BIENVENIDOS AMIGOS PUES OTRA VENEZUELA ES POSIBLE. LUCHEMOS POR LA DEMOCRACIA LIBERAL

LA LIBERTAD, SANCHO, ES UNO DE LOS MÁS PRECIOSOS DONES QUE A LOS HOMBRES DIERON LOS CIELOS; CON ELLA NO PUEDEN IGUALARSE LOS TESOROS QUE ENCIERRAN LA TIERRA Y EL MAR: POR LA LIBERTAD, ASÍ COMO POR LA HONRA, SE PUEDE Y DEBE AVENTURAR LA VIDA. (MIGUEL DE CERVANTES SAAVEDRA) ¡VENEZUELA SOMOS TODOS! NO DEFENDEMOS POSICIONES PARTIDISTAS. ESTAMOS CON LA AUTENTICA UNIDAD DE LA ALTERNATIVA DEMOCRATICA

sábado, 24 de octubre de 2015

LUIS ALBERTO MACHADO SANZ, PIO XII Y LA LEYENDA NEGRA

Pio XII y la leyenda negra



1) La injusta e infundada “leyenda negra” contra Pio XII, la inventó Stalin. La inventó en el año 1948, luego de finalizada “la segunda guerra mundial” y siendo Eugenio Pacelli, el Papa Pio XII, el legítimo sucesor de San Pedro para ese momento.  Su pontificado duró desde el 12 de marzo de 1939 hasta el 9 de octubre de 1958, día de su muerte. Ya veremos por qué fue precisamente en 1948, que Stalin inventó dicha “leyenda negra”.
2) Hay quien por ejemplo dice en clara alusión a Pio XII, que “durante la segunda guerra mundial, la gran mayoría de los cristianos nos quedamos callados ante el asesinato de más de seis millones de seres humanos –mayormente hermanos judíos– que fueron víctimas de otro dictador asesino. Son hechos de la historia que no podemos ignorar” y hay también, quien por ejemplo dice, que hubo una supuesta alcahuetería de Pio XII, con el genocida y antisemita régimen de Adolfo Hitler. Acusan a Pio XII de “hacerse el loco” frente a Hitler, como erróneamente y sesgadamente, lo narra el escritor John Cornwell, en su libro titulado “El Papa de Hitler”.

Obviamente que Hitler cometió el llamado “holocausto” contra los judíos, cuestión que algunos fanáticos anti semitas, todavía niegan, pero eso no fue el caso de Pio XII. Más bien ayudó a los judíos y salvó muchas vidas, como pretendemos demostrar aquí y a la vez desmontar “la leyenda negra” que le montara el genocida de Stalin, pero antes de comenzar con nuestra exposición, expondremos lo que recientemente declarara el Santo Padre Francisco, en una entrevista que le dio en El Vaticano, al diario La Vanguardia:

“Me preocupa… la figura de Pío XII, el papa que lideró la Iglesia durante la Segunda Guerra Mundial. Al pobre Pío XII le han tirado encima de todo. Pero hay que recordar que antes se lo veía como el gran defensor de los judíos. Escondió a muchos en los conventos de Roma y de otras ciudades italianas, y también en la residencia estival de Castel Gandolfo. Allí, en la habitación del Papa, en su propia cama, nacieron 42 nenes, hijos de los judíos y otros perseguidos allí refugiados…

Su papel hay que leerlo según el contexto de la época… También quiero decir que a veces me da un poco de urticaria existencial cuando veo que todos se la toman contra la Iglesia y Pío XII, y se olvidan de las grandes potencias. ¿Sabe usted que conocían perfectamente la red ferroviaria de los nazis para llevar a los judíos a los campos de concentración? Tenían las fotos. Pero no bombardearon esas vías de tren. ¿Por qué? Sería bueno que habláramos de todo un poquito”.

3) Antes de explicar “la leyenda negra”, que como dijimos, la inventó Stalin en 1948, vamos a analizar el contexto previo a “la segunda guerra mundial”, también a “la segunda guerra mundial” en sí misma y también a analizar quién era el monstruo de Stalin.

No olvidemos que “la segunda guerra mundial” terminó en 1945. Alguna razón tuvo que haber para que Stalin inventara “la leyenda negra” en 1948, luego de “la segunda guerra mundial” como tal y en un momento en el que comenzaba la llamada “guerra fría, la cual terminó con “la caída del muro de Berlín”, que fue derrumbado el 9 de noviembre de 1989, fecha que muchos historiadores califican como el final de “la guerra fría” y también el final de la llamada “Unión Soviética”, que no fue otra cosa, que la caída que la caída del marxismo en casi toda la Europa Oriental que comenzó Lenin y el sanguinario Stalin fue uno de sus grandes propulsores.

Todo este derrumbe del “marxismo ruso y sus errores”, fue debido en buena parte debido a la innegable influencia, coraje y valentía, de San Juan Pablo II, su entendimiento de lo que de verdad es el marxismo, entre otras cosas porque lo sufrió en carne propia en su Polonia natal. También en esta caída del marxismo en la Europa Oriental, tuvo que ver Margaret Thatcher la llamada “Dama de Hierro” e igualmente Lech Walesa, el líder polaco de “Solidaridad", quien tuvo todo el apoyo de San Juan Pablo II y de no haber sido por dicho Papa, los rusos lo hubieran aplastado a él y a Solidaridad. 

También tuvo mucho que ver
Mijaíl Gorbachov: premio Nobel de la paz, con su Perestroika (re-estructuración) y Glasnost (transparencia) e igualmente Ronald Reagan, quien también tuvo mucho que ver con la paz de Centroamérica.
No se puede olvidar la famosa frase que le dijera el ex presidente Ronald Reagan a Mijaíl Gorbachov, ex secretario general del Partido Comunista de la Unión Soviética:

"¡Mr. Gorbachev, tear down this wall!”
¡Señor Gorbachov, derribe este muro!”

Reagan dijo esto el 12 de junio de 1987, frente a la Puerta De Brandeburgo, en el aniversario del 750º aniversario de la ciudad de Berlín.

4) Stalin ha sido uno de los más grandes criminales de la historia. Violó todo tipo de derechos humanos. Muchos historiadores opinan que Stalin mató más rusos que los judíos que mató Hitler, dicen que Hitler pudo haber matado a 5 ó 6 millones de judíos. Muchos historiadores opinan que Stalin mató aproximadamente a 20 millones de rusos. Hasta a Trotsky lo mandó a matar Stalin y si bien los sicarios fallaron en el primer intento, que fue a tiros, en el segundo intento lo lograron matar mediante un hacha con la que le perforaron la cabeza, a él y a su esposa. Ambos estaban asilados en México, por un asilo que había dado el presidente mexicano, Lázaro Cárdenas.

Este último ejemplo lo ponemos para que no se nos olvide la clase de hombre despiadado y sanguinario que fue Stalin, que hasta se dice que mandó a envenenar a la esposa, porque le hizo privadamente una crítica de carácter político. Oficialmente se dijo que había muerto de un infarto pero los rumores decían que Stalin la mandó a envenenar. Como algunos de esos papeles que comprometen a Stalin, todavía aparecen como “clasificados”, todavía no conocemos con exactitud, la verdadera magnitud de los atroces crímenes de Stalin.

Además Stalin fue un narciso. A la cuidad de “Volgogrado”, le puso su nombre y la llamó “Stalingrado”. Felizmente, la cuidad recuperó su nombre original, luego del final de la guerra fría de la que antes hablamos.

Sin embargo, Stalin, por lo menos hasta ahora, ha pasado a la historia, con una imagen más positiva que negativa. Como pudiera haber dicho algún historiador:
“Históricamente hablando, hasta ahora la fama de Stalin, no es tan mala”. Más bien, en algunos, es hasta buena. Sin duda Stalin fue astuto, esto a pesar de lo criminal y narciso que fue. A Stalin, bien se lo puede aplicar lo que dijera nuestro Señor Jesucristo y que lo recoge el Evangelio de San Lucas:

“Los hijos de las tinieblas son más astutos en sus asuntos que los hijos de la luz” (Lucas, 16: 8).

 5) Luego de “la primera guerra mundial”, hubo mucha reticencia en entrar en la segunda, ni siquiera Hitler quería llegar a un a guerra, Quería hacer su expansión pero al menor costo posible bélico.  En este sentido sucedió lo siguiente:
En 1940 hubo elecciones presidenciales en Los Estados Unidos de América (USA).Dichas elecciones las ganó Franklin Delano Roosevelt (FDR). Anteriormente a 1940, FDR también había ganado en 1932 y en 1936. “La segunda guerra mundial” comenzó el primero de septiembre de 1939, con la invasión de Polonia, por parte de Alemania. En la campaña electoral para su reelección, FDR prometió que USA no entraría en la guerra.

Como dijimos antes, había una presión muy fuerte para que Los Estados Unidos no se metieran en la segunda guerra Mundial. Sin embargo, el bombardeo por parte de Japón sobre la flota norteamericana en Pearl Harbor, el día 7 de septiembre de 1941, hace que los norteamericanos se vieran obligados a meterse en dicha guerra. Franklin Delano Roosevelt llamó ese día, como “el día de la infamia”.   
Luego de la entrada en la guerra, Franklin Delano Roosevelt, tuvo una frase muy exitosa:

“The only fear we have to fear is fear itself”: “a lo único que hay que tenerle miedo es al miedo”.

Algunos historiadores han dicho que Franklin Delano Roosevelt y el alto gobierno norteamericano, sabían de antemano que venía el bombardeo de Pearl Harbor y que lo dejaron pasar para justificar la entrada de USA en “la segunda guerra mundial”. No somos partidarios de dicha opinión histórica aunque sí dejamos constancia de dicha opinión histórica, que de paso la dicho no pocos, sino muchos historiadores.
Como dato anecdótico comentaremos que el momento histórico era de altísima peligrosidad para la vida del presidente Franklin Delano Roosevelt ya que el servicio Secreto (SS) temía un atentado japonés contra la vida del FDR y vino un momento de mucha preocupación:
El presidente Franklin Delano Roosevelt tenía que trasladarse de La Casa Blanca al Congreso. Esto con el fin de obtener autorización del congreso para que USA pudiera entrar en la guerra. Era algo insólito, pero la verdad era que para ese momento, el Servicio Secreto no poseía un carro presidencial lo suficientemente blindado que le garantizara la seguridad a FDR, en su recorrido de La Casa Blanca al Congreso. El Servicio Secreto estaba muy preocupado hasta que a uno de sus miembros, descubrió lo siguiente:
El único carro que podía brindar la seguridad requerida, era el carro que le habían decomisado a Al Capone. No olvidemos que este gánster cometía sus delitos y fechorías, pero la policía no lograba capturarlo, porque borraba las huellas de sus crímenes y por lo tanto, no habían pruebas en su contra para poder ponerlo preso (una vez invitó a los demás jefes mafiosos a una “cena reconciliatoria” y en vez de reconciliarse con ellos, lo que hizo fue que los mató a todos. A uno de ellos, lo mató personalmente Al Capone, con un bate de baseball).
Sin embargo, a Al Capone, se le “olvidó” pagar impuestos y por ahí lo agarró el IRS, “lnternal Revenue Service”, el SENIAT norteamericano, metiéndolo preso por “tax evasion”, por evasión de impuestos. Por lo tanto, metieron preso a Al Capone. Murió en la cárcel y además, le confiscaron sus bienes, entre ellos, el carro que le podía servir al presidente Roosevelt para ir al congreso.
En consecuencia, el Servicio Secreto echa mano a dicho carro pero lo tuvo que maquillar para disimular que era el confiscado carro a Al Capone. Y así sucedió.  El presidente Franklin Delano Roosevelt fue al congreso en el carro de Al Capone. Cuando el Servicio Secreto le participó a FDR, que iría al congreso en el carro de Al Capone, contestó:
“Espero que el señor Al Capone no se moleste porque le utilicé su carro”.
6) Por otra parte, en aquellos tiempos, en Inglaterra, sucedía lo siguiente:

Churchill era miembro del gabinete de Neville Chamberlain. Churchill era “Primer Lord del Almirantazgo”, lo que equivaldría a “ministro de la marina”. Chamberlain quería negociar con Hitler pero quería negociar lo innegociable, tal cual era permitirle a Hitler que se armara impunemente a cambio que Hitler diera su palabra y prometiera que no invadiría Inglaterra. Chamberlain y el resto del gabinete inglés, excepto Churchill, tenían una visión demasiado ingenua sobre Hitler. Churchill alertaba que con Hitler no había nada que negociar, que si se le permitía impunemente a Hitler a que siguiera armándose desaforadamente como lo estaba haciendo, era inevitable una próxima “segunda guerra mundial”, porque próximamente Hitler invadiría otros países; pero Chamberlain y el resto del gabinete inglés, insistían que había que negociar con Hitler, que la paz estaba por encima de todo, que a toda costa, había que evitar enfrentamientos entre “pueblos hermanos” que tenían inexorables vínculos históricos por formar parte del mismo continente europeo, etc.
Chamberlain, se reúne con su gabinete, para notificarle que va a ir a Berlín para firmar un acuerdo de paz con Hitler, que no era otra cosa que un acuerdo de “no agresión mutua”. El único que se opuso fue Churchill.
Chamberlain va a Berlín. Chamberlain y Hitler firmaron dicho acuerdo que tenía una parte pública, como lo era “un tratado de no agresión mutua entre Alemania e Inglaterra”, pero también había un acuerdo secreto que acordó que Chamberlain se haría el loco frente al armamentismo de Hitler. A cambio de esto, Hitler secretamente se comprometió que solo invadiría una parte de lo que era Checoslovaquia, hoy República Checa, que Hitler reclamaba que históricamente pertenecía a Alemania; y que luego esto, supuestamente Hitler se iba a quedar quieto y tranquillo.
Chamberlain vuelve a Londres y en la estación de tren les enseña el fulano acuerdo de supuesta paz y les dice a los ingleses:

“Aquí les traje la paz”.
Pero… ¿para que sirvió el tal acuerdo de “paz”?
Pues para facilitarle la guerra a Hitler y hacérsela más traumática y dolorosa a sus enemigos…
¿Por qué?
Porque le despejó el camino a Hitler para invadir muy cómodamente a Polonia, como en efecto lo hizo el día primero de septiembre, de 1939, desatando con esta acción, “la segunda guerra Mundial”.
Chamberlain olvidó aquel famoso dicho que dice:
“Si quieres la paz, prepara la guerra”.

Es al propio Chamberlain, al que le toca declararle la guerra a Hitler. Luego de esto, a Chamberlain no le toca sino apartarse y dejarle paso a Churchill para que este sea nombrado nuevo primer ministro. Por existir en Inglaterra un sistema de gobierno parlamentario, a Churchill no lo eligen mediante elecciones sino mediante un acuerdo parlamentario (tampoco la guerra hubiera permitido elecciones). Además, se dio el caso que al poco tiempo de la forzada renuncia de Chamberlain, éste muere de cáncer.
7) Además de invadir Polonia, Hitler continuaba invadiendo el continente europeo en tierra firme y además, comienza el bombardeo feroz contra la isla de Inglaterra, en lo que se llamó “la batalla de Inglaterra”, que se celebró entre julio y octubre de 1940. En esta batalla, Winston Churchill le supo reconocer los logros a sus gobernados. En efecto, fue la primera derrota importante de la Alemania nazi y que frustró el intento de Adolf Hitler de invadir Gran Bretaña. A raíz de esta victoria inglesa, Churchill declararía:

"Nunca antes en el campo de los conflictos humanos, tantos debieron tanto a tan pocos".
Esta frase la dijo en referencia a los miembros de la R.A.F, es decir, la “Real Fuerza Área”.
8) Al igual que Chamberlain, Stalin también había hecho con Hitler, un acuerdo de “no agresión mutua”. Es decir, Stalin estaba “feliz, tranquilo y sin nervios”, buena parte de los países europeos, guerreaban con Alemania mientras que Stalin, como buen astuto que era, se hacia el loco, no guerreaba con los nazis y a la vez, respetaba el tratado de “no agresión mutua entre Rusia y Alemania”. Pudiéramos decir, que al principio de “la segunda guerra mundial” y en buena parte de ella, Stalin estaba cuadrado con Hitler. Uno de los grandes secretos de la astucia de Stalin, era que siempre apostaba a ganador. Stalin hizo política, como el que juega a los caballos, que siempre le apuesta al caballo que cree que va a ganar, siempre se pegó a los políticos que pensaba eran ganadores y por lo tanto, si apostaba bien y ganaba, cobraba.
9) Antes de entrar a analizar la astucia de Stalin, veamos algo muy importante en la historia de Rusia:
Napoleón invade a Rusia, en el año 1812, un momento en que Napoleón estaba relativamente fuerte. Es de advertir que las tropas napoleónicas salieron para Rusia, en el mes de abril, de manera que llegaran a Rusia, en pleno invierno. Como consecuencia, los rusos empiezan a retroceder pero a la vez le van quemando tanto el ganado como los árboles para que no tuvieran facilidades para alimentarse, fue lo que los rusos llamaron "operación tierra quemada”. A la vez, fue avanzando el frío y esto fue complicando cada vez más la invasión de Napoleón. En consecuencia los invasores los franceses tuvieron cada vez obstáculos que aumentaban conforme el hambre y el frío en las tropas francesas.
Cuando Napoleón llega a Moscú, llega con un ejército diezmado, hambriento y disminuido. Además, los rusos abandonan Moscú pero no se van realmente sino que se van a la clandestinidad y en consecuencia, comienzan a provocar incendios, emboscadas, etc. Lo que posteriormente se llamaría “la guerrilla urbana”.
Como dirían hoy en día, los rusos esperaron a Napoleón y a los franceses, “en la bajadita”. Al final, Napoleón tuvo que salir de Moscú, con el hambre y el frío del invierno aumentando. Los rusos se aprovechan de esto y por atrás, le hacen a Napoleón, una especie de “contra golpe” Por lo tanto, Napoleón perdió "la campaña de Rusia", que le costó Napoleón casi quinientos mil franceses.
10) Pues bien, Hitler comete exactamente, el mismo error que cometió Napoleón. Invade a Rusia en el año 1941, para llegar en el invierno. En consecuencia, los rusos que ya tenían experiencia con Napoleón, le hacen a Hitler, exactamente lo mismo, que en 1812, le hicieron a Napoleón. Dicha invasión terminó con la famosa y muy sangrienta “Batalla de Stalingrado” (hoy “Volgogrado”). Dicha batalla fue entre junio de 1942 y febrero de 1943. Hitler perdió aproximadamente doscientos cincuenta mil alemanes. Similar a los franceses, los alemanes tuvieron que volver humillados a Alemania.
Es increíble que un hombre, como Hitler, que fue de todo menos bruto, no haya aprendido la lección que los rusos  le dieron a  Napoleón (Hitler admiró profundamente a Napoleón,  a tal punto que cuando Hitler visita París y visita la tumba de Napoleón en “Los Inválidos”, Hitler pide que lo dejen solo, como en efecto lo dejaron).
Como consecuencia de la invasión de Rusia, se dio la alianza entre Churchill y Stalin, por aquello que dice que “el enemigo de mi enemigo, es mi amigo”. Algo que hasta hacía poco tiempo, parecía imposible.

Para explicar dicho pacto, Churchill tuvo que comparecer ante la Cámara de los Comunes. Churchill lo explicó con otra de sus ocurrencias:

“Si el mismísimo diablo está contra Hitler, voy al mismísimo infierno y hago un pacto con el diablo con tal de derrotar a Hitler”. 

11) Con la compañía de Stalin y Roosevelt, ya todo cambiaba para Churchill. De no haber sido porque Stalin y Roosevelt se sumaron a Churchill, muy probablemente la guerra la hubiera ganado Hitler. Ya sabemos lo que pasó después. La guerra la ganaron “los aliados”. Sin embargo, el ganar la guerra costó lo que después se llamó “la guerra fría, de la que antes hablamos. Una vez más, Stalin jugaba a ganador.

Ya finalizando la guerra, se da lo que se llamó “la conferencia de Yalta”. Fue en 1945, asistieron: Churchill, Stalin y Roosevelt. Estaba finalizando “la segunda guerra mundial”. En dicha conferencia se repartieron el poder político de buena parte del mundo, Stalin reclamó para sí, como botín de guerra, los sitios donde llegó, como por ejemplo, la parte este de Berlín. Por eso, hasta la caída del muro de Berlín, hubo dos Alemania Occidental, auto denominada “Alemania Federal” y “Alemania Oriental”, auto denominada “Alemania Democrática”, que de democrática, nunca tuvo nada.  
Antes de entrar al siguiente punto, vamos a constatar un hecho que más adelante desarrollaremos, porque explica muchas cosas de la llamada “leyenda negra” y es el siguiente:
El ejército ruso liberó el campo de concentración de Auschwitz. Ahora bien, el ejército ruso era el llamado “ejército rojo”, cuyo “comandante en jefe” era Stalin.

12) Visto lo anterior, vamos directamente con la “leyenda negra”:
En 1948, ocurrió en Italia lo siguiente:
Hubo unas elecciones. Los partidarios en disputa eran los comunistas y la democracia cristiana. Todas las encuestas decían que iban a ganar los comunistas. En consecuencia, Pio XII dictó una bula o como canónicamente se llame dicho decreto papal, en el que se establecía que el votara por los comunistas estaba excomulgado.
Además, se le ordeñaba a los religiosos y religiosas de clausura, a salir votar (a favor de los demócrata cristianos o en contra de los comunistas, depende del ángulo por donde se le mire).
Las elecciones la ganaron los demócratas cristianos o la perdieron los comunistas, también depende del ángulo por donde se le mire. Lo claro de todo esto es que de no haber sido por Pio XII, hubieran ganado los comunistas.
Ahora bien, hay que situarse en el contexto de la época. Estamos hablando de los comunistas apoyados por Stalin. Estamos hablando del “camarada Stalin”.  
Además, no estamos hablando de Rusia, estamos hablando de la Unión Soviética, que invadió buena parte de la Europa Oriental.
Por otra parte, que no se entienda que todo aquel que vote por los comunistas, está excomulgado. Ese decreto papal de excomunión fue local, tuvo que ver solamente para esas elecciones y para ese momento.

Al que le parezca esto duro, que piense que hubiera pasado si Pio XII no hubiera frenado el avance comunista en Italia. De haber triunfado los comunistas, en las elecciones de Italia, en 1948, Stalin pensaba tomar revancha y tratar de volver a España, y de ahí, retomar el plan original de expandir el comunismo, que originalmente tuvo en “la guerra civil española”. Franco ganó dicha guerra. Evidentemente que Franco fue un dictador que permaneció 35 años en el poder. No se puede negar que en la guerra civil española, a Franco lo apoyaron Hitler y Mussolini. Con el apoyo de Franco, se realizó el bombardeo de Guernica (“Operación Rügen”), el 26 de abril de 1937. La “Legión Cóndor Alemana” y la “Aviación legionaria Italiana”, realizaron el llamado “bombardeo de Guernica”. En uno de sus famosos cuadros, Picasso inmortalizó este hecho.


Tampoco se puede negar el hecho que a los republicanos, los apoyaron Stalin y demás comunistas del mundo. Esto no quiere decir que todos los republicanos eran comunistas. Los republicanos eran una suerte de mosaico y obviamente que hubo muchos republicanos de buena fe pero también es verdad que por detrás de los republicanos había un plan expansionista de Stalin y del comunismo internacional.

Dicho de otra manera, si los republicanos hubieran ganado la guerra civil española, el comunismo se hubiera apoderado, tal cual una cabeza de playa, de España, para luego tomar Portugal, Francia y así sucesivamente. En Consecuencia, a Stalin se le presentaba una segunda oportunidad en Italia, pero a través de las elecciones. Por esto, Pio XII se vio obligado a frenar el avance electoral de los comunistas en Italia.
Pues bien, Stalin se la juró a Pio XII. Movió sus influencias, sobre todo en algunos, no todos, sectores judíos que manejan muy bien el cine, el Oscar, el New York Times, CNN, etc. Como antes dijimos:
El ejército ruso liberó el campo de concentración de Auschwitz.
Hemos visto muchas películas muy buenas y veraces contra Hitler y el nazismo, tales como “la vida es bella”“la lista de Schindler”, etc. En cambio, por lo menos, yo no he visto ni una película en contra de Stalin y de toda mi vida, soy fanático del cine.
Con todo respeto, consideración y afecto, al pueblo judío, vamos a decir lo siguiente:
La influencia de los judíos, en el mundo del cine, es tan grande, que el actor Jim Caviezel, se quejó de lo siguiente:
Caviezel protagonizó el papel de Cristo, en la excelente película “La Pasión de Cristo”, que magistralmente dirigiera Mel Gibson.
Pues bien, Jim Caviezel fue expulsado del cine, el mismo Caviezel así lo declaró, tal cual Pete Rose fue expulsado del mundo del baseball. Todo ello a raíz de dicha película, que no les gustó a los muy influentes judíos que tienen gran influencia en el mundo del cine de Hollywood.
 De lo antes dicho, se explica el por qué, influenciado por Stalin y demás comunistas, hay algunos sectores judíos, no todos, que le han hecho una guerra histórica a Pio XII, al ponerlo como una suerte de antisemita y vendido a los nazis, pero poco a poco, el tiempo ha ido demostrando que se trata de una conspiración estalinista marxista, que no le perdonan a Pio XII que no les haya permitido apoderarse de Italia, como antes dijimos.
Si lo pudiéremos resumir en pocas palabras, diríamos, que algunos judíos, obviamente que no todos, a lo largo del tiempo, han tenido una serie de “síndrome de Estocolmo” en relación a Stalin. Veamos un instante que es el síndrome de Estocolmo:
En los años 70, hubo un atraco en un banco de Estocolmo que devino en una situación de rehenes. Al final, se solucionó el problema y los rehenes se fueron a sus casas. Posteriormente la policía citó a los rehenes para que fueran a declarar en contra los secuestradores, en contra de sus victimarios.
Pues bien, ninguna de las victimas acudió a la situación para declarar en una acusación contra de los victimarios. Un psiquiatra estudió el hecho y llegó a la conclusión, que en todo secuestro, termina dándose una complicidad entre el secuestrador y el secuestrado, en la que ambos se ayudan y apoyan mutuamente, con el fin de salir bien de la difícil situación y si todo sale bien, el secuestrado, consciente o inconscientemente siente, que le debe la vida al secuestrador porque entre otras cosas, no lo mató, siendo esto, algo parecido a lo que sería el indulto de un toro en una “corrida de toros”.
Por lo tanto, si el secuestrado declara, denuncia o policialmente hablando, reconoce al secuestrador como su victimario, en su mente, consciente o inconscientemente, se puede sentir como un “mal agradecido”, un “falto de solidaridad” y todo tipo de sentimientos de culpa, afines o conexos. 
De acuerdo a esto, en nuestra manera de ver el asunto de “la leyenda negra” que le inventó Stalin a Pio XII, para algunos judíos, Stalin será el monstruo más monstruoso de todos los monstruos, pero Stalin los liberó en el campo de concentración de Auschwitz y además, luchó a favor de ellos en “la segunda guerra mundial”, salvando en consecuencia muchas vidas. Por lo tanto, sería de “mal agradecidos”, ir contra Stalin, así Stalin fuere lo que fuere.
En consecuencia, para algunos judíos, conscientemente o inconscientemente, Stalin será de todo pero es también una suerte de “Moisés” que los liberó de “los egipcios nazis” y los llevó a una suerte de “tierra prometida” al liberarlos del campo de concentración de Auschwitz y al haberlos ayudado a escapar de Hitler.  
Ya cada vez, hay más y más judíos, que se están dando cuenta de la verdad histórica en torno a Pio XII, que verdaderamente salvó a muchos judíos y no como ha pretendido engañar una propaganda elaborada en laboratorios marxistas y a la vez, en colaboración con algunos judíos, de buena fe pero con “síndrome de Estocolmo” como ya dijimos.
13) “Se estrenó en La Santa Sede, el trabajo de la directora Liana Marabini, con testimonios inéditos de la comunidad judía.
El estreno de «una película sobre Pío XII y los judíos», que describe a Papa Pacelli como el “Schindler del Vaticano”, se llevó a cabo en el Vaticano, el pasado 2 de marzo, según indicó “L’Osservatore Romano”, en donde se subraya que la fecha fue elegida porque es el aniversario del nacimiento y de la elección de Pacelli. Titulada “Shades of Truth” y dirigida por Liana Marabini, la película fue proyectada también en el festival de Cannes en mayo y, en septiembre, en Filadelfia, en ocasión del encuentro mundial de las familias, al cual axsistió el Santo Padre Francisco.
 «La película, que fue posible gracias a los testimonios inéditos de algunos judíos salvados por Pacelli, cuyo proceso de beatificación está en curso, pretende demostrar –afirma “L’Osservatore Romano”– la inconsistencia de la leyenda negra sobre los silencios de Pío XII frente a la tragedia de la Shoah». «Fue el “Schindler del Vaticano”», declaró la directora Marabini, y recordó que «Pío XII salvó a más de 800 mil judíos», según lo que indica el periódico de la Santa Sede.
En la antigua polémica en contra de los “silencios” de Pío XII ante el Holocausto, es significativo recordar la decisión que en 1945 tomó el entonces rabino de Roma, Israel Zolli, quien, al convertirse al catolicismo, se hizo bautizar con el nombre de Eugenio en honor de Pío XII y de su actividad en defensa de los judíos.

14) Hubo una serie televisiva llamada “el negro y el Escarlata”, con Gregory Peck y Christopher Plummer. Esta serie cuenta la historia de Monseñor Hugh O'Flaherty, un sacerdote irlandés y funcionario de la curia romana, que salvó a 6.500 judíos y prisioneros aliados. Monseñor O'Flaherty tuvo una organización clandestina que contó con el apoyo de Pio XII.
15)  Pio XII fue declarado Venerable por Benedicto XVI. Su proceso de beatificación sigue en curso. Poco a poco a poco se ha ido desmontando “la leyenda negra”, aunque felizmente, dicha “leyenda negra” ha ido progresivamente disminuyendo con el tiempo, hasta que en nuestra opinión, termine convirtiéndose en “leyenda dorada” para lo cual aún falta tiempo. Bien dice San Teresa:
 “Nada te turbe, nada te espante, todo se pasa, Dios no se muda, la paciencia todo lo alcanza, solo Dios basta”.
Este trabajo es la segunda parte de nuestro anterior trabajo titulado “Pio XII, el gran incomprendido (I).


Luis Alberto Machado Sanz
machadosanz@gmail.com
@caballitonoble 
























     Descripción: Descripción: http://www.reportecatolicolaico.com/wp-content/uploads/2013/10/Luis-Alberto-Machado-Sanz-150x150.jpg
Luis Alberto Machado Sanz
Abogado
@caballitonoble  



 EL ENVÍO A NUESTROS CORREOS, TWITTER Y/O PAGINAS WEB QUE SEGUIMOS AUTORIZA PUBLICACIÓN,

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada

Comentario: Firmar con su correo electrónico debajo del texto de su comentario para mantener contacto con usted. Los anónimos no serán aceptados. Serán borrados los comentarios que escondan publicidad spam. Los comentarios que no firmen autoría serán borrados.