BIENVENIDOS AMIGOS PUES OTRA VENEZUELA ES POSIBLE. LUCHEMOS POR LA DEMOCRACIA LIBERAL

LA LIBERTAD, SANCHO, ES UNO DE LOS MÁS PRECIOSOS DONES QUE A LOS HOMBRES DIERON LOS CIELOS; CON ELLA NO PUEDEN IGUALARSE LOS TESOROS QUE ENCIERRAN LA TIERRA Y EL MAR: POR LA LIBERTAD, ASÍ COMO POR LA HONRA, SE PUEDE Y DEBE AVENTURAR LA VIDA. (MIGUEL DE CERVANTES SAAVEDRA) ¡VENEZUELA SOMOS TODOS! NO DEFENDEMOS POSICIONES PARTIDISTAS. ESTAMOS CON LA AUTENTICA UNIDAD DE LA ALTERNATIVA DEMOCRATICA

viernes, 23 de octubre de 2015

JUAN MARCOS COLMENARES, CRÓNICA DE LA DICTADURA

“Esta publicación es producto de la reflexión compartida con muchos de ustedes, pero también es fruto de la angustia, de la incertidumbre, de vivir estos tiempos de dictadura” (Rafael Díaz Blanco).
Recientemente ha sido publicada la obra Crónica de la dictadura, libro del Dr. Rafael Díaz Blanco donde selecciona varios de sus artículos publicados en el diario La Verdad, producto de su preocupación, de su convencimiento de la existencia de un plan de control absoluto y de la naturaleza totalitaria del proyecto chavista.

Abogado graduado en la Facultad de Derecho de la Universidad del Zulia, donde fue representante estudiantil en el cogobierno universitario, y con posgrado en Ciencias Políticas en la Universitá degli Studi la Sapienza di Roma, fue designado por el presidente Luis Herrera Campins como ministro consejero de la Embajada de Venezuela en Nicaragua. Allí fue protagonista y testigo de excepción de la instauración de la democracia en ese país, que había caído bajo la tiranía de la revolución sandinista. Siguiendo su instinto y olfato político, recomendó alianzas con los oprimidos sectores democráticos, que años más tarde constituyeron la Unión Nacional Opositora (UNO), dando los frutos que llevaron a Violeta de Chamorro a ser presidente de Nicaragua.

Esas experiencias intelectuales y prácticas, sobre el terreno izquierdoso, lo ayudaron a diagnosticar desde muy temprano a este régimen como una dictadura “ciertamente, una dictadura distinta, una dictadura posmoderna, populista y petrolera a tono con la nueva metamorfosis que el socialismo autoritario ha tenido”, cuando apenas muy pocos llegábamos a esa misma y temprana conclusión (J. M. Colmenares, “La careta de Chávez”, diario Panorama, 27 de marzo de 1999).

Rafi Díaz con su escritura aguda y crítica desnudó desde el principio la falsedad del “proyecto bolivariano”, cuyo único objetivo fue conquistar el poder, saquearlo por la vía de la corrupción y aprovecharse de los recursos para el beneficio de su gente. Calificó a Chávez como una mezcla de comandante sandinista y Perón, que inició un proceso donde la mentira y el engaño se fueron haciendo permanentes, y que convocó a una Asamblea Constituyente que devino en instrumento para el control de todos los poderes por un caudillo militar, que los venezolanos creíamos haber superado. Pero, como todo visionario, sufre y se angustia por la falta de comprensión de sus lectores y hasta llega a preguntarse si es su culpa por no saber explicarse con claridad o si está equivocado.

Crónica de la dictadura es un llamado de alerta a los partidos políticos, a la Mesa de la Unidad Democrática (MUD) y a la dirigencia opositora, que no comparten esa visión de la realidad dictatorial y que se conducen como si estuviésemos en una “fiesta democrática”; llamando a elecciones y haciendo campañas, sin denunciar los abusos y las violaciones del régimen, con la total aprobación del CNE.

Pero también es una advertencia para cada venezolano opositor, a quien le indica que la Venezuela democrática que rechaza al régimen es mayoría desde hace mucho tiempo, pero que por miedo no hemos actuado como mayoría. Que la voluntad de participar electoralmente no es suficiente. Que es necesario comprender que cuando apostamos por la vía electoral lo hacemos porque consideramos que es la ruta que implica el menor costo, pero que su éxito no es automático. Que es necesario que nos preparemos para la movilización en la calle y obligar al régimen a admitir nuestro triunfo; que al final podría demandar una legítima intervención de las Fuerzas Armadas, para exigir reconocer la voluntad popular.

Aplaudimos este apasionado trabajo de nuestro compañero y amigo. Esperemos que logre abrirles los ojos a muchos y haga recapacitar a los colaboracionistas del régimen.

Juan Marcos Colmenares
jmcolmenares@gmail.com
@JMColmenares

EL ENVÍO A NUESTROS CORREOS, TWITTER Y/O PAGINAS WEB QUE SEGUIMOS AUTORIZA PUBLICACIÓN,

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada

Comentario: Firmar con su correo electrónico debajo del texto de su comentario para mantener contacto con usted. Los anónimos no serán aceptados. Serán borrados los comentarios que escondan publicidad spam. Los comentarios que no firmen autoría serán borrados.