BIENVENIDOS AMIGOS PUES OTRA VENEZUELA ES POSIBLE. LUCHEMOS POR LA DEMOCRACIA LIBERAL

LA LIBERTAD, SANCHO, ES UNO DE LOS MÁS PRECIOSOS DONES QUE A LOS HOMBRES DIERON LOS CIELOS; CON ELLA NO PUEDEN IGUALARSE LOS TESOROS QUE ENCIERRAN LA TIERRA Y EL MAR: POR LA LIBERTAD, ASÍ COMO POR LA HONRA, SE PUEDE Y DEBE AVENTURAR LA VIDA. (MIGUEL DE CERVANTES SAAVEDRA) ¡VENEZUELA SOMOS TODOS! NO DEFENDEMOS POSICIONES PARTIDISTAS. ESTAMOS CON LA AUTENTICA UNIDAD DE LA ALTERNATIVA DEMOCRATICA

lunes, 28 de septiembre de 2015

ANTONIO JOSÉ MONAGAS, UNA LECCIÓN DE POLÍTICA, PIDO LA PALABRA, VENTANA DE PAPEL

La palabra del Santo Padre, revolucionó la concepción de la vida del hombre al lograr que éste se compenetre con lo más recóndito que alberga el alma: la forma y la vía a recorrer para situarse entre sus semejantes. O sea, la igualdad.
La política no es sólo gestión. Es también palabra. Por esa razón, es sintaxis. Por consiguiente, es hermenéutica. El problema de no verla así, se da cuando la futilidad en la que se desenvuelve el populismo, lleva a que el ejercicio de la política se apoye en la comedia trágica propia de personajes cuya capacidad histriónica supera el nivel soportable de hipocresía toda vez que asume ésta como criterio demagógico para actuar entre mentiras pronunciadas y engaños decretados.

Quienes en verdad ejercen el oficio de la política en función de objetivos laudables que contribuyan al desarrollo económico y social de pueblos anhelantes de bienestar, buscan comprender las realidades basándose no sólo en la capacidad de otear las divergencias propias de la coexistencia humana. También, en la posibilidad que concede la libertad de la palabra para sustentar la democracia como sistema político. Asimismo, los valores que fundamentan la moralidad y la espiritualidad. Justamente, ello configura el escenario en el cual se puntualizan actitudes enmarcadas por la probidad, la sinceridad y el respeto.

El viaje del Papa Francisco a Cuba y Estados Unidos, sirve de marco conceptual y referencial para aludir lo que acoge la significación de la palabra cuando la misma se utiliza para exaltar voluntades y motivar decisiones que apuesten a exhortar el pluralismo político como cimiento de la tolerancia. Desde luego, no han faltado opiniones que denigren del discurso papal toda vez que, a juicio de quienes lo criticaron, “faltaron palabras como el respeto a los derechos humanos y a la libertad”. Sin embargo, debe reconocerse que el objetivo pastoral de dar un mensaje de misericordia, fue bien recibido. Haber centrado el discurso en la reconciliación y el perdón, tiene una lectura, a toda vista, muy necesaria en términos del rescate de los valores sociales que deben soportar la sana y constructiva movilidad de la sociedad.

El perdón y la reconciliación, no necesariamente deben circunscribirse  a sus acepciones teológicas, aun cuando son conceptos que igualmente quedan a la consideración de cada quien. O sea, según los intereses con los que se miren. Más aún, se advierte que sumada a tan necesarias alusiones, el Papa destacó el “respeto a las diferencias”. Pero sobre todo, la apología que hizo a la noción de “familia”, evidencia que su condición de pastor religioso no lo exime de su función como conductor de procesos políticos en medio de los graves problemas que aquejan al mundo actual. Indistintamente del lugar en el que dignamente le ha tocado blandir su papel de supremo representante de la Iglesia Católica.

La complicada labor como mediador entre Dios y los católicos en la persona de Francisco, le facilita la posibilidad de mediar entre posturas encontradas. Entender la misión que le corresponde como “misionero de la misericordia”, permite también comprender que su palabra aviva sentimientos que impulsan al hombre a actuar en consonancia con las emociones. Y si bien el ejercicio de la política toca la inteligencia emocional, debe aceptarse que por encima de toda referencia religiosa hay un interés por reconocer al otro como semejante. Y eso es lo que endosa la política en su sentido íntegro.

El Sumo Pontífice en su visita a Cuba y EE.UU., demostró actuar con el equilibrio propio de quien sabe conducirse entre dos aguas. Sus homilías y disertaciones, además de sus oraciones, dieron cuenta del sentido crítico que su pensamiento respetuoso alberga toda vez que, sin ofender o sin impugnar abiertamente a nadie, sus palabras simbolizan los postulados de una doctrina social que viene reivindicando la promoción del hombre en medio de un sociedad convulsionada. Pero que no deja de vivir las esperanzas de imponerse a las traumáticas circunstancias que hoy dominan al mundo en casi todas sus dimensiones.

La palabra del Santo Padre, revolucionó la concepción de la vida del hombre al lograr que éste se compenetre con lo más recóndito que alberga el alma: la forma y la vía a recorrer para situarse entre sus semejantes. O sea, la igualdad. Cada discurso, verdaderamente, tiene una carga de sublimidad que logra despertar en todos la virtud más impoluta del ser humano: la política. Su manera de hablarle a todos, enalteció las capacidades creadoras asentadas en la fe. Más, porque sus palabras constituyen, exactamente, una lección de política.

VENTANA DE PAPEL

PASTOR DE ALMAS Y SEMBRADOR DE FE
Pastorear no es asunto sencillo pues ello requiere tenacidad, constancia y manejo de la palabra. Cada rebaño a ser pastoreado, tiene sus peculiaridades dependiendo del propósito. Pero pastorear hombres se convierte en difícil realización puesto que la racionalidad y la espiritualidad que lo caracteriza, obliga a considerar más que su actitud ante los problemas, su alma ante la vida. Y esa virtud sólo está en manos de personas ungidas por la gracia de Dios. El Papa, es uno entre los pocos individuos escogidos para actuar como Pastor de Almas. Pero además, como Sembrador de Fe.
Eso significa una vida dedicada a la oración, a la meditación de los misterios de Dios, al trabajo manual e intelectual, a la vida comunitaria, a la lectura de la palabra de Dios y a la celebración de sus misterios. Pero sobre todo, a vivir para el magisterio de la Iglesia. Es decir, vivir para la enseñanza de los valores lo cual significa además, vivir apegado al amoris officium. O sea, atendiendo al amor como oficio. Eso es el ministerio pastoral. Para ello, necesita comunicarse con la globalidad del mundo político, social y cultural.
Así, tan ardua tarea, compromete al Santo Padre a actuar de conformidad con la Palabra de Dios toda vez que ella recoge los múltiples parajes por los cuales el hombre encamina sus objetivos de vida. Pero la misión del Vicario de Cristo, implica también un compromiso que demanda fe. Por eso, Francisco se convierte en un Sembrador de Fe para actuar con la jerarquía que le permite hacer el ministerio pastoral en nombre de Cristo, con el poder recibido de Cristo a través de la Iglesia y en favor de la misma Iglesia. En consecuencia, su trabajo pastoral necesita realizarlo en comunión con dirigentes del mundo político, cultural y social. Pero siempre apegado a la tradición, magisterio y reglas de fe.
Es cuando se ve al Papa andar por cuanto lugar sea posible para así irradiar valores cuya fuerza pueda pugnar las divergencias que han fracturado naciones completas y al mismo tiempo desarreglado historias. Muchas de ellas transformadas en infinitas catástrofes que atrapan capciosos y distraídos. Por tanto, el mundo se regocija de contar con un hombre cuya sensibilidad y motivación lo hace ser un Pastor de Almas y Sembrador de Fe.
UN PAÍS CERRADO A LA LUZ DEL DESARROLLO
El cerco a las universidades autónomas y experimentales, está alcanzado el objetivo que hace ocho años fue señalado por el contenido de la perversa aunque reprobada, circunstancialmente, Reforma Constitucional.
El sectarismo del régimen, aunado a la indolencia que acompaña todas sus fechorías, ha logrado poco a poco imponer buena parte de aquellas infelices consideraciones. No obstante, el problema se ha extendido a nivel de la Educación Básica. No sólo en lo referente a los salarios de hambre y a las voraces exigencias con lo cual el populismo dominante se sirve para maltratar al futuro del país expuesto a través de los niños y adolescentes bajo régimen educativo. También, mediante el desvío que padecen las escuelas como consecuencia de colocar directores cuyo único crédito es la credencial política otorgada por el PSUV o un consejo comunal afecto al gobierno. Así, sólo está garantizándose un país cerrado a la luz del desarrollo.
 “Un líder puede ser cualquiera a quien las circunstancias lo induzcan a actuar con fuerza. Pero si carece de ideales, capacidad de convicción y espiritualidad, es arrastrado por las confusiones contingentes hasta que desaparece en las arenas de la nimiedad”
Antonio José Monagas
antoniomonagas@gmail.com
@ajmonagas

EL ENVÍO A NUESTROS CORREOS AUTORIZA PUBLICACIÓN, SIN COMUNISMO UN MUNDO MEJOR ES POSIBLE, ESTO NO PUEDE CONTINUAR, TERCERA VIA, DESCENTRALIZAR, DESPOLARIZAR, RECONCILIAR, DEMOCRACIA PARLAMENTARIA, LIBERTARIO ACTUALIDAD NACIONAL, VENEZUELA, NOTICIAS, ENCUESTAS, ACTUALIDAD INTERNACIONAL,

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada

Comentario: Firmar con su correo electrónico debajo del texto de su comentario para mantener contacto con usted. Los anónimos no serán aceptados. Serán borrados los comentarios que escondan publicidad spam. Los comentarios que no firmen autoría serán borrados.