BIENVENIDOS AMIGOS PUES OTRA VENEZUELA ES POSIBLE. LUCHEMOS POR LA DEMOCRACIA LIBERAL

LA LIBERTAD, SANCHO, ES UNO DE LOS MÁS PRECIOSOS DONES QUE A LOS HOMBRES DIERON LOS CIELOS; CON ELLA NO PUEDEN IGUALARSE LOS TESOROS QUE ENCIERRAN LA TIERRA Y EL MAR: POR LA LIBERTAD, ASÍ COMO POR LA HONRA, SE PUEDE Y DEBE AVENTURAR LA VIDA. (MIGUEL DE CERVANTES SAAVEDRA) ¡VENEZUELA SOMOS TODOS! NO DEFENDEMOS POSICIONES PARTIDISTAS. ESTAMOS CON LA AUTENTICA UNIDAD DE LA ALTERNATIVA DEMOCRATICA

miércoles, 30 de septiembre de 2015

ISAAC VILLAMIZAR, TRES CONEXIONES PARA EL EQUILIBRIO

El ser humano requiere de tres conexiones vitales para su equilibrio. Así lo revela Carlos Saúl Rodríguez en su reciente best seller “La vida es una sola”.

La primera conexión es con la trascendencia, con el estadio espiritual. El ser humano vive preocupado por lo material, por lo efímero, por lo banal, por lo temporal, por lo que se consume. Generalmente, es en una etapa avanzada de su vida que inclina la balanza, con mayor peso, hacia lo místico, hacia la relación con el Ser supremo, llámese Dios, Alá, Buda, Creador o ese referente de su creencia. Sólo se llega a ello por la fe, que nadie la explica. Parece que Dios es, a un tiempo, lo más claro y lo más impenetrable que existe.  Si tenemos la ocasión de hacernos pensar en esta conexión desde más temprano, habremos hecho una magnífica ganancia en la vida. Tal vez empezamos a apreciar que no estamos solos. Que esta obra grandiosa del universo se generó por un poder divino, sobrehumano y perfecto.  Y a él nos inclinamos con admiración, porque nosotros mismos somos parte de esa creación. Es que hay siempre un nuevo horizonte para los hombres que miran más allá. En esta conexión llegamos a la misma conclusión que Pitágoras: “Dios es el alma de todos los cuerpos y el espíritu del universo”. Y esa verdad nos nutre de una paz espiritual desde nuestra paz interior, para comprender la necesidad de percibir la paz del mundo.
La segunda conexión es consigo mismo. Es el poder de la aceptación y del autoconcepto. Como asienta Carlos Saúl Rodríguez,  somos seres únicos y especiales. Yo diría, irrepetibles. Por lo tanto debemos vernos sin complejos, sin desvalorizarnos, sin autodestruirnos. Esa autoestima la vamos construyendo con nuestros propios caminos de bienestar y con el reconocimiento de los demás. Ello nos da un vigor personal, una fortaleza individual, la capacidad de ser conscientes de que podemos alcanzar las metas que nos fijemos, que podemos flotar sobre las situaciones difíciles y los problemas, así como sobreponernos a cualquier exigencia del entorno. Tenemos nuestra propia forma de ser y actuar. Cada quien tiene un gran talento, una extraordinaria habilidad, una magnífica destreza, y debe explotarla al máximo, para brillar con su propia luz. Como afirma Daniel Goleman, tenemos el acceso a nuestra propia vida emocional, a nuestra particular gama de sentimientos, al sentido de uno mismo, al conocimiento de nuestras fortalezas y debilidades y a la posibilidad de exhibir una disciplina personal. Ello nos da una conexión con la inteligencia emocional.
La tercera conexión es lo que el propio Goleman llama la Inteligencia Social. Es la cualidad de conectarnos de forma efectiva y provechosa con los demás. No podemos permanecer aislados, apartados y perdiéndonos de la extraordinaria ocasión diaria de aprender de los demás, de construir nuestro capital social, de fomentar maravillosas relaciones con nuestros semejantes. Si reconocemos y admitimos que las personas son todas diferentes, que piensan distinto, que tienen su sistema de creencias, intereses y valores propios, no necesariamente coincidentes con los nuestros, entonces lograremos una armonía social. Se trata de la capacidad de sentir las distinciones entre los demás, los contrastes en sus estados de ánimo, de temperamento, motivaciones e intenciones. Ello nos va a generar la posibilidad de trabajar y vincularnos con los demás e incluso de ayudar a las personas para identificar y superar sus problemas.
Qué importante es el equilibrio con estas tres conexiones. Cuánta felicidad nos daría estar claro en cada una de ellas y en sus interrelaciones.  
Sabremos, como nos enseña el Dalai Lama, encontrar el justo equilibrio, sin pedir demasiado.                                                                                                  
Isaac Villamizar
isaacvil@yahoo.com
@isaacabogado 
EL ENVÍO A NUESTROS CORREOS AUTORIZA PUBLICACIÓN, SIN COMUNISMO UN MUNDO MEJOR ES POSIBLE, ESTO NO PUEDE CONTINUAR, TERCERA VIA, DESCENTRALIZAR, DESPOLARIZAR, RECONCILIAR, DEMOCRACIA PARLAMENTARIA, LIBERTARIO ACTUALIDAD NACIONAL, VENEZUELA, NOTICIAS, ENCUESTAS, ACTUALIDAD INTERNACIONAL,

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada

Comentario: Firmar con su correo electrónico debajo del texto de su comentario para mantener contacto con usted. Los anónimos no serán aceptados. Serán borrados los comentarios que escondan publicidad spam. Los comentarios que no firmen autoría serán borrados.