BIENVENIDOS AMIGOS PUES OTRA VENEZUELA ES POSIBLE. LUCHEMOS POR LA DEMOCRACIA LIBERAL

LA LIBERTAD, SANCHO, ES UNO DE LOS MÁS PRECIOSOS DONES QUE A LOS HOMBRES DIERON LOS CIELOS; CON ELLA NO PUEDEN IGUALARSE LOS TESOROS QUE ENCIERRAN LA TIERRA Y EL MAR: POR LA LIBERTAD, ASÍ COMO POR LA HONRA, SE PUEDE Y DEBE AVENTURAR LA VIDA. (MIGUEL DE CERVANTES SAAVEDRA) ¡VENEZUELA SOMOS TODOS! NO DEFENDEMOS POSICIONES PARTIDISTAS. ESTAMOS CON LA AUTENTICA UNIDAD DE LA ALTERNATIVA DEMOCRATICA

miércoles, 23 de septiembre de 2015

NELSON ACOSTA ESPINOZA, ¿EL MIEDO CAMBIÓ DE BANDO?,

La frase, amigo lector,  es una modificación de la estrofa cantada por  el grupo musical de rap español denominado Los Chikos del Maíz. Sus letras abordan temas como el terrorismo, la monarquía, la situación laboral y la escena hip hop en España. En la actual situación que vive el país este dicho describe el sentimiento que se está anidando al interior de la cúpula del oficialismo.

En fin, ¿el miedo está cambiando de bando? Bien, lo primero es señalar que este sentimiento estuvo acompañando a sectores amplios de la población que temían perder las prebendas que el asistencialismo gubernamental le estaba otorgando. Es indudable que por un largo periodo las políticas de asistencia social (barrio adentro, extensión de las pensiones, salarios mínimos, subsidios de diversos tipos) cumplieron el cometido de generar lealtades e identidades políticas con el régimen bolivariano. Se vendió la idea que un cambio político impulsado por la oposición implicaría poner en peligro esta red asistencial. Este miedo sirvió de contrafuerte defensivo para repeler los avances de los sectores democráticos. Sin embargo, si algo ha puesto en evidencia la actual crisis es la precariedad de esta red asistencial. Cada día estos sectores de la población se sienten defraudados. La desafección e insatisfacción política crece en la medida que la crisis avanza y, el miedo, comienza a cambiar de bando.

Desde luego, para capitalizar esta animadversión política se requiere el diseño, valga la redundancia, de una política explícitamente trazada para interpelar y capitalizar esta deserción del miedo que se encuentra presente en las grandes mayorías de la población. Vale la pena, entonces, preguntarse ¿existe en la oposición una formulación política como la que sugiere esta interrogante? A riesgo de ser calificado de pesimista, la respuesta a esta interrogante es negativa. Pareciera que la dirección política de la oposición espera que la crisis haga su trabajo político. Y, de hecho, los indicadores señalan que electoralmente va a suceder así. La población va a votar, sin miedo, contra el gobierno. Ese voto, dicho de otra manera,  no va a constituir una afirmación de naturaleza político partidista.

Estamos frente a una coyuntura que no debe ser asumida con los dispositivos que prevalecieron en el pasado reciente. Tengo la impresión que existen sectores opositores que se comportan dentro de viejos marcos cognitivos. Parecen calzar, para utilizar el proverbio inglés, dentro de la expresión: Her Majesty´ Most Loyal Opposition. Dicho en cristiano, “La muy Leal Oposición de su Majestad”.

Por otra parte, donde este sentimiento está desgajando almas es en la cúpula oficialista. La política de cierres de fronteras y la ficción que el desabastecimiento es consecuencia directa del contrabando de extracción expresa que el miedo cambio de bando. El temor de perder, no las elecciones, sino algo mucho más significativo, el consenso activo de la población, tiene aterrorizada a la nomenklatura gobernante.

Con una política apropiada, un mensaje radical y positivo se estaría a las puertas de construir la nueva mayoría sobre la cual asentar una nueva organización del espacio discursivo y real del país. Las elecciones parlamentarias es un hecho político importante. Es un punto de partida. Una ocasión para colocar una política en la calle que enfrente a la del gobierno. ¿Se encuentra la dirección política opositora a la altura de este reto? Aún no tenemos respuesta para esta interrogante. Sin embargo, es necesario alertar para que no se repita la conducta exhibida por los parlamentarios del periodo que finaliza.

El oficialismo, por su parte, está huérfano de políticas para enfrentar este fin de ciclo histórico. Es por esa razón que afirmamos que el miedo cambio de bando.

Sin lugar a dudas, ahora la política es así.

Nelson Acosta Espinoza
acostnelson@gmail.com
@nelsonacosta64

EL ENVÍO A NUESTROS CORREOS AUTORIZA PUBLICACIÓN, SIN COMUNISMO UN MUNDO MEJOR ES POSIBLE, ESTO NO PUEDE CONTINUAR, TERCERA VIA, DESCENTRALIZAR, DESPOLARIZAR, RECONCILIAR, DEMOCRACIA PARLAMENTARIA, LIBERTARIO ACTUALIDAD NACIONAL, VENEZUELA, NOTICIAS, ENCUESTAS, ACTUALIDAD INTERNACIONAL,

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada

Comentario: Firmar con su correo electrónico debajo del texto de su comentario para mantener contacto con usted. Los anónimos no serán aceptados. Serán borrados los comentarios que escondan publicidad spam. Los comentarios que no firmen autoría serán borrados.