BIENVENIDOS AMIGOS PUES OTRA VENEZUELA ES POSIBLE. LUCHEMOS POR LA DEMOCRACIA LIBERAL

LA LIBERTAD, SANCHO, ES UNO DE LOS MÁS PRECIOSOS DONES QUE A LOS HOMBRES DIERON LOS CIELOS; CON ELLA NO PUEDEN IGUALARSE LOS TESOROS QUE ENCIERRAN LA TIERRA Y EL MAR: POR LA LIBERTAD, ASÍ COMO POR LA HONRA, SE PUEDE Y DEBE AVENTURAR LA VIDA. (MIGUEL DE CERVANTES SAAVEDRA) ¡VENEZUELA SOMOS TODOS! NO DEFENDEMOS POSICIONES PARTIDISTAS. ESTAMOS CON LA AUTENTICA UNIDAD DE LA ALTERNATIVA DEMOCRATICA

viernes, 4 de septiembre de 2015

ENRIQUE PRIETO SILVA, LA CULTURA MILITAR SOCIALISTA

El concepto de cultura lo manejaremos con el significado más idóneo y precario que se nos ocurre. Así decimos, que la agricultura es el cultivo del campo, o la cunicultura el cultivo del conejo; esto referido al sujeto cultivado. Pero cuando nos referimos al ser humano queremos cambiar la connotación del verbo para definir a la cultura, no como el cultivo del hombre, sino el modelo de sociedad o el hacer de una sociedad; pero de cualquier forma, un hombre culto es un hombre cultivado. Sin embargo, no podemos cerrar el criterio con el simple enunciado de que la cultura es parte del quehacer de un pueblo, porque así como lo vemos en el cultivo de plantas y animales, también el hombre se cultiva en diferentes áreas del quehacer y del pensar; siendo aquí, donde encontramos la cultura militar o del militar. La que a su vez podemos ubicar en tiempo y en espacio, para abarcar estadios del quehacer y del pensar, a fin de compatibilizar la cultura de la sociedad y la de sus integrantes sociales, por lo que uno de ellos es el sector militar.

Cabe entender, que el concepto militar hoy día es muy preciso. Pudiéramos decir, que muy legal y legalizado. En Venezuela, es creado constitucionalmente y regulado por la misma constitución y por su ley específica, que a su vez es constitucional y a nadie le es dado complementarlo, regularlo y mucho menos extinguirlo, toda vez que se le establece como órgano constituido, estableciéndose como una ficción jurídica, parecida o similar a otras organizaciones,  pero nunca igual, ya que en lo intrínseco tendrá un fin totalmente diferente, tanto como son los fines del Estado que lo crea. Quisiéramos entonces de hablar de una cultura militar, ordenada y regida por una legislación derivada del concepto constitucional, pero no es así hoy; cuando se le ha colocado como el pivote de un llamado socialismo, que a más de vergüenza da risa.

Ocupó centimetrajes en la prensa el discurso del coronel Raga, quien como el sonero que rompe el cuero del tambor, reclama a sus congéneres el haberse desviado de la línea socialista para afiliarse en la corrupción; e insiste, en que él es socialista convencido, como lo declaró el “comandante eterno” y no quiere continuar en la lucha por otra vía. Obviamente, este coronel Raga, no solo equivocó su rol, sino que perdió el rumbo de su carrera, como lo perdió el esperpento insepulto, que creyéndose “salvador”, nos hundió hasta la coronilla. Su  slogan: “el hombre nuevo”. Ese que vemos en la frontera con maquina derribando casas, mientras que otros escalan los puentes para “coronar” y los más duermen apacibles su desesperanza y se afligen. Sin dudas, la cultura militar ha cambiado de rumbo; es otra. Es triste decirlo, pero el cultivo del hombre y la mujer de uniformes no saben para que existen. Hablar de socialismo, como la carta escondida, es la mejor demostración del equívoco generacional, cuya cultura se perdió. Dice Raga: “no se puede ser un mono que aplauda cada discurso” y cuando lo seguimos en su discurso captamos con desesperanza un contra porvenir, “¿Cómo un coronel sale 20 veces para Estados Unidos?”. “¿Por qué Barroso es ahora general?”. “Carlos Barroso pareciera que fuera ministro de Uruguay”. “La solución no es votar por el contrario que es peor”. ¡No, no hay dudas, se perdió esta generación militar!; y ojalá no hablemos de cultura, porque si así piensa un militar de esta generación, tenemos que remitirnos a lo que hablamos del cultivo.

Es preferible eliminar la cosecha que pensar que la “revolución” ha logrado el hombre nuevo, porque pareciera preferible regresar al homo sapiens, que cultivar este militar “socialista”. Por fortuna. Los hombres pasan y las instituciones siguen existiendo, mientras persistan los fines que indujeron a crearla. Malo sería, que persistieran los hombres confundidos capaces de violar las reglas, siguiendo a un demente engreído y petulante, quien creyendo hacer patria perdió el país.

Enrique Prieto Silva,
eprieto@cantv.net
@Enriqueprietos

EL ENVÍO A NUESTROS CORREOS AUTORIZA PUBLICACIÓN, SIN COMUNISMO UN MUNDO MEJOR ES POSIBLE, ESTO NO PUEDE CONTINUAR, TERCERA VIA, DESCENTRALIZAR, DESPOLARIZAR, RECONCILIAR, DEMOCRACIA PARLAMENTARIA, LIBERTARIO ACTUALIDAD NACIONAL, VENEZUELA, NOTICIAS, ENCUESTAS, ACTUALIDAD INTERNACIONAL,

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada

Comentario: Firmar con su correo electrónico debajo del texto de su comentario para mantener contacto con usted. Los anónimos no serán aceptados. Serán borrados los comentarios que escondan publicidad spam. Los comentarios que no firmen autoría serán borrados.