BIENVENIDOS AMIGOS PUES OTRA VENEZUELA ES POSIBLE. LUCHEMOS POR LA DEMOCRACIA LIBERAL

LA LIBERTAD, SANCHO, ES UNO DE LOS MÁS PRECIOSOS DONES QUE A LOS HOMBRES DIERON LOS CIELOS; CON ELLA NO PUEDEN IGUALARSE LOS TESOROS QUE ENCIERRAN LA TIERRA Y EL MAR: POR LA LIBERTAD, ASÍ COMO POR LA HONRA, SE PUEDE Y DEBE AVENTURAR LA VIDA. (MIGUEL DE CERVANTES SAAVEDRA) ¡VENEZUELA SOMOS TODOS! NO DEFENDEMOS POSICIONES PARTIDISTAS. ESTAMOS CON LA AUTENTICA UNIDAD DE LA ALTERNATIVA DEMOCRATICA

martes, 8 de septiembre de 2015

NELSON ACOSTA ESPINOZA, CUIDADO CON UN “MARACANAZO” ELECTORAL

Bien amigo lector, mucho de ustedes se preguntaran que significa esta expresión y cuál es su relación con el tema electoral. Por este término se conoce la victoria, contra todo pronóstico, de la selección de fútbol de Uruguay en el partido decisivo de la Copia Mundial de Fútbol de 1950 frente a la selección de Brasil y celebrado en la ciudad de Río Janeiro.

Este partido se jugó bajo un clima de triunfalismo estimulado por los principales diarios de esa ciudad. Sensación que llevo a estos periódicos a tener sus primeras planas  impresas celebrando por anticipado el triunfo del equipo brasileño. Había muchas carrozas adornadas ya preparadas en Río de Janeiro para encabezar un auténtico carnaval de festejos y ya se habían vendido más de 500.000 camisetas con la inscripción de: “"Brasil Campeão 1950"”; el propio estadio Maracaná (recién inaugurado) se encontraba decorado con pancartas en portugués que decían “Homenaje a los Campeones del Mundo”.

Bien el resultado fue adverso a la selección brasileña. Esto provocó una hecatombe en la opinión pública e, incluso, fue responsable de suicidios entre los fanáticos desilusionados. La selección brasileña jamás volvió a vestir la casaca blanca que lucio aquel 16 de julio de 1950.

La reflexión viene a cuento debido a un cierto triunfalismo presente en algunos dirigentes de la MUD. Esta actitud reposa sobre los resultados de los diversos estudios de opinión que expresan una ventaja electoral considerable de la oposición sobre el oficialismo. Igualmente, este talante tiende a enunciar una suerte de superioridad intelectual sobre el adversario. Esta combinación de triunfalismo electoral y superioridad intelectual puede producir resultados electorales adversos al polo democrático. En corto, pudieran generar un “maracanazo electoral”.

Diversos analistas han advertido sobre este exceso de confianza. Han señalado que la crisis por sí misma no produce automáticamente conductas electorales adversas al oficialismo y, por otra parte, el triunfalismo puede provocar que los electores sientan que su voto no será determinante y no asistan a votar. En un reciente estudio se señalaba: “la MUD no ha presentado la mejor estrategia electoral ni los mejores candidatos. Con lo que cuenta es con una rabia, una frustración, una disminución de la calidad de vida de los venezolanos que incentiva a votar contra el Gobierno Nacional”. La interrogante a dilucidar es ¿está la MUD aplicando la estrategia correcta para capitalizar esos votos?

Aquí entramos en el terreno del papel de las emociones y su capacidad para interpelar y convencer al electorado. Puede parecer duro lo que a continuación voy a señalar. Tengo la impresión que algunos líderes del polo democrático militan en la creencia de poseer una superioridad intelectual sobre su adversario. En otras palabras, estos dirigentes opositores tienden a ser “cerebrales”. Gustan de las estadísticas, de análisis macro económicos,  tasas de inflación y devaluación, etc. Estas aproximaciones los llevan a creer en la “superioridad moral de lo cerebral y racional”. Se olvidan que lo que alimenta las conductas políticas no son actitudes de orden cognitivo sino de naturaleza emocional.

En fin,  parece un error depositar en la crisis económica las expectativas del triunfo electoral. La economía, por sí misma, no genera identidades ni electorales ni políticas. Se requiere saber emocionar para poder convencer. El reto es ubicar los supuestos culturales a través de los cuales poder procesar los niveles objetivos de insatisfacción existente en la población y colocarlos al servicio del cambio democrático.

Retomando el tema futbolístico, podemos concluir así: la emoción uruguaya venció el triunfalismo cerebral del equipo brasileño. Cuidado, entonces,  con un “maracanazo electoral”.

Sin duda alguna, la política es así.

Nelson Acosta Espinoza
acostnelson@gmail.com
@nelsonacosta64

EL ENVÍO A NUESTROS CORREOS AUTORIZA PUBLICACIÓN, SIN COMUNISMO UN MUNDO MEJOR ES POSIBLE, ESTO NO PUEDE CONTINUAR, TERCERA VIA, DESCENTRALIZAR, DESPOLARIZAR, RECONCILIAR, DEMOCRACIA PARLAMENTARIA, LIBERTARIO ACTUALIDAD NACIONAL, VENEZUELA, NOTICIAS, ENCUESTAS, ACTUALIDAD INTERNACIONAL,

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada

Comentario: Firmar con su correo electrónico debajo del texto de su comentario para mantener contacto con usted. Los anónimos no serán aceptados. Serán borrados los comentarios que escondan publicidad spam. Los comentarios que no firmen autoría serán borrados.