk, esa mezcla salvaje de high tech y low life, que caracterizó a los hakers de los ochenta y que tuvieron en Neo, el personaje de la película  The Matrix, su más conspicuo exponente.
Hubo en los ochenta toda una generación con una visión pesimista sobre la viabilidad de los viajes espaciales; los terribles accidentes de la NASA, los errores y retardos rusos y europeos en la consecución de sus cohetes de carga, el retraso enorme en la construcción de la estación espacial y el plan del viaje a Marte, recusaron mayores avances en la conquista del espacio, de modo que esas camadas de jóvenes escritores de ciencia ficción se concentraron en las oportunidades que ofrecían los desarrollos de la Inteligencia Artificial, los robots, las interfaces biológicas con las computadoras, el mundo virtual de las graficas de alta definición, el fenómeno de la Singularidad.
Esos escritores, embebidos en la cultura rebelde de la música punk, de su moda contestataria y provocadora, las sumaron a toda la problemática que surgió sobre lo que es real, la duplicación de la conciencia en algoritmos, los nuevos frankesteins construidos de metal, silicón y fibras ópticas, y surgieron los cyborgs, con las posibilidades que traía la biónica, las nuevas sustancias químicas que prodigaban, ya no paraísos artificiales, sino posibilidades reales de desarrollos cognitivos y estimulaciones neurales; se desarrolló, igualmente, el pensamiento transhumano que justificaba la posibilidad de vencer a la muerte, de replicar nuestro “yo” en un software para transferirlo (download) a una máquina mucho más eficiente y duradera que nuestro cuerpo.
Por supuesto, seguía la eterna lucha entre las corporaciones y el hombre común, de la calle, que sólo tenía una oportunidad pirateando las redes y asaltando las bases de datos de los laboratorios más sofisticados, para robar el santo grial, mientras los dueños de las empresas y fortunas del mundo se aprovechaban y beneficiaban primero de los grandes adelantos tecnológicos.
Las distopías estaban servidas en la mesa de los jóvenes escritores de los años 80, ya visualizadas por Riddle Scott en su película sobre la obra de Phillip K. Dick, Blade Runner, y por una serie de antecedentes como la serie de los robots de Asimov, “criaturas fronterizas” como les dice Haraway (simios, cyborgs, mujeres) que componen ese repertorio fabulado de las posibilidades por venir.
El cyberpunk en un genero para híbridos mas allá de lo humano, pero despojado del terror y trastocado por una fascinación en la figura de una nueva humanidad en un futuro próximo, que sobrelleva su existencia en medio de un planeta con serios problemas ambientales, de superpoblación, de escasez de recursos y guerras.
John Shirley otro de los padres del cyberpunk (tuvo su propia banda punk y escribió letras para grupos como Blue Öyster Cult) no deja de resaltar la psicosis que produce en el humano el depender de tanta tecnología, y nos pinta sociedades cada vez menos empáticas y mucho más violentas, nos habla de regímenes fascistas como única respuesta para un orden planetario… su trilogía Una canción llamada juventud es un claro ejemplo de esa abrumada visión.
Mucha gente no cae en cuenta de la relación tan estrecha que existe hoy en día entre lo virtual y lo real; un ejemplo claro es lo que sucede en el mundo de las altas finanzas, donde el dinero se ha transformado en símbolos en una pantalla, que se mueven a velocidades cada vez mayores entre varios husos horarios y metrópolis, y lo que sucede en esas pantallas afecta la economía real del mundo, se pierden y crean fortunas.  Las bolsas financieras se han convertido en un gran ruedo que discurre frente a una pantalla, porque es la única manera de seguirle el ritmo a las innumerables transacciones que se realizan.
Igual sucede con los servicios fundamentales de nuestra sociedad, redes de informáticas que mantienen en operación a millones de personas, servicios como los de la policía, que pueden ser “hakeados” y trocar, en las computadoras policiales, una respetable casa de retiro para ancianos en una guarida de peligrosos narcotraficantes, activando a unidades tácticas para asaltar con vehículos blindados y equipos SWAT el sitio, como ya sucedió en la ciudad de Los Ángeles.
Leyendo literatura cyberpunk se tiene la sensación de que el futuro está sucediendo, que de alguna manera, entre los pliegues del presente, el futuro ha echado raíces y que nosotros somos sus protagonistas.
Hay dos filósofos contemporáneos que son referencia obligada en las discusiones sobre la cultura cyberpunk, son Daniel Dennet y John Searle, ambos con enormes contribuciones sobre la naturaleza de la conciencia y del lenguaje, ambos interesados en los escenarios futuristas que plantea la ciencia ficción, en especial en las posibilidades de la Inteligencia Artificial y su impacto en la ontología humana.
Igualmente, urbanistas y sociólogos toman muy en serio las especulaciones de los autores del cyberpunk sobre el futuro de las ciudades y sus interacciones con la población; de alguna manera esa arquitectura cibernética, que se encuentra en los programas más avanzados de captura y manejo de lo que llaman Big Data (información masiva), se parece en mucho a los modelos que los especialistas proponen de las ciudades interconectadas, de esas apretadas áreas urbanas que constituyen los centros de las urbes, donde la verticalidad y espacio adquieren mucho valor y donde interactúan pobres y ricos, corporaciones y familias, night-clubs y estaciones de policía, edificios inteligentes, callejones donde viven “los sin techo” y estaciones abandonadas del metro.
Lo importante del movimiento post cyberpunk es el interés que ha surgido en la exploración, no ya de las atmosferas lúgubres y distópicas de esos ambientes, del cyber terrorismo y los inquietantes escenarios de una humanidad cada vez menos humana, sino en las posibilidades del desarrollo de las relaciones y potencialidades que hombres, mujeres y otros géneros obtienen de sus ideales y capacidades, elevados gracias a la tecnología, y que nos ilustran en las ventajas de una vida más longeva y sana, con un mayor y mas rápido acceso al conocimiento, con abundancia de recursos… un mundo post capitalista donde los valores son otros y donde todos tenemos la oportunidad de ser como los dioses: poderosos, felices y útiles. –
Saul Godoy Gomez
saulgodoy@gmail.com
@godoy_saul

EL ENVÍO A NUESTROS CORREOS AUTORIZA PUBLICACIÓN, DIARIO DE OPINIÓN, SIN SOCIALISMO, OTRA VENEZUELA ES POSIBLE, ACTUALIDAD, VENEZUELA, ACTUALIDAD INTERNACIONAL, OPINIÓN, DEMOCRACIA, LIBERAL, LIBERALISMO, REPUBLICANISMO, LIBERTARIO, POLÍTICA, ELECCIONES, UNIDAD, ALTERNATIVA, DEMOCRÁTICA, CONTENIDO NOTICIOSO,

EDUARDO GUZMÁN PÉREZ, SI HAY LOGROS REVOLUCIONARIOS

Analizando con objetividad  este lio multidimensional  en que estamos inmersos en este país desde hacen 57 años, porque esto  no es de ahora, lo que pasa es que estamos ya en  su funeral.   llegamos a la conclusión, de  que esto no sabemos en  qué va a parar,  pero  en lo que si estamos de acuerdo en algo:   Es  que es un fenómeno, una  situación y  una condición inédita en Hispanoamérica y quizás en   Occidente,  que solo los   llamados políticos cívico-militares venezolanos son  los únicos que  pudieron readaptarlo e  implementarlo en el país con la ayuda de sus cooperantes , y   poder destruirlo y a la vez  apoderarse  de su riqueza  aun sentados  sobre sus cenizas . Menos mal  que se descubrió entonces,  que somos el único país  del mundo que produce venezolanos porque de no, imagínense  ustedes la tragedia universal.
Todo  esto y es una realidad  incontrastable      lo  que ellos llaman  la “Revolución bolivariana del siglo XXI”  fue algo no fue capaz de sanear la brecha por donde se les escapo el poder a los socios del “Pacto de Punto Fijo.”, Ahora la  historia se repite, es otra loquera  muy parecida a aquella que monto  100 años atrás otro aventurero y  desbaratado de la cabeza como fue Cipriano Castro. Este de ahora, con un modelo  devenido de una estrategia que   habían diseñado con mucha anterioridad  los  Castro  para aplicarlo en Venezuela y este llego al fin,  al prestarse Chávez para  ejecutarlo, y  de eta manera, los tiranos cubanos   se vengaron de la derrota de Machurucuto que le infringimos a sus tropas invasoras el 10 de mayo de 1967. Pero ahora con el régimen cívico militar de Chávez  si apoderaron de Venezuela  y lo lograron, solo fue cuestión de esperar.
Esto  es entonces lo  que el “paisa” Nicolás  como lo llamo el ex Presidente Pastrana en su reciente visita a Venezuela,  es los que el llama “el régimen Cívico-militar” El epilogo, sin la menor duda, de lo que comenzó con la implosión política de 1998  que se engendró un poco más atrás  con el inicio de la “Gran Venezuela de CAP I” en 1973. Pero ciertamente hay que reconocer algunos  importantes logros  “revolucionarios”  aportados por esta fabulosa experiencia a la lingüística y  al acervo lexicológico  en cuanto a la cualificación del venezolano. Y comenzaron primeramente  por llamarnos a quienes los  adversamos pero de verdad, no como los otros: Oligarcas, explotadores, pitiyanquis, vende patria, apátridas, contra revolucionarios, explotadores, golpistas, traidores magnicidas, cobardes, etc. Pero el que más  nos agrada a muchos entre ellos a mí, es  el epíteto calificativo  “Pelucón”, búsquenlo en el diccionario.  Alea jacta est”
Jose Eduardo Guzman Perez
guarauno2000@gmail.com
@guzmanperez1

EL ENVÍO A NUESTROS CORREOS AUTORIZA PUBLICACIÓN, DIARIO DE OPINIÓN, SIN SOCIALISMO, OTRA VENEZUELA ES POSIBLE, ACTUALIDAD, VENEZUELA, ACTUALIDAD INTERNACIONAL, OPINIÓN, DEMOCRACIA, LIBERAL, LIBERALISMO, REPUBLICANISMO, LIBERTARIO, POLÍTICA, ELECCIONES, UNIDAD, ALTERNATIVA, DEMOCRÁTICA, CONTENIDO NOTICIOSO,

EDUARDO SANTOS, CARICATURAS, FORMA ESPECIAL DE OPINAR, RECOPILACION, MAS RECIENTES, VENEZUELA

 

 

 

 

 

 


Eduardo Santos
eduardosantos211@gmail.com
@edsantos211

EL ENVÍO A NUESTROS CORREOS AUTORIZA PUBLICACIÓN, DIARIO DE OPINIÓN, SIN SOCIALISMO, OTRA VENEZUELA ES POSIBLE, ACTUALIDAD, VENEZUELA, ACTUALIDAD INTERNACIONAL, OPINIÓN, DEMOCRACIA, LIBERAL, LIBERALISMO, REPUBLICANISMO, LIBERTARIO, POLÍTICA, ELECCIONES, UNIDAD, ALTERNATIVA, DEMOCRÁTICA, CONTENIDO NOTICIOSO,

miércoles, 4 de marzo de 2015

MILOS ALCALAY, LA GUAYANA ESEQUIBA: UN PROBLEMA NACIONAL, BRUJULA DIPLOMATICA

Venezuela pudo asumir la defensa de su histórica reivindicación sobre la Guayana Esequiba, congelada debido a la sentencia adversa contenida en el irrito Laudo Arbitral de Paris de 1899, gracias a la suscripción del Acuerdo de Ginebra en 1964, que nos permitió avanzar en la identificación de los mecanismo de solución pacifica previstos en el artículo 33 de la Carta de Naciones Unidas, como resultado de las negociaciones que se tuvieron con el Reino Unido y con la futura República de Guyana en vísperas de su independencia. Para ello,  la Cancillería Venezolana se consagró a reunir todos los documentos jurídicos, mapas y acuerdos pertinentes con el fin de que sirvieran como argumentos a ser presentados como fundamento en los mecanismos  establecidos.

Una de las contribuciones más valiosas para los diplomáticos y negociadores de ese entonces, fue el  aporte imprescindibles  de los estudios realizados por los historiadores y expertos que se concentraron en el Instituto de Investigaciones Históricas dirigido de manera brillante y acertada por el Padre José del Rey desde su antigua sede de la Esquina de Jesuitas y en la unidad creada en la Casa Amarilla de la Plaza Bolívar. Por ello debemos aplaudir el gran acierto de que cincuenta años después, el Padre del Rey –luego de haber sido Rector de la UCAB en Mérida y de asumir otras responsabilidades- vuelva a darle todo el impulso a la memoria histórica e institucional de Venezuela retomando la Dirección del Instituto para privilegiar la investigación sobre el Esequibo, en un momento crucial  que debe definirse para no perder esta reivindicación que data del Siglo XIX.
Los estudiantes de la UCAB y de otras Universidades de la capital, al igual que destacadas personalidades del país  asistieron en el mes de febrero al Congreso realizado  por el Instituto de Investigaciones Históricas y la Dirección de Identidad y Misión para tratar el tema “La Guayana Esequiba: Visión Múltiple de un Problema Nacional”. No podía el Congreso tener mayor acierto que iniciar sus deliberaciones con la presentación del libro inédito de uno de sus más insignes investigadores en la etapa inicial: el recordado Padre Hermann Gonzalez cuyo aporte histórico sobre nuestras fronteras se recogen en la obra “Las Colonias Holandesas en Guayana cambian de dueño (1795-1984)” que es la base para poder entender las evoluciones territoriales ulteriores.
El Embajador Sadio Garavini, resaltó  la importancia del Acuerdo de Ginebra como fundamento idóneo en momentos en que la Canciller de Guyana Carolyn Rodrigues-Bikertt  asoma otras medidas. En mi presentación pude enfocar los aspectos referidos al papel de las Naciones Unidas y que la solución debe ser basada en decisiones bilaterales sea designando a un nuevo “Buen Oficiante” o adoptando las otras vías que establece la Carta de las Naciones Unidas. El Vicealmirante Elias Daniels -quien durante décadas llevo la unidad de Guyana en el Ministerio de Relaciones Exteriores- hizo una extensa presentación sobre las implicaciones de la geopolítica actual en relación a Guyana, mientras que el Dr Manuel Donis se refirió al tema de la fachada atlántica al analizar que además de la discusión  territorial debe establecerse los limites  marítimo; y el Profesor Rajivv Moreno analizo el entorno socio-económico para entender mejor la relación con Guyana.
Los ponentes coincidimos en un aspecto: la importancia de involucrar a todos los sectores del país, en la búsqueda de una solución que cuente con el apoyo y la participación de todos los venezolanos.
Milos Alcalay
milosalcalay@yahoo.com
@milosalcalay

EL ENVÍO A NUESTROS CORREOS AUTORIZA PUBLICACIÓN, DIARIO DE OPINIÓN, SIN SOCIALISMO, OTRA VENEZUELA ES POSIBLE, ACTUALIDAD, VENEZUELA, ACTUALIDAD INTERNACIONAL, OPINIÓN, DEMOCRACIA, LIBERAL, LIBERALISMO, REPUBLICANISMO, LIBERTARIO, POLÍTICA, ELECCIONES, UNIDAD, ALTERNATIVA, DEMOCRÁTICA, CONTENIDO NOTICIOSO,