BIENVENIDOS AMIGOS PUES OTRA VENEZUELA ES POSIBLE. LUCHEMOS POR LA DEMOCRACIA LIBERAL

LA LIBERTAD, SANCHO, ES UNO DE LOS MÁS PRECIOSOS DONES QUE A LOS HOMBRES DIERON LOS CIELOS; CON ELLA NO PUEDEN IGUALARSE LOS TESOROS QUE ENCIERRAN LA TIERRA Y EL MAR: POR LA LIBERTAD, ASÍ COMO POR LA HONRA, SE PUEDE Y DEBE AVENTURAR LA VIDA. (MIGUEL DE CERVANTES SAAVEDRA) ¡VENEZUELA SOMOS TODOS! NO DEFENDEMOS POSICIONES PARTIDISTAS. ESTAMOS CON LA AUTENTICA UNIDAD DE LA ALTERNATIVA DEMOCRATICA

viernes, 25 de septiembre de 2015

SAÚL GODOY GÓMEZ, ¿ESTA USA VIRANDO HACIA LA IZQUIERDA?,

Creo que sí, el presidente Obama tiene un pasado y un estilo de gobierno que lo ubican sin mayores reservas a la izquierda del espectro político, el partido demócrata de hoy, definitivamente es una organización política de izquierda, y luego del gobierno de Clinton, que se caracterizó con una movida hacia el centro y que su gestión se concentró en sacar de la pobreza y del desempleo a grandes sectores de la población fortaleciendo el aparato productivo norteamericano, la movida hacia la izquierda del partido demócrata ha sido notoria.
Lo que ha sido bueno para Obama, no necesariamente ha sido bueno para el partido, los demócratas han perdido mucho poder político, según el analista Peter Wehner, los republicanos cuentan con 31 gobernadores, los demócratas con 18, los republicanos controlan 68 de las 98 legislaturas estadales, además ganaron el Senado y la Cámara de Representantes (diputados) y el péndulo de la preferencia política parece inclinarse de nuevo hacia los republicanos para las próximas elecciones presidenciales.
Cuando digo que ha sido bueno para Obama es que su imagen todavía es popular en las encuestas, se le tiene por un reformador abnegado y de buenas intenciones, su lucha por los derechos civiles ha sido efectiva sobre todo en los derechos pro-aborto, el matrimonio gay, la despenalización del consumo de drogas, ha sostenido una intensa campaña para aminorar las tensiones raciales entre negros y blancos y ha sido notorio su empeño por reducir la población carcelaria, se ha anotado unos buenos puntos en su lucha contra el cambio climático, la nacionalización de los servicios de salud y en su esfuerzo por otorgarle a los inmigrantes ilegales un nuevo estatus.
Pero el partido demócrata definitivamente se está arriesgando en esta jugada de radicalizar su tendencia socialista, figuras políticas como el Senador Bernie Sanders un extremista de la izquierda quien promete en su campaña para las elecciones primarias entre los demócratas el desmantelamiento del sistema financiero, educación gratuita universitaria para todos, vacaciones pagas para los trabajadores, Sanders ofrece hacer una más justa redistribución de la renta de modo que todos tengan seguro social desde la cuna hasta la tumba, es un claro ejemplo del radicalismo demócrata.
Nancy Pelosi y la representante de California Lynn Woolsey quienes han contribuido a las derrotas del partido demócrata  por sus posiciones intransigentes, han pagado el costo político y muchos analistas advierten que si el partido no hace un viraje hacia el centro, les va a suceder lo que al Partido Laborista Británico, que fue arrollado por el Partido Conservador de David Cameron en una violenta vuelta del péndulo hacia la derecha.
Pero esto parece tenerles sin cuidado, pues se presentan ahora con la candidata Hillary Rodham Clinton, mucho más radical que Obama con los temas migratorios, de género y sexualidad, considera que el tema del encarcelamiento masivo de norteamericanos tiene que resolverse perentoriamente, pero sobre todo, es su promesa de imponerle más impuestos a ese 1% de la población que acapara para sí la mayor parte  de la renta en Norteamérica, una declaración directa de guerra en contra de las grandes corporaciones.
Pero para este arranque de campaña la candidata Clinton se inicia con el problema de haber usado correos privados para su gestión como Secretaria de Estado, que la ley prohíbe expresamente, y a estas alturas no se sabe que tanto daño pueda causar esta violación a la seguridad del país, lo que sí ha hecho es posicionarla en el fondo de las preferencias de los votantes.
Los republicanos han enfilado sus baterías en contra de política exterior de Obama, la lucha en contra del terrorismo y el tema siempre delicado de los impuestos, los demócratas tienen un grave problema y es que, comparados con la administración de Bill Clinton, éste hizo recortes en el gasto de gobierno, favoreció a las empresas reduciendo los impuestos sobre las ganancias y logró terminar su período con un superávit en el presupuesto, pero Obama ha hecho crecer la burocracia e incrementado la deuda interna y necesita imponer nuevos impuestos en la clase media y aumentar las cargas a las empresas para poder sostener sus planes.
En política exterior los demócratas han sufrido fuertes reveces como fue la revelación del espionaje mundial que la NSA sostiene sobre países aliados y que todavía tiene consecuencias sobre las relaciones diplomáticas, la imagen de Obama no ha sido la de un líder asertivo con las crisis producidas por el terrorismo islámico y el poder militar que maneja.
La apertura con Cuba ha sido vista con mas recelo que optimismo, se trata de una apuesta al comunismo más duro y contagioso del planeta y la entrega de las llaves de la ciudad al peor enemigo que los Estados Unidos ha tenido en su historia, sigue insistiendo en el cierre de la cárcel para terroristas en Guantánamo.
La perenne amenaza de Corea del Norte en el sureste asiático es un tema que incomoda por su poca claridad en cuanto a su resolución, igual sucede con los desplantes de Putin y su peligroso juego de ajedrez en Ucrania, y no hablemos de los riesgos que Obama está tomando con los acuerdos en materia del desarrollo de armas nucleares con un Irán fundamentalista, arriesgando para ello la sobrevivencia de su socio y aliado en el medio oriente, Israel.
Los demócratas parecen estar decididos en hacer de los EEUU un país socialista, con un gobierno fuerte, benefactor, con intenso sesgo populista, empeñados en controlar hasta en el más mínimo detalle a su población por medio policiales y establecer vínculos con los gobiernos socialistas y comunistas del mundo.
Hay una legítima preocupación entre círculos de la derecha norteamericana por la apertura del gobierno de Obama hacia el Partido Comunista USA, los sindicatos (el AFL/CIO), gente como Richard Trunka, Carol Browner, Ken Salazar, entran y salen de la Casa Blanca de manera regular, todos son activistas comunistas.
Los Estados Unidos cuenta con el mayor plantel de empresas, corporaciones e industrias productivas del mundo que la hace aún, y a pesar de las políticas socialistas de los demócratas, el país por excelencia del capitalismo, New York sigue siendo el centro financiero del mundo libre, aunque hay una clara tendencia del gobierno central en intervenir y regular su funcionamiento en aras de buscar un equilibrio en las grandes diferencias de renta que existen entre los ciudadanos y por supuesto, la sempiterna búsqueda de la “justicia social”.
Y en esta creciente actividad regulatoria e intervencionista en los quehaceres de las empresas, está alejando a ese país, cada vez más del ideal del libre mercado, de hecho, nunca ha sido menos libre que ahora, pero aún así, todavía cuenta con un sin número de empresas en la vanguardia tecnológica que van a la delantera del gobierno, y gracias a que están innovando todo el tiempo, el gobierno no ha podido regularlos aún.
Digamos como lo hizo el socialista Charles A. Reich en los años sesenta: “En 1789 la nación ofrecía a cada norteamericano un nuevo estilo de vida: todo hombre era libre y tenía el derecho de labrarse su propia felicidad; a través de la forma republicana de gobierno el pueblo sería soberano y ningún poder arbitrario pasaría sobre las personas… doscientos años después este sueño se ha disipado casi por completo.”  Esto lo expresó Reich criticando al sistema capitalista, lo mismo se puede decir hoy pero del socialismo del presidente Obama.
El parque corporativo norteamericano está sujeto no solo a normativas cada vez más complejas y supervisiones más estrictas, sobre todo en el área medioambiental, lo que acarrea un incremento en costos de las empresas para atender estos requerimientos que son a su vez trasladados al consumidor, sino que tienen que soportar una carga impositiva muy fuerte por parte de un estado burocrático, que no deja de crecer y que necesita recursos para poder mantenerse, se produce una espiral de gastos “muy socialista”, que no tiene otra perspectiva sino aumentar.
Tanta injerencia del gobierno en la vida de los ciudadanos ha traído diversos problemas como el caso de George Miller en Georgia, quien en el 2010 fue multado por sembrar demasiado vegetales en su parcela de 1 Ha, o lo que sucedió el 4 de enero de 2011, cuando se aprobó en los EEUU el proyecto de ley H.R. 2751, conocido como el Acta de Modernización de la Seguridad Alimentaria de la FDA (Administración de Alimentos y Drogas).  La misma, marca el fin del derecho del público a cultivar, poseer, comerciar, compartir, alimentar y comer todos y cada uno de los alimentos que Dios (para los incrédulos, la naturaleza) provee, convirtiéndose en la más infame legislación contra el cultivo, comercio y consumo de los alimentos que uno escoja.
O el caso de Gary Harrington, de Oregón, EEUU  quien el 25 de julio de 2012, fue condenado a 30 días de prisión y una multa de 1,500 US$, por recoger y almacenar agua de lluvia y agua proveniente de deshielo, en su propiedad, lo cual es ilegal según las leyes estadales concernientes al agua.  Dos semanas después, Gary se rindió y se presentó a cumplir su condena.
En apariencia, el estamento industrial-militar ha permanecido incólume, probablemente debido a la necesidad de sobrevivencia y defensa en un mundo cada vez más congestionado, donde las crisis surgen en racimos en este enfrentamiento de civilizaciones, pero hay observadores que notan una actitud de claudicación ante la barbarie por parte de la dirección de las fuerzas armadas norteamericanas, una retirada supuestamente estratégica ante el avance de los intereses fundamentalistas y comunistas.
Pero donde radica el principal problema para los norteamericanos es en la intelectualidad, principalmente en las universidades, en los medios de comunicación y muy especialmente en Hollywood, sectores que prácticamente han sido tomados por la izquierda y desde donde se prepara el siguiente paso del proyecto socialista, la hegemonía comunicacional y la continuidad de líderes socialistas en el poder, al costo que sea.
Hay una posición “dura” del stablishment cultural socialista en cuanto el respaldo y difusión de la ideología comunista que la ocultan detrás de la defensa de los derechos humanos y de las libertades de libre expresión, pero su centro es un alegato profundamente anticapitalista y muchas veces antidemocrático; detrás de las campañas ambientalistas y sobre el cambio climático se ocultan los argumentos colectivistas y nacionalistas que evolucionaron del pensamiento nazi y pretende poner a occidentes de rodillas ante el comunismo internacional, impidiendo que desarrolle su mejor y más poderosa ventaja, el crecimiento económico.
Con la popularidad que ha tenido el pensamiento post modernista en las universidades, tienen asegurado la preeminencia del relativismo, la irracionalidad, el nihilismo, la desconstrucción, todas herramientas eficaces para minar el concepto de libertad, verdad y responsabilidad que nos legó la Ilustración y el pensamiento positivista.
El trabajo del socialismo en USA ha sido hasta los momentos soterrado y dirigido hacia las juventudes, pero esa estrategia está cambiando y ahora el despliegue es mucho más abierto y agresivo, afortunadamente, como comenté al principio, el péndulo de la preferencia política de los norteamericanos se mueve de nuevo hacia la derecha, y para fortuna del partido Republicano, cuenta con un semillero de excelentes candidatos para la presidencia.
La sobrevivencia de los Estados Unidos es la única esperanza que tiene el mundo de vivir en libertad, no debemos quedarnos callados mientras vemos, que con el socialismo demócrata, empiezan a recorrer el mismo camino que Venezuela.  - 
Saul Godoy Gomez
saulgodoy@gmail.com
@godoy_saul

EL ENVÍO A NUESTROS CORREOS AUTORIZA PUBLICACIÓN, SIN COMUNISMO UN MUNDO MEJOR ES POSIBLE, ESTO NO PUEDE CONTINUAR, TERCERA VIA, DESCENTRALIZAR, DESPOLARIZAR, RECONCILIAR, DEMOCRACIA PARLAMENTARIA, LIBERTARIO ACTUALIDAD NACIONAL, VENEZUELA, NOTICIAS, ENCUESTAS, ACTUALIDAD INTERNACIONAL,

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada

Comentario: Firmar con su correo electrónico debajo del texto de su comentario para mantener contacto con usted. Los anónimos no serán aceptados. Serán borrados los comentarios que escondan publicidad spam. Los comentarios que no firmen autoría serán borrados.