BIENVENIDOS AMIGOS PUES OTRA VENEZUELA ES POSIBLE. LUCHEMOS POR LA DEMOCRACIA LIBERAL

LA LIBERTAD, SANCHO, ES UNO DE LOS MÁS PRECIOSOS DONES QUE A LOS HOMBRES DIERON LOS CIELOS; CON ELLA NO PUEDEN IGUALARSE LOS TESOROS QUE ENCIERRAN LA TIERRA Y EL MAR: POR LA LIBERTAD, ASÍ COMO POR LA HONRA, SE PUEDE Y DEBE AVENTURAR LA VIDA. (MIGUEL DE CERVANTES SAAVEDRA) ¡VENEZUELA SOMOS TODOS! NO DEFENDEMOS POSICIONES PARTIDISTAS. ESTAMOS CON LA AUTENTICA UNIDAD DE LA ALTERNATIVA DEMOCRATICA

miércoles, 2 de septiembre de 2015

AIXA ARMAS, LA MUJER DE A PIÉ EN EL ÁMBITO POLÍTICO, EDITORIAL MUJER ANALÍTICA,

Es innegable la condición luchadora de la mujer en Latinoamérica; ya sea a favor de sus Derechos consagrados por hacerlos cumplir, o como por aquellos que todavía son necesarios incluir para garantizar mejores condiciones de vida.

Sin dejar a un lado el aporte didáctico de las mujeres dedicadas al oficio de la política es menester hacer hincapié en las nuevas actoras que aparecen en el panorama político hemisférico, mujeres de la sociedad civil, mujeres de a pié, las cuales han entendido que su participación en la faena ciudadana es vital para la construcción de un nuevo modelo democrático en que las relaciones sociales, políticas y económicas, profundicen en el tema de la gobernabilidad, la governance y la ciudadanía. Esta aparición al mundo de lo público no es sencillo amerita un aprendizaje, una dedicación con unicidad, pues la vida en democracia es un trabajo en conjunto, construcción de iniciativa por adhesión y no por separación, en la cuales las herramientas para vivir en democracia están por aprenderse.
Para este adiestramiento Hay un Camino.
Con la sacudida trascendental de la democracia de países como Venezuela, Nicaragua, Ecuador, Bolivia, el resurgirde la mujer a participar activamente en toda acción donde se reivindiquen demandasha sido viral, ellas han entendido que si deja solo a otros construir su futuro se queda sin futuro y sin presente, por eso es necesario tomar esa iniciativa con mucha responsabilidad para convertirla en el capital social  indispensable para activar el desarrollo y el crecimiento.
Estructurar esta concurrencia cívica, enfocando las realidades desde una perspectiva global de cooperación mutua, con un nuevo pensamiento que nos lleve a entender que somos un sistema y por lo cual estamos interconectados, ensamblar esta corriente es un trabajo arduo. La complejidad de esta nueva etapa induce a estudiar destrezas para canalizar, formar y orientar esta recién estrenada masiva participación de una ciudadana activa, mujeres políticamente activa desde lo inmediato, desde la comunidad. Esta expresión de las mujeres de la sociedad civil es muy compleja, porque es una línea muy sutil la que divide este proceso de participación ciudadana y la anarquía civil. Y en este punto se hace imprescindible la aparición de un liderazgo político orientador de este impulso natural de la ciudadanía femenina, es decir que es imprescindible canalizar los impulsos activistas para convertirlos en concisas fuerzas políticas y no solo en barullos momentáneos.
El reto es potenciar a las mujeres para el ejercicio del liderazgo y la participación cívica con miras a incrementar su acceso a los niveles donde se toman las decisiones políticas, económicas y sociales, para impulsar el desarrollo, progreso, bienestar, independencia económica de las comunidades, focalizando su acción en aquellos que conforman los estratos de la  jurisdicción local, dándole una visión femenina al desarrollo, una visión femenina al progreso.
Es también indiscutible el papel de las instituciones en esta demanda de la participación ciudadana femenina y la construcción de ese nuevo liderazgo político. Es la institucionalidad definida como ente abstracto, sistemas de normas, reglas de juego que pautan las expectativa y los comportamientos de los individuos y de las organizaciones, las que garantiza el marco legal y legítima las procesos que se llevan a cabo en la ciudadanía, los cuales no se crean ni se cambian por decreto, forman parte de la sociedad, son creadas por el propio proceso social en el cual podemos y debemos influir, pero que no podemos manejar instrumentalmente como hacemos con las organizaciones. 
Pensar en un avance participativo y protagónico, sin canales constitucionales e institucionales, es inviable. No solo porque el marco jurídico regula la intermediación, sino porque a través de estos mecanismo es que se logra casar la democracia participativa con la democracia representativa. Es decir que dirigentes y dirigidas asuman cada cual su responsabilidad o gobernabilidad, unidas por el nexo legal que determinan las reglas democráticas.
Esto es lo que necesitamos camino al 6 de diciembre.
Aixa Armas
mujeranalitica@gmail.com
@AixaArmas 

EL ENVÍO A NUESTROS CORREOS AUTORIZA PUBLICACIÓN, SIN COMUNISMO UN MUNDO MEJOR ES POSIBLE, ESTO NO PUEDE CONTINUAR, TERCERA VIA, DESCENTRALIZAR, DESPOLARIZAR, RECONCILIAR, DEMOCRACIA PARLAMENTARIA, LIBERTARIO ACTUALIDAD NACIONAL, VENEZUELA, NOTICIAS, ENCUESTAS, ACTUALIDAD INTERNACIONAL,

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada

Comentario: Firmar con su correo electrónico debajo del texto de su comentario para mantener contacto con usted. Los anónimos no serán aceptados. Serán borrados los comentarios que escondan publicidad spam. Los comentarios que no firmen autoría serán borrados.