BIENVENIDOS AMIGOS PUES OTRA VENEZUELA ES POSIBLE. LUCHEMOS POR LA DEMOCRACIA LIBERAL

LA LIBERTAD, SANCHO, ES UNO DE LOS MÁS PRECIOSOS DONES QUE A LOS HOMBRES DIERON LOS CIELOS; CON ELLA NO PUEDEN IGUALARSE LOS TESOROS QUE ENCIERRAN LA TIERRA Y EL MAR: POR LA LIBERTAD, ASÍ COMO POR LA HONRA, SE PUEDE Y DEBE AVENTURAR LA VIDA. (MIGUEL DE CERVANTES SAAVEDRA) ¡VENEZUELA SOMOS TODOS! NO DEFENDEMOS POSICIONES PARTIDISTAS. ESTAMOS CON LA AUTENTICA UNIDAD DE LA ALTERNATIVA DEMOCRATICA

jueves, 17 de septiembre de 2015

NELSON ACOSTA ESPINOZA, CRIMINALIZAR LAS PALABRAS

La injusticia se pronunció. Si amigo lector, tal como lo lee, la decisión de condenar a Leopoldo López a 13 años, 9 meses, 7 días y 12 horas de cárcel pasara a la historia como el primer acto judicial que ha criminalizado a la palabra. En efecto, la sentencia a este joven dirigente  del grupo político Voluntad Popular, no tan solo es contraria al estado derecho, sino igualmente, con ayuda de expertos en lingüística, se pretendió obtener evidencias que permitieran criminalizar sus palabras y atribuirles responsabilidad e instigador de las manifestaciones del año 2014, que provocaron la muerte de 43 personas.

A partir de esta decisión, el discurso político opositor estará bajo sospecha y, podrá achacársele, la responsabilidad de actos de violencia (provocados por el oficialismo) que pudieran suscitarse en jornadas de masas que protesten medidas gubernamentales.

Es evidente, entonces,  que la voluntad de cambio es inexistente dentro del oficialismo. Sufren de una terquedad discursiva que les impide ver la realidad de lo que esta sucediendo en el país. A esta testarudez debemos agregar el hábito de aferrarse al poder y sus beneficios. Circunstancia esta que es típica de regímenes autoritarios y burocráticos. Los sondeos de opinión, por ejemplo, resaltan varias circunstancias. El gobierno se encuentra ubicado en niveles bajos de aceptación y, a pesar de esta realidad, no muestra una voluntad de cambio. Por el contrario, cada día emite señales de querer jugar todas las cartas posibles con la finalidad de mantenerse en el poder. La aberrante sentencia y condena a Leopoldo López es una muestra que ejemplifica esta perversa voluntad.

Los venezolanos se enfrentan a una crisis social y económica profunda. Por un lado, la nomenklatura gobernante presenta síntomas irreversibles de agotamiento, por el otro, la oposición muestra cada día señales de crecimiento. Esta doble direccionalidad es significativa y anuncia, en lo inmediato, el surgimiento de una nueva correlación de fuerzas políticas en el país.

Este último tema es interesante. En ese sentido sería vital investigar las características presentes en la conformación de esta nueva mayoría. ¿Se encuentra ella, por ejemplo, en sintonía con las identidades partidistas presentes en nuestra abigarrada oposición? O dicho en reversa ¿están estas identidades partidistas a la altura de la insatisfacción presente en la población? ¿Los actores que conforman la Mesa de la Unidad comparten el mismo horizonte estratégico? Preguntas vitales. La práctica y el día a día darán respuestas a estas interrogantes.

Es importante tener presente la naturaleza del cambio que se avizora. Comprenderlo y estar a la altura de sus demandas. El que requiere las actuales circunstancias no es de carácter adaptativo. Los de esta naturaleza se llevan a cabo para conservar lo existente. El país demanda, por el contrario, transformaciones  “disruptivas”. Cuidado, no vayan a criminalizar estas palabras. Entiendo por disruptivo cambios que modifiquen la estructura interna del sistema, su identidad y el  sentido de su misión política. Los ciudadanos, y aquí no debe caber ninguna duda,  están apostando por modificaciones de este calibre. Por esta razón se volcaran masivamente a las urnas el 6 de Diciembre. Seria criminal no responder programáticamente a estas expectativas.

Regresemos a Leopoldo López. Es indudable que este líder es, hoy por hoy, el rostro más visible de la oposición democrática. La torpeza gubernamental lo ha colocado en una posición privilegiada. Su sacrificio conlleva un mensaje con una alta carga emotiva: si podemos enfrentar las injusticias y, más temprano que tarde, la alegría se posará de nuevo en los corazones de los venezolanos.

No tengo duda, la política es así.

Nelson Acosta Espinoza
acostnelson@gmail.com
@nelsonacosta64

EL ENVÍO A NUESTROS CORREOS AUTORIZA PUBLICACIÓN, SIN COMUNISMO UN MUNDO MEJOR ES POSIBLE, ESTO NO PUEDE CONTINUAR, TERCERA VIA, DESCENTRALIZAR, DESPOLARIZAR, RECONCILIAR, DEMOCRACIA PARLAMENTARIA, LIBERTARIO ACTUALIDAD NACIONAL, VENEZUELA, NOTICIAS, ENCUESTAS, ACTUALIDAD INTERNACIONAL,

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada

Comentario: Firmar con su correo electrónico debajo del texto de su comentario para mantener contacto con usted. Los anónimos no serán aceptados. Serán borrados los comentarios que escondan publicidad spam. Los comentarios que no firmen autoría serán borrados.