BIENVENIDOS AMIGOS PUES OTRA VENEZUELA ES POSIBLE. LUCHEMOS POR LA DEMOCRACIA LIBERAL

LA LIBERTAD, SANCHO, ES UNO DE LOS MÁS PRECIOSOS DONES QUE A LOS HOMBRES DIERON LOS CIELOS; CON ELLA NO PUEDEN IGUALARSE LOS TESOROS QUE ENCIERRAN LA TIERRA Y EL MAR: POR LA LIBERTAD, ASÍ COMO POR LA HONRA, SE PUEDE Y DEBE AVENTURAR LA VIDA. (MIGUEL DE CERVANTES SAAVEDRA) ¡VENEZUELA SOMOS TODOS! NO DEFENDEMOS POSICIONES PARTIDISTAS. ESTAMOS CON LA AUTENTICA UNIDAD DE LA ALTERNATIVA DEMOCRATICA

martes, 22 de septiembre de 2015

JESÚS R. GONZÁLEZ BRICEÑO.LA DEGRADACIÓN DE LA CUENCA DEL LAGO DE MARACAIBO ES DE MAGNITUD PREOCUPANTE PARA SUS HABITANTES Y ECONOMÍA., UN DÍA DE SEPTIEMBRE DE 2015. SERIE-2

Maravilloso el espectáculo visual, cuando Alonso de Ojeda, 1499, lo divisó por primera vez, y Vespucio, el navegante italiano, lo bautizó como la PEQUEÑA VENECIA , remembrando la esplendidez de la Republica marinera de Véneto, originándose el gentilicio posterior de nuestro país, pero nadie se imaginó, aunque se presentía, que esta porción en forma de herradura desde abajo hasta  su golfo, al norte, contenía las más inverosímiles riquezas de todo tipo, y de un gente que al calor de los españoles, indígenas, africanos y otros minorías étnicas, conformaron el alma zuliana  desde hace mucho tiempo.

La cuenca hidrológica, asiento principal del estado Zulia, es un vaso comunicante con una extensa cuenca  de 76.650 km2, descartando la colombiana, que le permite  vincularse por el norte con El  Golfo de Maracaibo;  noreste con las Serranía de Coro, captando las aguas de ríos como  Pueblo Viejo, Machengo y Misoa; y al descender  de las escarpadas montañas andinas recibe las aguas del Motatan, Torondoy  y Chama y  ,más al sur, junto al Escalante  y el Zulia , al  límite  con Colombia, entre otros, involucrando los territorios de Trujillo, y Mérida y la vecina república hermana.
En el occidente, en la parte de abajo, recibe  una gran porción de aguas dulces del Escalante  y El Catatumbo, que nos trae vida pero también mucho petróleo por los derrames que las guerrillas provocan y dañan nuestro ecosistema.
Al subir por la franja occidental del Lago  de Maracaìbo, disponemos de las aguas dulces de los ríos Bravo, Santa Ana, Apón,  Palmas,  y a nivel  del estrecho El Tablazo, unión de la Bahía con el Lago,  se divisa el sistema de aguas conformado por  las corrientes del Guasare, límite  occidental, El Socuy  y Rio Limón, sistema hídrico más importante de Maracaìbo, con el peligro que representa la explotación insana de la minas a cielo abierto  de carbón, creándose un innecesaria industria de bajo rendimiento  económico,  altamente contaminante de  una subcuenca que es la más poblada  de la región zuliano, con un déficit considerable de agua para el consumo humano, comercial, industrial y agropecuario.
El corazón de la cuenca del Lago se está degradando paulatinamente por diversos  focos de contaminación. En  primer lugar por la explotación petrolera de más de 15.000 pozos petroleros y una red gigantesca de  tuberías, instalaciones, embarcaciones, derrames y accidentes  constantes, desde 1914, que han generado una inmensa riqueza en ingresos petroleros que realmente no han sido aprovechados  por la región zuliana ni por las inversiones regionales y sobre todo nacionales de los hidrocarburos porque los pasivos ambientales son  muy cuantiosos. En la parte occidental  las minas de carbón de Perijà  en el noroccidente y la contaminación  del Catatumbo son, han sido y serán un descalabro ecológico que no está, este último, en nuestras manos evitarlo, por venir del territorio colombiano.
Los ríos andinos  como el Chama, Torondoy,  y Motatan también depositan, además de sus aguas, elementos altamente contaminados  de residuos sólidos, fertilizantes, químicos y otros factores degradantes  a estos  territorios, aguas  del Lago y  avifauna muy abundante por estos lares. Desde Mérida,  Valera y otras poblaciones y cultivos  le llegan estos regalitos al Lago y a su cuenca.
Más al norte,  disponemos de otros importantes focos de contaminación de la COL, Costa Oriental del Lago,  cuyo hundimiento favorece las descargas de residuos sólidos, cloacales, industriales,  urbanos, y del  alcantarillado, por la marcada deficiencia del   tratamiento de estos  contaminantes humanos, químicos e industriales.
En  resumen el ecosistema de la cuenca del Lago de Maracaìbo y sus áreas de influencia directa e indirecta están siendo sometidos, desde el siglo pasado con la intensificación de la industria petrolera, a un proceso constante de deterioro y degradación por  esta  contaminación  en primer grado, y   por los residuos industriales,  principalmente del Complejo Petroquímico del Tablazo, desechos tóxicos de la industria salinera, residuos  y desechos orgánicos con una  intensiva actividad de procesamiento de animales;  con  fertilizantes  y drenajes  pluviales de  las áreas de su cuenca;  residuos líquidos industriales y  aguas residuales de una  gran parte de sus población y actividad manufacturera. Y de  la industria carbonífera que están poniendo en grave peligro, además de su abundante flora y fauna y su riqueza ictiológica de las aguas del Lago.
 El recurso AGUA  es uno de los más amenazados, a pesar de  disponer de un abundante  flujo  de este liquido  dulce en la   parte media, sureste y oeste de su hoya. En el  noreste  de la Sierra de Perijà, la cantidad de líquido  es menor y constituye  la fuente esencial de abastecimiento del Área Metropolitana de Maracaibo, la más poblada de la región y la segunda del país, con problemas de escasez y contaminación. En su Costa Oriental, la segunda más poblada del estado Zulia, a corto y  mediano plazo, existen problemas de suministro de agua potable   y para otros fines, que  cada año se hacen más álgidos por el incremento de la  demanda  demográfica, industrial  y comercial  y por fallas  persistentes del sistema de generación y suministro por tuberías.
La muestra más patente de que este emporio  natural donado por la providencia natural, es el  avance por la   masificación del  proceso de eutrofización por efecto de la lemna, especie de lirio acuático, que se ha extendido ocasionalmente hasta un 15% de su superficie y que constituye un inminente peligro para  la intoxicación de las especies de la fauna y  flora lacustres  y  la desaparición y contaminación de las diversas especies  de peces que hacen vida en el mismo. Y de la actividad humana. El proceso de salinización  es un factor amenazante.
Numerosos programas de recuperación e ingentes recursos financieros se han dedicado para  disminuir  la acelerada contaminación y envenenamiento  de las aguas del Lago de Maracaibo y de su cuenca hidrográfica, pero no han dado los resultados propuestos  y ,actualmente, vemos con  temor y aprehensión que esta situación se está acelerando cada vez más, por falta de una política integral de preservación y neutralización de los factores negativos agravados por el calentamiento global y el cambio climático. Han desaparecidos cientos de cuerpos acuáticos del mundo y sería una tragedia que el Lago de Maracaibo pueda sufrir la misma  suerte.
Jesús Rafael González Briceño
jesusrafael768@gmail.com
@jesusgonzalezbr

EL ENVÍO A NUESTROS CORREOS AUTORIZA PUBLICACIÓN, SIN COMUNISMO UN MUNDO MEJOR ES POSIBLE, ESTO NO PUEDE CONTINUAR, TERCERA VIA, DESCENTRALIZAR, DESPOLARIZAR, RECONCILIAR, DEMOCRACIA PARLAMENTARIA, LIBERTARIO ACTUALIDAD NACIONAL, VENEZUELA, NOTICIAS, ENCUESTAS, ACTUALIDAD INTERNACIONAL,

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada

Comentario: Firmar con su correo electrónico debajo del texto de su comentario para mantener contacto con usted. Los anónimos no serán aceptados. Serán borrados los comentarios que escondan publicidad spam. Los comentarios que no firmen autoría serán borrados.