BIENVENIDOS AMIGOS PUES OTRA VENEZUELA ES POSIBLE. LUCHEMOS POR LA DEMOCRACIA LIBERAL

LA LIBERTAD, SANCHO, ES UNO DE LOS MÁS PRECIOSOS DONES QUE A LOS HOMBRES DIERON LOS CIELOS; CON ELLA NO PUEDEN IGUALARSE LOS TESOROS QUE ENCIERRAN LA TIERRA Y EL MAR: POR LA LIBERTAD, ASÍ COMO POR LA HONRA, SE PUEDE Y DEBE AVENTURAR LA VIDA. (MIGUEL DE CERVANTES SAAVEDRA) ¡VENEZUELA SOMOS TODOS! NO DEFENDEMOS POSICIONES PARTIDISTAS. ESTAMOS CON LA AUTENTICA UNIDAD DE LA ALTERNATIVA DEMOCRATICA

martes, 13 de septiembre de 2011

LUCIANO PIRES*: CÓMO CHINA DOMINARÁ AL MUNDO. (DESDE BRASIL)

Algunos conocidos volvieron de China impresionados. Un producto  del que Brasil fabrica un millón de unidades, China en una sola fábrica produce 40 millones.

EL PODER DE CHINA
La calidad es equivalente  y la velocidad de distribución impresionante. Los chinos colocan cualquier producto en el mercado en cuestión de semanas, a precios que son una fracción de los brasileños

Una de las fábricas se está trasladando al interior porque los salarios de la región en que se halla instalada son demasiado altos: 100 dólares. Un obrero brasileño gana 300 dólares mínimo que sumados a los impuestos y otros beneficios equivalen a 600 dólares. Cuando  los comparamos, con los 100 dólares que reciben los chinos sin prácticamente ningún otro beneficio…nos hallamos frente a una esclavitud amarilla, y alimentándola…

¿Horas extraordinarias? En la China…Olvídelas!!! La gente allí está tan agradecida de tener un empleo que trabaja horas extras a cambio de nada…

Detrás de esta “situación” está la gran trampa china. No se trata de una estrategia comercial, sino de una estrategia de “poder” para conquistar el mercado occidental. Los chinos están sacando provecho de la actitud de los “comerciantes” occidentales, que prefieren tercerizar la producción  quedándose tan sólo con lo que le agrega valor: la marca.

Difícilmente podrá usted comprar en las grandes redes comerciales  de los EE.UU.  algún producto “made in USA”. Es todo “made in China”, con una marca estadounidense. Las empresas ganan riadas de dinero  comprándoles a los chinos por centavos y vendiendo luego  por centenares de dólares. Sólo les interesa el lucro inmediato a cualquier precio. Aún al costo de cerrar sus fábricas  y generar una brutal desocupación. Es lo que podría llamarse “estrategia del precio”.

Mientras los occidentales tercerizan sus emprendimientos  y ganan en el corto plazo, China aprovecha ese enfoque  e instala unidades productivas de alta performance para dominar en el largo plazo.

Mientras las grandes potencias mercantiles se quedan con sus marcas, con el diseño..sus garras, los chinos se quedan con la producción, asistiéndolos, estimulándolos y contribuyendo al desmantelamiento de los escasos parques industriales occidentales.

Muy pronto ya no habrá más fábricas de zapatillas deportivas o de calzados en el mundo occidental. Sólo existirán en China. De modo que en el futuro próximo veremos cómo los producto chinos aumentan sus precios produciendo un “shock manufacturero” como sucedió con el shock petrolero en los años 70. Y entonces será ya demasiado tarde.

Entonces el mundo se dará cuenta de que levantar nuevas fábricas tendrá costos prohibitivos y deberá  rendirse al poderío chino. Se dará cuenta de que alimentó a un enorme dragón y se convirtió en su rehén. Un dragón que aumentará gradualmente sus precios, puesto que será quien dicte las nuevas leyes del mercado y será luego quien mande, pues tendrá el monopolio de la producción.

Ya que será también el dueño de las fábricas, de los stocks y de los empleos y quien regulará los precios.

Nosotros, nuestros hijos y nuestros nietos asistiremos a una inversión de las reglas de juego actuales, lo que producirá en las economías occidentales el impacto de una bomba atómica…china. En ese momento, cuando el mundo occidental se dé cuenta, será demasiado tarde.

Ese día, los ejecutivos occidentales mirarán tristemente las ruinas de sus antiguas fábricas, a sus técnicos jubilados jugando a las cartas en las plazas y llorarán sobre la chatarra de sus parques fabriles destruidos.
Y se acordarán entonces, con mucha nostalgia, del tiempo en que ganaban dinero comprando “fardos de mercaderías de los esclavos” y  vendiendo caras sus “marcas registradas” a sus  coterráneos.

Y entonces, entristecidos, abrirán sus despensas y almorzarán sus marcas que ya estarán pasadas de moda y que por tanto, habrán dejado de ser poderosas, porque todas habrán sido copiadas…

REFLEXIONEN Y COMIENCEN YA A COMPRAR PRODUCTOS DE FABRICACIÓN NACIONAL, FOMENTANDO EL EMPLEO EN SU PAÍS, POR LA SUPERVIVENCIA DE SU AMIGO, DE SU VECINO Y HASTA DE USTED MISMO… Y LA DE SUS DESCENDIENTES.

Piensen además…

Y ¿su poderío bélico-militar?

Quedaremos rehenes y a su merced, es decir, estamos hoy alimentando a la cobra que nos morderá en el futuro!

http://www2.lucianopires.com.br/

EL ENVÍO A NUESTROS CORREOS AUTORIZA PUBLICACIÓN, ACTUALIDAD, VENEZUELA, OPINIÓN, NOTICIA, REPUBLICANO LIBERAL, DEMOCRACIA, LIBERAL, LIBERALISMO, LIBERTARIO, POLÍTICA, INTERNACIONAL, ELECCIONES,UNIDAD, ALTERNATIVA DEMOCRÁTICA

2 comentarios:

  1. Caros amigos del Republicano LIberal, de vez en cuando algunos de mis artículos vuelven a circular por Internet con autoría atribuida a terceros. Sin embargo, lo que realmente me deja loco es cuando algunos estúpidos modifican el texto para “mejorarlo” y desnaturalizan lo que escribí. Todo un estupro literario, si me permiten la licencia. ¡Y dejan mi nombre al pie! ¡Es como si atentaran contra mis hijos!

    Por eso estoy republicando mi artículo más violado, que recientemente volvió a circular con fuerza después de ser desfigurado por algún idiota. Entiendo que Uds no tienen culpa pero es imprecindible recuperar lo originalmente escrito y no esa bobajada nacionalista.

    Muchas gracias.

    Luciano Pires

    LOS PRECIOANUROS

    Algunos conocidos míos volvieron de China totalmente impresionados. Un determinado producto del cual Brasil fabrica un millón de unidades por año, una única fábrica china produce cuarenta millones... La calidad ya es equivalente. Y la velocidad de reacción es impresionante. Los chinos ponen cualquier producto en el mercado en cuestión de semanas. Con precios que son una fracción de los practicados aquí.

    Una de las fábricas chinas está de mudanza hacia el interior, pues los salarios de la región donde está instalada están demasiado altos: 100 dólares. Un operario brasileño equivalente gana 300 dólares como mínimo. Lo que, con el incremento de impuestos y beneficios, representa casi 600 dólares. Comparados con los 100 dólares de los chinos, que reciben prácticamente cero beneficios.

    ¿Horas extras? ¿En China? Olvídelo. La gente por allá está tan agradecida por tener un empleo, que trabaja horas extras sabiendo que no recibirá nada por ello.

    Ese es el truco chino. Que no es una estrategia comercial, sino de poder.

    Los chinos están sacando provecho de la actitud de los marketeros occidentales, que prefieren tercerizar la producción y quedarse con lo que “agrega valor”: la marca. Difícilmente usted adquiere en las grandes redes de los Estados Unidos un producto “made in USA”. Todo es “made in China”, con etiqueta norteamericana. Las empresas gringas ganan ríos de dinero comprándole a los chinos por centavos y vendiendo por centenas... Aún al costo del cierre de sus propias fábricas.

    Es lo que yo llamo “estrategia precioanúrica”.

    Mientras los occidentales tercerizan las tácticas y ganan a corto plazo, China asimila las tácticas para dominar a largo plazo. Que las grandes potencias mercadológicas se queden con las marcas, con el design. Los chinos se quedarán con la producción, desmantelando poco a poco los parques industriales occidentales. En breve, por ejemplo, ya no habrá más fábricas de zapatillas alrededor del mundo. Sólo en China, que entonces aumentará sus precios, provocando un “choque de manufactura”, como fue el choque del petróleo en los años ‘70. Y entonces el mundo percibirá que remontar sus fábricas tendría un costo prohibitivo. Percibirá que se tornó rehén del dragón que él mismo alimentó. Dragón que aumentará más aún los precios, pues quien manda es él, quien posee fábricas, inventarios y empleos... Una inversión de juego que tendrá el impacto de una bomba atómica. China.

    Ese día, los ejecutivos “precioanúricos” mirarán tristemente hacia los esqueletos de sus antiguas fábricas, hacia los técnicos jubilados jugando bochas en el clubito, hacia la chatarra de sus parques fabriles desmontados. Y recordarán con nostalgia los tiempos en que ganaron dinero comprándoles baratito a los chinos y vendiéndoles caro a sus conterráneos.

    Y entonces, tristemente, abrirán sus marmitas y se almorzarán sus preciadas marcas.

    ResponderEliminar
  2. What i do not understood is in truth how you're not actually a lot more smartly-favored than you may be now. You are so intelligent. You know therefore significantly in terms of this matter, produced me in my opinion imagine it from so many numerous angles. Its like women and men aren't fascinated except it's something to do with Lady gaga! Your personal stuffs outstanding. All the time care for it up!
    Feel free to visit my web page ... vuelos a china

    ResponderEliminar

Comentario: Firmar con su correo electrónico debajo del texto de su comentario para mantener contacto con usted. Los anónimos no serán aceptados. Serán borrados los comentarios que escondan publicidad spam. Los comentarios que no firmen autoría serán borrados. Si lo desea incorpórese a los seguidores del Blog en la columna de la derecha