BIENVENIDOS AMIGOS PUES OTRA VENEZUELA ES POSIBLE. LUCHEMOS POR LA DEMOCRACIA LIBERAL

LA LIBERTAD, SANCHO, ES UNO DE LOS MÁS PRECIOSOS DONES QUE A LOS HOMBRES DIERON LOS CIELOS; CON ELLA NO PUEDEN IGUALARSE LOS TESOROS QUE ENCIERRAN LA TIERRA Y EL MAR: POR LA LIBERTAD, ASÍ COMO POR LA HONRA, SE PUEDE Y DEBE AVENTURAR LA VIDA. (MIGUEL DE CERVANTES SAAVEDRA) ¡VENEZUELA SOMOS TODOS! NO DEFENDEMOS POSICIONES PARTIDISTAS. ESTAMOS CON LA AUTENTICA UNIDAD DE LA ALTERNATIVA DEMOCRATICA

viernes, 16 de enero de 2009

*LA CRUDA REALIDAD DE PDVSA, LA FAJA DEL ORINOCO TERMINARÁ COMO UN PARQUE TEMÁTICO REF.: HTTP://WWW.PODER360.COM/ARTICLE_DETAIL.PHP?ID_ARTICLE=1090, 1

A partir de los escasos datos oficiales, Diego González, consultor del Banco Interamericano de Desarrollo, comparte con Poder y Negocios su análisis sobre la situación de la industria petrolera. Una revelación salta a la vista: Venezuela está comprando petróleo para honrar los compromisos adquiridos Por Oscar Medina Nada alentador es el futuro de la industria local de hidrocarburos de acuerdo con el análisis de Diego J. González: de seguir como vamos, lo que viene para Petróleos de Venezuela es un porvenir tan oscuro y viscoso como ese recurso mineral que sostiene a la economía nacional flotando en una burbuja que podría pincharse más pronto de lo esperado, ahora que los precios del combustible se desploman con la crisis financiera mundial.


Pdvsa, a su juicio, no ha hecho lo que debería mientras avanza extraviada comprometiendo su patrimonio en un proyecto que parece no atender otras consideraciones que no sean las de su particular estrategia geopolítica. González es ingeniero en petróleo con estudios en las universidades del Zulia y de Tulsa (Estados Unidos). Pasó 38 años dentro de la industria ocupando puestos gerenciales en el Ministerio de Energía y Minas y en Pdvsa. Fue presidente de la Asociación Venezolana de Productores de Gas y consultor del Banco Interamericano de Desarrollo. Es columnista del diario El Universal y escribe en publicaciones especializadas en el tema energético. Es profesor de postgrado en las distintas universidades nacionales y conferencista en el Programa de Hidrocarburos del IESA. Además forma parte del Consejo Académico de Cedice y de su Centro de Estudios sobre Energía; de la Comisión de Hidrocarburos de Fedecámaras, y es director del Instituto de Prospectiva y Estrategias el Bosque. ¿Cómo podemos saber cuál es el estado de la producción de petróleo en este momento? La producción real de Pdvsa se puede inferir muy fácil por la necesidad que tiene la compañía de comprar altos volúmenes de petróleo y productos para cumplir con sus compromisos tanto
en el exterior, con Citgo, como en Venezuela para completar las cargas de las refinerías que abastecen al mercado interno. En su informe de resultados del primer semestre de 2008, aparece que compró en este periodo cerca de 18 millardos de dólares en petróleo y productos, incluyendo gasolina. Al valor promedio que tiene la cesta en ese informe, 96 dólares, resulta que Pdvsa está comprando más de 1 millón de barriles diarios. ¿Hay otra manera de conocer el verdadero nivel de producción? Otro marcador es el déficit de gas. Como es sabido, el gas natural en Venezuela está casi completamente asociado al petróleo y la poca producción de petróleo se refleja en la baja producción de gas. Y lo vemos por dos vías: es inocultable el hecho de que estamos importando gas de Colombia y Venezuela nunca había tenido esa necesidad. En segundo lugar, las plantas de producción de líquido del gas natural, por donde sale el gas de bombonas, no están procesando los volúmenes que deberían si estuviéramos produciendo los 3.3 millones de barriles diarios que dice Pdvsa. Y eso está reconocido en ese informe de resultados operacionales: se está produciendo menos gas propano en comparación a tres o cuatro años antes. ¿Eso sitúa la producción de petróleo y gas en cuánto? La de petróleo es 2.4 millones de barriles diarios. Y la de gas no debe estar muy por encima de 5 mil millones de pies cúbicos diarios. Poca inversión Siendo Venezuela el país petrolero que es, ¿cómo se explica que tenga que importar gasolina y gas? Pdvsa no está haciendo las inversiones que debe hacer una corporación de su tamaño. Y está también reflejado en su informe: Pdvsa dice que está invirtiendo alrededor de 5 mil a 6 mil millones de dólares en sus actividades de exploración y producción, pero eso es un tercio de lo que invierten empresas como Exxon Mobil y Shell. Una corporación como la nuestra debería estar invirtiendo alrededor de 15 mil millones de dólares. Pero está distrayendo esos dineros en actividades como Fonden y otras cosas y por eso estamos cortos de taladros. Si buscas la información en Baker Hughes, una firma que lleva las estadísticas mundiales de taladros activos en cada país, Venezuela aparece con alrededor de 80, cuando Pdvsa llegó a tener 180 taladros. Para mantener una producción de 3.3 millones de barriles necesitas tener de 130 a 150 taladros activos.


¿Cómo se interpreta que no se estén haciendo las inversiones necesarias cuando durante buena parte del año los precios del petróleo sobrepasaron los 100 dólares? Es que el dinero se utiliza para otras cosas: mantener misiones y a toda esa cantidad de bancos que están por ahí; Pdvsa se ha echado encima las compras de Cantv, Sidor, Electricidad de Caracas y eso hay que pagarlo en dólares. Y ahora se pretende comprar Cemex y el Banco de Venezuela. Esos dineros deberían estar dedicados a las operaciones medulares de Pdvsa. No hay que ser muy inteligente para advertir la necesidad de inversiones que mantengan a la industria… Sí, pero privan los intereses políticos y geopolíticos. Porque, para colmo, de un volumen importante de lo que exporta Venezuela, Pdvsa no recibe nada a cambio, como el caso de Cuba y sus 100 mil barriles diarios. ¿Cuánto de la producción se va en esos acuerdos internacionales? Hay alrededor de 300 mil barriles diarios comprometidos. Y demás de que no se pagan en el tiempo en que corresponde, hasta se ha aceptado el trueque en esos convenios. Con eso no vas a mover una industria. Cuando ha tenido que pagar, Cuba lo ha hecho con bonos del Banco Central de Cuba. ¿Quién compra eso? Eso no tiene valor comercial. Si se estima la producción real de Pdvsa en 2.4 millones de barriles diarios y hay 300 mil comprometidos, ¿cuánto queda para el consumo interno y cuánto se está vendiendo? El consumo interno lo ha ubicado el doctor Ramón Espinasa en cerca de 700 mil barriles diarios. Y para exportar quedarán entonces 1.4 millones, aproximadamente. A partir de esa cifra, ¿cómo determinamos lo que recibe el país por su petróleo? Para calcular los ingresos, esos 1.4 millones no se deben multiplicar por los 100 dólares a los que cotizaba el barril. Los únicos ingresos que vienen al fisco son 30% de las regalías petroleras y 20% por la producción de gas. Luego vienen los dividendos, después de que Pdvsa paga todo, le queda una cifra que también va al fisco. Y el otro concepto es el Impuesto Sobre la Renta. Todo lo demás, lo que va al Fonden, a los bancos y a no sé dónde. No hay contraloría. Es un ingreso al país, claro, pero ¿cómo se manejan esas cantidades? Esa cuenta no es fácil sacarla. Además, de todo lo que vende Pdvsa también tiene que pagar su deuda (que se estima en 15.748 millones de dólares), cubrir sus gastos y sus inversiones. ¿Considerando todos esos elementos hay alguna manera de saber cuánto pudiera ser realmente el ingreso? No, porque hay unas cuentas que no cuadran. Es muy difícil de seguir. ¿Entonces no podemos estar muy seguros ni de cuanto es la producción de petróleo ni de cuanto dinero ingresa? Exactamente. No hay cuentas claras. Y para colmo, esos informes operacionales y financieros descaradamente te dicen que no están auditados. Si no están auditados pueden escribir ahí cualquier cosa. ¿Por qué el último informe oficial del Ministerio de Energía y Minas, el Pode, que tiene 46 años publicándose, data de 2005? No existe información oficial. El techo de los millones ¿Cómo está la situación de los campos? Se ha hablado mucho acerca de que se ha descuidado el mantenimiento de los pozos. Cuando buscas en la historia petrolera de Venezuela, encuentras que en 1985 llegamos a un piso de 1 millón 700 mil barriles y toda el alza que se registró posteriormente fue consecuencia del dinero que se invirtió en la industria: en ese lapso llegamos a tener 180 equipos de perforación, se desarrollaron los convenios operativos, se aupó el Norte de Monagas, entró la Faja del Orinoco, y con todo eso apenas se logró pasar de 1.7 a 3.3 millones de barriles diarios en 2001. En el informe actual ves un pico de 32 mil pozos capaces de producir en el año 2001 y tienes cerrados/reactivables 17 mil pozos. Entonces, cómo es que llegas al 2005 con más pozos cerrados -17.236- y con 32.608 capaces de producir. Estimo que ahora debe haber por lo menos 20 mil pozos cerrados. ¿Y qué pasará con esos pozos? En 2005 ya 53% de los pozos capaces de producir estaban cerrados. Y si tienes los mismos 32 mil produciendo y tienes 20 mil cerrados, podemos estimar que al menos 60% de los pozos que son capaces de producir están cerrados. Una de mis propuestas tiene que ver con esto: reactivar la mitad, que son 10 mil. Y lo multiplicas por un promedio de 150 mil barriles diarios por cada pozo, y obtienes 1 millón y medio de barriles. ¿Quién podría hacer la inversión necesaria para eso? Mediante la figura de los convenios operativos, que llegaron a producir casi 500 mil barriles diarios. Ahora están alrededor de 300 mil, porque los convirtieron en empresas mixtas. ¿Qué se debe hacer con esa cantidad de pozos cerrados? Pdvsa tenía en su sistema la base de recursos, que se manejaba con un modelo matemático que indicaba reparar primero los pozos que se pagan antes y los que tienen mayor tasa de retorno. Según ese programa Pdvsa, por ejemplo, podía perforar mil pozos en el año y reparar otros mil. Siempre quedaba una cantidad pendiente porque Pdvsa tiene una cesta de perforación de nuevos pozos como de 7 mil localizaciones. La Pdvsa vieja, ante la necesidad de aumentar producción, decidió dar el resto a los particulares y así surgió la figura de los convenios operativos. Esos tres convenios reactivaron 3 mil pozos. Para el año 2004 producían 518 mil barriles diarios. Ese fue su pico. Si cada año hubieras desarrollado un convenio, imagínate lo que tuviéramos hoy. Desarrollar convenios operativos parece una posibilidad negada en este momento Tiene que cambiar la política. Van a tener que hacerlo en algún momento porque la producción seguirá cayendo y el número de pozos inactivos aumentará. Y ahora con el petróleo a 40 dólares el gobierno tiene menos para gastar, menos para invertir y menos para pagar deudas. ¿Qué se puede anticipar para los próximos años? Que la producción va a continuar cayendo y seguirá deteriorándose la industria. Además, Pdvsa está haciendo tratos con empresas estatales, con empresas de segunda y quieren que vengan los uruguayos, los malasios, los iraníes, los vietnamitas, que no tienen ni el know how, ni la capacidad financiera y tecnológica. Volvemos a la pregunta: ¿cómo será el futuro? Si seguimos así, será bastante oscuro. A estos precios… Y ya es muy tarde porque está tan entronizada la cuestión política que si trabajan con privados, seguro tendrían que ser Empresas de Producción Social obligadas a construir parques, patios de bolas criollas y escuelitas, esas cosas dificultan los negocios. El otro problema es que una corporación como Pdvsa tiene que planificar sus actividades por escenarios. Y ellos no creen en la planificación a menos que sea esa planificación estatal que ha fracasado en todas partes. Esas inversiones que no se están haciendo hoy serán más costosas mañana Y cada vez será más difícil. Y ves los planes en el informe: además de las filiales, encuentras Pdvsa agrícola, Pdvsa industrial, ¿qué es eso? Y hay otra contradicción en el tema de recursos humanos. En 2002 tenían 45 mil empleados. Y en 2007 son 65 mil. ¿Ha subido la producción en ese lapso? ¿Hay más pozos, más gasoductos, más refinerías? Pdvsa se está llenando de gente que no está asociada al negocio. ¿El Plan Siembra Petrolera no establece inversiones en los pozos? Dice el informe que Pdvsa perforará 6.800 pozos hasta el 2012 y va a reparar 8.100, para llegar a 5.8 millones de barriles diarios. Pero cuando ves la estadística de perforación de pozos en los dos años anteriores te preguntas: ¿de 500 en 500 cómo perforas 6.800? Para lograr la meta de 2005 al 2012 tienes que abrir casi 1.500 pozos al año. Y más grave aún, de los 103 pozos exploratorios que dicen que van a perforar en el plan, logran apenas 5 cada año. Necesitan 20 años para completar su meta. Son contradicciones elementales. ¿Cómo estamos con las reservas? ¿También son un misterio? Eso es peor todavía. En el documento oficial, el Pode de 2005, las sitúan en 80 millardos de barriles. Y en el informe de Pdvsa señalan 99,3 millardos. ¿Y de dónde salieron esos 19,3 millardos más? De la Faja del Orinoco. Con su Plan Siembra Petrolera todos los meses le meten más barriles. ¿Y esas reservas de la Faja cómo las vas a sacar? ¿Cuándo las vas a producir y a cuál refinería las vas a llevar? ¿Para qué abultar sin razón la cifra de reservas? Para llenarse la boca diciendo que somos el país con más reservas en el mundo. Es fútil. Para aprovechar esas reservas hay que meterle mucho know how, mucha tecnología… ¿El destino de la Faja, si seguimos así, es que ese petróleo se quedará ahí bajo tierra?


La Faja terminará como un parque temático para nuestros hijos: aquí quedó enterrado lo que pudo haber sido el desarrollo de un pueblo. ¿Cómo explica Pdvsa que se aprovecharán esas reservas? No dice. Es sólo el número, más nada. El informe de Pdvsa en su página 44, señala que de esos 99,3 millardos de barriles solamente hay 15 millardos en reservas desarrolladas, eso es 16%. Y ese concepto implica que para desarrollar el 84% restante necesitan nuevos pozos, nueva infraestructura de producción, extensiones de flujo, nuevos oleoductos y gasoductos. ¿Dónde están los planes? Deberían ocuparse de tener las reservas desarrolladas, no de sumar más y más.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Comentario: Firmar con su correo electrónico debajo del texto de su comentario para mantener contacto con usted. Los anónimos no serán aceptados. Serán borrados los comentarios que escondan publicidad spam. Los comentarios que no firmen autoría serán borrados. Si lo desea incorpórese a los seguidores del Blog en la columna de la derecha