BIENVENIDOS AMIGOS PUES OTRA VENEZUELA ES POSIBLE. LUCHEMOS POR LA DEMOCRACIA LIBERAL

LA LIBERTAD, SANCHO, ES UNO DE LOS MÁS PRECIOSOS DONES QUE A LOS HOMBRES DIERON LOS CIELOS; CON ELLA NO PUEDEN IGUALARSE LOS TESOROS QUE ENCIERRAN LA TIERRA Y EL MAR: POR LA LIBERTAD, ASÍ COMO POR LA HONRA, SE PUEDE Y DEBE AVENTURAR LA VIDA. (MIGUEL DE CERVANTES SAAVEDRA) ¡VENEZUELA SOMOS TODOS! NO DEFENDEMOS POSICIONES PARTIDISTAS. ESTAMOS CON LA AUTENTICA UNIDAD DE LA ALTERNATIVA DEMOCRATICA

martes, 6 de octubre de 2015

HUMBERTO SEIJAS PITTALUGA, EL CHOFER EN LA GRAN MANZANA

¿Cómo puede uno escribir en estos días haciendo abstracción de las “gloriosas jornadas” llevadas a cabo por el ilegítimo en los diferentes sitios a los cuales fue en la isla de Manhattan?  Y del Bronx, porque para él sería imposible terminar un día sin apelar al populismo aunque fuese una sola vez.  Al comentario de esto es que quiero dedicar las ochocientas palabras que me faltan.

Empecemos por el comienzo: la salida desde Maiquetía.  Mientras el papa Francisco, para cubrir una agenda más extensa, pues fueron varias ciudades y en dos países, Su Santidad se hizo acompañar de solo veinte personas y siempre utilizó aviones de aerolíneas.  El de por aquí, no: tenía que montar en el avión de Cubana –que uno por fin no sabe si es cubano o las letras son para despistar en la compra de otro avión de cuerpo ancho con dólares venezolanos- a una runfla de enchufados y de parientes.  Todos prebendarios.  Aunque no debiera sorprendernos, porque cuando va con la mano extendida, pero con la palma hacia arriba, a pedirle plata a sus panas Xi Jinping y Vladímir Putin, también se lleva a una runfla de familiares, enchufados y ministros.  Dicen las malas lenguas que en esos viajes esos especímenes ne-ce-si-tan ir porque tienen que abrir cuentas bancarias, depositar las más recientes coimas obtenidas y asegurarse unos pieds-à-terre, bien confortables y equipados, para cuando les toque poner los pies en polvorosa.  Pero, ¿Qué hacía alguien tan impresentable como la Fosforito en la comitiva?  ¿Iba a explicarles a las autoridades carcelarias del estado de Nueva York cómo es que se impone la paz en las cárceles?  ¿O fue a contarles lo sabroso que se pasa en la cama con un pran?  ¿Y a cuenta de qué estaba Nicolás Ernesto, el Junior, dentro de la delegación?  Porque el cargo que le regalo el papá –y que le queda inmenso- nada tiene que ver con las relaciones internacionales.  No sería a enseñar a tocar flauta –que es lo único que medio sabe hacer- a los músicos del Carnegie Hall.  Ellos sí que se le reirían en la cara, sin importar cuantos espalderos lo acompañaran.  Como esos dos ejemplos, muchísimos más iban en  séquito (o, más bien, comparsa), pero no es para mencionarlos a todos porque se me acaba el espacio y me falta lo medular: el discurso ante la Asamblea General.  O, pensándolo mejor, ante un diez por ciento de esa corporación -y estoy siendo generoso- porque lo que mostraban las fotos era una soledad asombrosa.

Además de los cuentos de camino de siempre –porque a lo mejor creía que los representantes en las Naciones Unidas son del mismo calibre que los diputados de su partido en el Consejo Legislativo de Delta Amacuro- tuvo la cachaza de exigir una nueva ONU.  Porque la actual está mal constituida.  Está cumpliendo 70 años, ha ayudado a resolver muchísimos conflictos internacionales, por ella han pasado luminarias, pero hay que acabarla y arrancar de cero.  ¡Y lo propone quien tiene a Venezuela, toda, convertida en un rancho!  Uno de las mismas que el que tiene él en la cabeza.  ¡Hay que tener chutzpah! (para usar, ya que estaba en Nueva York, una palabra del yiddish, tan oído en esa ciudad).  No ha sido capaz de organizar un gabinete ministerial que sirva, que no robe tanto y que tenga algo en la mollera, y va a la ONU a enmendarle la plana a casi doscientas delegaciones y reclamar una nueva forma organizacional.

La otra cosa notoria en el discurso fue la “participación”, a los cuatro gatos que estaban presentes, de que tiene la información de que la oposición podría apelar a la violencia el día de las elecciones.  Ese no es sino uno más de los muchos bulos que pone a correr para amedrentar a los timoratos.  En todos, tiene pruebas del complot para asesinarlo, para derrocar a su gobierno, etc., pero nunca los muestra.  Esta vez no es distinto.  Es solo una apelación al ardid de gritar: ¡Al ladrón, al ladrón! para que la gente busque culpables en otro lado.  Pero con un agravante: también puede ser una añagaza para justificar los desmanes que la Sala Situacional del G-2 le haya ordenado preparar para el día de la inmensa derrota, el 6-D.  Y ya salieron unos cuantos paniaguados a repetir la conseja.  Aquí en Valencia, desde donde escribo, ya salió un diputado -que uno tenía como el más seriecito de la manada roja- a decir que la oposición piensa hacer guarimbas en las fechas cercanas al día de las votaciones.  Para que lo sepan él y todos los que son como él; en dominó hay un precepto: juego ganado no se tranca.  Los que estarían muy dispuestos a darle una patada a la mesa y un palo a la lámpara son los que se saben vencidos.  Pues les tocará sobarse las escaras mentales mientras cantan la palinodia.

Se me acabó el espacio, ¡y tanto que me faltaba por comentar!  Desde la “locha” que echó la primera combatiente mientras hablaba el Papa -¡claro, para ella, Francisco no le da ni por los tobillos a Sai Baba!- hasta las frases cursis que abundan en la peroración oficial, como eso de “la siembra de” para embellecer lo que no quieren reconocer: que el pitecántropo barinés, Robert Serra, William Rara y otros ejemplares parecidos pelaron el pedal.  Tocará en otra ocasión…

Humberto Seijas Pittaluga
hacheseijaspe@gmail.com
@seijaspitt

EL ENVÍO A NUESTROS CORREOS AUTORIZA PUBLICACIÓN, SIN COMUNISMO UN MUNDO MEJOR ES POSIBLE, ESTO NO PUEDE CONTINUAR, TERCERA VIA, DESCENTRALIZAR, DESPOLARIZAR, RECONCILIAR, DEMOCRACIA PARLAMENTARIA, LIBERTARIO ACTUALIDAD NACIONAL, VENEZUELA, NOTICIAS, ENCUESTAS, ACTUALIDAD INTERNACIONAL,

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada

Comentario: Firmar con su correo electrónico debajo del texto de su comentario para mantener contacto con usted. Los anónimos no serán aceptados. Serán borrados los comentarios que escondan publicidad spam. Los comentarios que no firmen autoría serán borrados.